Posted in:

El principio de la Centralización y del Alineamiento Postural

Postura es la posición en la cual mantenemos nuestro cuerpo contra la gravedad, mientras estamos de pie, sentados o acostados.

La buena postura implica en entrenar el cuerpo para quedarse de pie, para caminar, para sentar y para acostarse en posiciones que generan menos tensión posible en los músculos de soporte y en los ligamentos, sea durante el movimiento o en las actividades de soporte del peso.

La postura correcta incluye mantener los huesos y las articulaciones en alineamiento postural ideal, haciendo con que los músculos sean utilizados de manera apropiada, evitando alineamientos incorrectos de la columna vertebral.

La Importancia de la Valoración Postural en el Método Pilates

Dentro de nuestros estudios de Pilates, la valoración postural es una herramienta de extrema importancia para empezar las actividades.

Lo ideal es que la valoración sea tanto de la parte estática de la postura cuanto de la parte dinámica, así podemos trazar los objetivos correctos y garantizar que el método tenga el efecto deseado de acuerdo con la necesidad de cada persona.

Cuando estudiamos la trayectoria de vida del idealizador del Método, Joseph H. Pilates, podemos decir que la influencia de las técnicas orientales que tienen como objetivo el relajamiento, la respiración, la concentración, el control y la flexibilidad, junto con las técnicas occidentales con énfasis en el movimiento con fuerza, fueron la origen de la esencia de los principios del Método Pilates.

Actualmente, conforma las actualizaciones del Método, los músculos posturales tienen gran influencia en el alineamiento postural del cuerpo. Así, los principios de la concentración, del control motor y de la precisión de los ejercicios parecen estimular la percepción y el alineamiento postural corporal, basados en las respuestas propioceptivas.

El método Pilates es un programa completo de acondicionamiento físico y mental con muchos ejercicios potenciales. Los beneficios del Método Pilates dependen de la ejecución de los ejercicios con finalidad a sus principios (centralización, concentración, control, precisión, respiración y fluidez).

Su técnica fue reconocida cuando ningún de los internos del campo de concentración sucumbió a una epidemia de gripe influenza otras personas de otros campos también fueron víctimas.

La base principal del Pilates está en el fortalecimiento del centro de fuerza, lo cual puede ser llamado de Power House o Core, es compuesto por innúmeros músculos alrededor de la columna lumbar, entre las costillas inferiores y la línea que va de un lado al otro de las caderas, incluyendo el suelo pélvico.

El método Pilates tiene como principal objetivo el trabajo de músculos específicos para engrandecer el concepto de centro de fuerza:

  • Recto del abdomen
  • Oblicuos internos y externos
  • Multifídio
  • Transverso del abdomen
  • Suelo pélvico
  • Diafragma
  • Glúteos
  • Psoas

Eses son los principales músculos estabilizadores del tronco/miembros inferiores, los cuales son responsables por la estabilización estática y dinámica de esa región.

La estabilización central auxilia al individuo obtener gano de fuerza, de control neuromuscular, economía de movimiento, potencia y resistencia muscular, además de facilitar el funcionamiento muscular equilibrado de toda la cadena cinética.

Estabilización de la Columna para el Alineamiento Postural

El Core es muy importante en la estabilización de la columna y de la pelvis durante los movimientos, en la manutención del alineamiento adecuado de la columna contra la acción de la gravedad. En la localización de nuestro centro de gravedad, en la eficiencia de la cadena cinética, en el soporte para los movimientos de los miembros, en la obtención de fuerza para el movimiento del tronco y en la prevención de las lesiones.

Todos eses beneficios pueden ser resumidos en un termo: eficiencia neuromuscular. La eficacia del sistema neural y muscular permite que los agonistas, antagonistas, estabilizadores y sinergistas actúen de manera coordenada en el sentido de producir y de reducir fuerzas, así como estabilizar la cadena cinética en todos los tres planos de movimientos.

La mayoría de las personas se ejercitan sin tener la atención en el principio de cada movimiento. Como resultado vemos la ejecución incorrecta y la alta probabilidad en sufrieren lesiones.

La activación del Core en el principio de cada ejercicio, través de la respiración, hace con que el centro de fuerza sea estabilizado y preparado para ejecutar cualquier actividad.

El Pilates integra todo el cuerpo, trabajando de manera aislada o conjunta, con la aplicación de los principios del movimiento y de estabilidad.

Cada ejercicio es centrado en una musculatura o un objetivo. Las áreas de foco trabajan en niveles progresivos diferentes para la persona crear habilidad y coordinación mientras realiza el ejercicio.

Las desviaciones posturales ocurren cuando la musculatura agonista es débil y estirada, mientras la antagonista es fuerte y acortada. La porción débil de la musculatura permite la deformidad que la porción fuerte genera.

Proceso de Valoración y Factores que influencian en la Postura

Como ya lo dicho anteriormente, la valoración postural es muy importante dentro de nuestra actividad profesional, pues con ella podemos crear un programa de Pilates de manera más global y cualificada.

El proceso de valoración puede adoptar una las siguientes maneras:

Estática

Indica los desequilibrios musculares o las alteraciones en la longitud del músculo (largo, flaco, corto o tenso).

La postura estática indicará áreas de desequilibrios, con la posibilidad de alterar la cualidad del movimiento y la habilidad de realizar el ejercicio.

Dinámica

Es valorada durante el movimiento en las actividades específicas; los ejercicios dinámicos irán demostrar cualquier padrón incorrecto del movimiento, ayudando a determinar los ejercicios de Pilates apropiados.

Existen factores que influencian la postura, como:

  • Condiciones hereditarias
  • Posturas durante el trabajo o durante los movimientos repetitivos
  • Factores patológicos
  • Traumas – resultando en lesiones en los tejidos y/o huesos
  • Equilibrio muscular alterado, o sea, cambios en la interacción entre los músculos o grupos musculares diferentes.

La manutención de la postura se debe a la contracción tónica de las fibras musculares estabilizadores durante un largo periodo de tiempo.

La mayoría de las personas en la sociedad modera, debido a los nuevos hábitos se benefician con los ejercicios que tiene como objetivo el trabajo de los músculos posturales profundos, muchas veces olvidados.

Es muy importante mantener el tronco como una ¨plataforma estable¨ en relación a los movimientos realizados por los miembros. Esta ¨plataforma estable¨ está íntimamente relacionado con la estabilidad del centro de fuerza, la cual puede ser resumida como el restablecimiento bien sucedido de los músculos profundos que mantienen la posición neutra (curvaturas normales) de la columna durante todos los otros movimientos del cuerpo.

Cuando no hay estabilidad del centro de fuerza, podemos observar alteraciones posturales, que son cada día más comunes en nuestros estudios.

Me arriesgo a decir que no tenemos ningún paciente/alumno que no presente ninguna alteración postural en la valoración inicial, o sea, tener el dominio de este asunto y saber cómo elaborar el mejor programa de Pilates para tu alumno, es extremamente importante.

Ahora vamos a detallar las alteraciones posturales que pueden ser encontradas en la valoración estática y sus principales características.

Hiperlordosis

Caracterizada por la inclinación anterior de la pelvis, evidenciando la debilidad de la musculatura del recto abdominal, de los oblicuos externos, del glúteo máximo y del glúteo medio.

Según Kendall y McCreary (1983), los músculos isquiotibiales están de alguna manera estirados, pero pueden o no estar débiles.

Se nota también la posición flexionada de la cadera, haciendo con que los músculos aductores estén contraídos; además de los músculos de la región lumbar y flexores de cadera estén acortados y fuertes.

Cuando pensamos en normalizar todas las alteraciones, necesitamos fortalecer y tonificar los músculos abdominales (recto del abdomen y oblicuos externos), aumentar la flexibilidad de los músculos extensores de la espalda (multifídio y erector de la espina), de los isquiotibiales, de los flexores y de los aductores de la cadera.

Rectificación Lumbar

Ese padrón muscular es caracterizado por una curvatura de la lumbar reducida, la cabeza y la curvatura torácica están en anteversión y la pelvis se encuentra posteriormente inclinado.

Los músculos recto abdominales y los isquiotibiales están acortados – las rodillas pueden estar ligeramente flexionadas; ya los flexores de la cadera presentan debilidad.

Las recomendaciones para mejorar la postura rectificada son: estirar los isquiotibiales, fortalecer o tonificar los flexores de la cadera y estirar el músculo recto del abdomen.

Cifosis

Es caracterizada por una curvatura excesiva en la parte torácica de la columna vertebral, la cabeza o el mentón están proyectados hacia afrente, la cervical en hiperextensión.

La musculatura del trapecio (porción descendente) y de los pectorales están acortadas, así las escápulas tienen un padrón de abducción.

Los extensores torácicos, el trapecio, el serrátil anterior y la parte espinal del deltoides están estirados o inactivos.

En esa relación postural necesitamos mejorar el alineamiento de la cabeza; fortalecer el trapecio, los romboides y la parte espinal del deltoides; mejorar la fuerza de los miembros superiores, auxiliar en la mejora del alineamiento pélvico; reducir la retracción y la depresión de las escápulas y estirar la musculatura de los pectorales.

Dorso Curvo

Indicada por el posicionamiento de las caderas proyectadas hacia frente y por la inclinación anterior de la pelvis.  La lordosis cambia su forma de curvatura para una desviación profunda, menor.

La cifosis torácica es mayor y se puede prolongar hasta la parte lumbar de la columna vertebral.

Las características incluyen:

  • Cabeza proyectada hacia afrente, con debilidad de los flexores del cuello
  • Postura ligeramente con aumento de la cifosis
  • Debilidad de los extensores torácicos
  • Columna lumbar rectificada
  • Pelis se encuentra nivelada, pero las caderas están proyectadas hacia afrente
  • Debilidad de los flexores de la cadera y del glúteo
  • Tensión del músculo tensor de la fascia a lata
  • Isquiotibiales encortados y fuertes, haciendo con que las rodillas se mantengan en hiperextensión
  • Oblicuos externos extendidos e internos con alteración o encortados

Para esas personas tenemos que mejorar el alineamiento del pie, fortalecer los flexores profundos del cuello, del trapecio, de los erectores de la espina y los flexores de la cadera, también estirar los isquiotibiales, los pectorales y el deltoides.

Conclusión…

Las alteraciones posturales acometen los individuos que no se adaptan al reclutar la musculatura necesaria durante los ejercicios y, principalmente, durante las actividades de vida diaria.

Estudiando la biomecánica de las alteraciones posturales y el método Pilates, percibimos algo en todas las mejorías necesarias para que el individuo que presenta la alteración postural, con dolor o no.

Ellas empiezan con el entendimiento del reclutamiento de la musculatura que compone el centro de fuerza y la manutención de esa contracción durante los ejercicios y las actividades de vida diaria.

 

REFERÊNCIAS BIBLIOGRÁFICAS
  • JUNIOR, P.C.N; et al. Os efeitos do método pilates no alinhamento postural: estudo piloto. Fisioterapia Ser, v.3, n.4, 2008.
  • LATEY P. Updating the principles of the Pilates method – Part 2. J Bodywork Mov Ther; v.6, n.2, p.94-101, 2002.
  • KOLYNIAK, I.E.G.G; et al. Avaliação isocinética da musculatura envolvida na flexão e extensão do tronco: efeito do método Pilates®. Rev. Bras. Med. Esporte, v.10, n.6, p.70-79, nov./dez., 2004.
  • MARÉS, G; et al. A importância da estabilização central no método Pilates: uma revisão sistemática. Fisioter. Mov., v.25, n.2, abr./jun., 2012.
  • MASSEY, Paul. Pilates: Uma abordagem anatômica. Barueri, SP: Manole, 2012.
  • PILATES, Joseph H. A obra completa de Joseph Pilates. Sua Saúde e O retorno pela Contrologia. Tradução de Cecília Panelli. São Paulo: Editora Phorte, 2010.
  • ROSÁRIO, J.L.P do; et al. Reeducação postural global e alongamento estático segmentar na melhora da flexibilidade, força muscular e amplitude de movimento: um estudo comparativo. Fisioterapia e Pesquisa, v.15, n.1, p.12-18, 2008.
  • SILER, Brooke. Corpo Pilates. São Paulo, SP: Summus Editorial, 2000.
  • SINZATO, C.R.; et al. Efeitos de 20 sessões do método Pilates no alinhamento postural e flexibilidade de mulheres jovens: estudo piloto. Fisioter Pesqui; v.20, n.2, Abr.-jun., 2013.

Written by Michelle de Aguiar Zacaria

Michelle de Aguiar Zacaria

Graduada en fisioterapeuta con especialización en Fisioterapia Hospitalario y en Fisioterapia en Terapia Intensiva, con énfasis en terapia respiratoria. Formación en Pilates Suelo, en Pilates Clásico, en entrenamiento funcional y rehabilitación funcional. Curso de formación en Entrenamiento Funcional. Cuando era bailarina, buscó el método para tratar una lesión y se enamoró completamente por el método.

5 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *