Posted in:

La Biomecánica del Método Pilates: Conceptos que todo Instructor de Pilates tiene que saber!

Durante mucho tiempo, los estudios de los movimientos corporales fueron realizados basados en el cuerpo estático. Lo que promueve un gran conocimiento sobre: los ligamentos, músculos, huesos y variadas estructuras corporales. Aparte de una importante variedad de principios y técnicas utilizadas hasta el día de hoy. Entretanto, poco de la biomecánica del Método Pilates fue explotado hasta los días actuales.

Leyendo este texto, comprenderás la importancia de dominar la biomecánica de cada movimiento realizado dentro del Pilates.

Después de conocer este tema, descubrirás el cuanto será más fácil, tus clases serán más objetivas y tu tratamiento con tu alumno/paciente.

Infelizmente este tema es olvidado en los Estudios actuales y muy pocos son los profesionales que entienden el cómo, porqué, cuándo y con cuál intensidad aplicar un ejercicio. Infelizmente, los profesionales no saben porque les falla el conocimiento necesario de la biomecánica.

Sobre los Conocimientos de la Biomecánica del Método Pilates

En este pequeño texto, yo apenas introduzco el tema y su importancia. No tengo dudas de que si tú dominas este aspecto, tu nivel como Instructor irá aumentar muchísimo así como tu autoridad ante tus alumnos.

Estés seguro que: ¡Tus alumnos van a notar la diferencia y tendrán mucho más confianza en ti!

A pesar de ser uno de los sueños de Joseph Pilates, tal vez ni él mismo lo imaginaría el rumbo que su Método tendría en todo el mundo. Y como ya lo sabemos, el crecimiento acelerado de cualquier cosa, tiende a dejar “agujeros” y puede que se escapen algunos puntos importantes. Con el Pilates, no es diferente, y por eso, la importancia de fijarnos en la biomecánica del Método Pilates.

A pesar de todo el éxito y de las variadas vertientes del Pilates, jamás podemos dejar de entender la base biomecánica existente por detrás del Método. Para poder disfrutar de todo que el Método Pilates no ofrece. Entendiendo así, porqué Joseph Hubertus Pilates fue un genio, muy por delante de su época.

Joseph Pilates en su libro “Tu Salud”, ya clamaba por más conocimientos y decía que:

Contrología es el control consciente de todos los movimientos musculares, el correcto uso y la correcta aplicación de los principios mecánicos que abarcan la estructura del esqueleto, un completo conocimiento del mecanismo del cuerpo y una comprensión total de los principios de equilibrio y gravedad, cómo en los movimientos corporales durante la acción, en reposo y en el sueño.

Este pedido de Joseph fue seguido con el incremento de nuevas pruebas diagnóstico y técnicas de laboratorio. Lo que permitió que sus ejercicios fuesen estudiados profundamente, de forma que tuviéramos más comprensión del cuerpo en movimiento.

Lo que nos viene proporcionando la quiebra de muchos paradigmas en diversas áreas, surgiendo así una biomecánica más precisa, eficaz y por veces incluso contraproducente.

La Importancia del Power House

Vamos a hablar un poco sobre el concepto de estabilidad central, del core o Power House, bajo la visión de la física.

Panjabi, un ingeniero biomédico, fue el primer a hablar sobre el concepto de la estabilidad dentro de la cadena cinética. Él afirmó que la instabilidad central sería la causa principal de lesiones, y por consiguiente, dolor en nuestros alumnos.

A partir de esto, Paul Hodges, profesor y Principal Investigador Sénior, en la cátedra de fisioterapia en la Universidad de Queensland (Australia) desarrolló el concepto de estabilidad central a través del Power House.

Donde certifica que cuanto más estable es un cuerpo, menos lesiones este cuerpo tendrá. Este concepto fue muy bien desarrollado y con bases científicas. Entretanto, si pensamos en física pura, el concepto está incompleto, pues se confunde estabilidad con rigidez.

Estabilidad x Rigidez: Entienda el Concepto y mejore el Tratamiento

La mecánica es la parte de la física que abarca el estudio y análisis del movimiento y reposo de los cuerpos. Aparte de su evolución en el tiempo, sus desplazamientos, bajo la acción de fuerzas y sus consecuentes efectos  sobre su entorno.

El concepto de estabilidad debe ser capaz de transformar la energía potencial* gravitatoria de un cuerpo en energía elástica. Esto por los músculos y tendones, almacenando esta energía para el movimiento (energía cinética).

*La Energía Potencial es la energía que se puede almacenar en un sistema físico que tiene la capacidad de transformarse en energía cinética. Conforme el cuerpo pierde energía potencial, gana energía cinética y viceversa. Es la energía que corresponde al trabajo y la fuerza Peso – Gravedad.

 

Es la energía cinética almacenada por un cuerpo que generará la estabilidad de modo a ahorrar energía para el movimiento corporal. Respetando de este modo, las tres leyes que rigen el cuerpo: ahorro, equilibrio y confort.

Pero este concepto se puede confundir. En cuerpo rígido es una nube de partículas cuya distancia entre ellas no cambio en el espacio. Y un cuerpo rígido pierde la capacidad de absorber la energía gravitacional a su favor.

Cuando hablamos en rigidez, en realidad estamos hablando y un cuerpo estable, con su PowerHouse accionado. Capaz de generar estabilidad suficiente de su potencial gravitacional para transformarla en energía elástica, por sus músculos y tendones en energía cinética.

En el caso de un PowerHouse buen accionado, debemos obtener la suficiente estabilidad. Esto sin perder la movilidad necesaria para que este cuerpo pueda moverse de forma económica y sana.

Aparte de esto, la incrementación de la rigidez de un cuerpo, puede ocasionar innumerables quiebras de conceptos físicos para la promoción de la salud articular del mismo. Además de proporcionar a este cuerpo el aumento de la presión intracavitaria.

Lo que genera fugas (incontinencia urinaria), hernias inguinales y umbilicales, hemorroides…y otras complicaciones, aparte, claro está, de la imposibilidad de almacenar energía potencial cinética para este cuerpo.

La Columna Funcional Estática y Dinámica

Vamos a entender mejor este concepto de estabilidad descrito por Paul Hodges. Que, como ya he dicho antes, no está equivocado, pero si incompleto, y cómo usar este concepto en nuestra práctica clínica.

Según Kapandji, en la columna poseemos las cifosis y las lordosis, curvaturas alternadas para distintas funciones.

Las cifosis tienen la función de protección de nuestros principales órganos y sirven como puntos fijos para que los músculos puedan realizar los movimientos en las lordosis.

Estas curvaturas están presentes para distribuir de forma considerable la fuerza de compresión axial (fuerza gravitacional).

Existen dos tipos de columnas: la del tipo funcional dinámica y la del tipo funcional estática.

Columna del tipo funcional estática es definida como una columna que tiene sus curvaturas menos acentuadas. O sea, rectificada. Este tipo de columna tiene su equilibrio mucho más precario. Y esta persona está mucho más susceptible a caídas, pues cuánto menos movilidad, menos estabilidad y menos equilibrio, resultando en más caídas.

Columna del tipo funcional dinámica tiene curvaturas más móviles, acentuadas con más movilidad y por lo tanto, más susceptibles a lesiones.

Luego, tenemos aquí un dilema, nuestra columna debe ser estable lo suficiente para soportar la fuerza gravitacional, y móvil lo bastante para ser flexible. Y si estas curvaturas están equilibradas, menos posibilidad de lesiones.

¿Dónde enfoco mi Atendimiento?

Sabiendo de la necesidad de movilidad y estabilidad de la columna vertebral, en nuestro atendimiento, ¿debemos enfocar siempre en el concepto de la estabilidad?

Claro que no, pues si siempre enfocamos en la estabilización, crearemos un cuerpo muy rígido. Y cuánto más rígido este cuerpo, menos movilidad nuestro alumno tendrá.

Por consiguiente menos capacidad de almacenar toda la energía potencial elástica a su favor. Este cuerpo estará susceptible a perder estabilidad durante el movimiento por no tener movilidad. Además de no respetar uno de los principales legados dejado por Joseph Pilates, el de la movilización de las vértebras.

Este alumno difícilmente realizará un Rolling Like a Ball con perfección. Aunque se respete el movimiento fundamental de tronco, el concepto de coordinación motora descrito por Madame Bézières y Madame Piret.

El contrario también se aplica, si estuviéramos delante de un cuerpo muy móvil, éste nada tendrá de rigidez. Perdiendo estabilidad cuando se coloque su masa en movimiento.

Siendo que: fuerza es igual a la masa por la aceleración, este cuerpo en aceleración estará totalmente instable y, por lo tanto, con la fuerza disminuida.

También no se consigue utilizar la energía gravitacional o potencial para almacenar energía de movimiento para la cadena cinética del movimiento.

Sus músculos están muy flácidos, estirados, totalmente fuera de la curva de largura X tensión para generar una contracción eficiente. Y su tronco estará completamente inestable, muy expuesto a posibles lesiones.

¡Las 3 Leyes Corporales que tú nunca debes olvidar!

En un cuerpo sano, su sistema estabilizador en equilibro debe respetar las tres leyes corporales:

  • Ley del Equilibrio: En nuestra fisiología, el equilibrio corporal, en toda su dimensión corporal (parietal, visceral, hemodinámica y neurológico). Es siempre prioritario y las soluciones que se encuentren serán siempre económicas.
  • Ley del Confort: El funcionamiento del cuerpo es fisiológico y siempre confortable. Ya el comportamiento de un cuerpo no fisiológico, estará siempre en la búsqueda de la conservación del equilibrio, teniendo como prioridad, la ausencia de dolor.
  • Ley de Ahorro: Este cuerpo hará de todo para no sufrir, aunque este esquema adaptativo comprometa nuestra movilidad, llevando a un desgaste excesivo de energía y posteriores deformidades corporales.

Estas tres leyes: confort, ahorro y equilibrio del cuerpo deben ser capaces de transferir ahorrativamente a través de su movilidad y rigidez (estabilidad). Permitiendo que sus músculos y tendones utilicen la energía potencial elástica a su favor.

Por lo tanto, cuando pensamos en estabilidad, debemos recordar también de la necesidad de equilibrio entre la rigidez central y la movilidad.

Entendiendo este concepto, podemos certificar la genialidad del maestro Joseph Pilates. Que hace aproximadamente cien años, ya proponía una revolución en la forma de ejercitarse.

Aprovechando en su Método, el concepto de movilidad en variados ejercicios. Y la fuerza central, muchas veces al mismo tiempo, en el mismo ejercicio, generando cuerpos: estables, estirados, fuertes (sin la necesidad de fibras hipertróficas en anchura, pero si en largura).

Incrementando así, la capacidad del músculo, comportarse como un muelle, y por lo tanto, equilibrados, dentro del concepto de estabilidad, sólo tenemos que mirar los cuerpos de los practicantes de Pilates.

Práctica en el Studio: ¿Qué hacer?

En nuestra clínica diaria, aplicando el concepto propuesto por Joseph Pilates, y ahora, explicitado por la física. Debemos pensar en los dos tipos de columnas propuestos por Kapandji. Por si nuestro alumno presente una columna del tipo funcional estática, más rígida. Como por ejemplo, un alumno con hipercifosis, o totalmente rectificado, el opuesto de lo que Joseph Pilates creía correcto.

Columnas completamente rectas, como ya hemos leído en el inicio del texto, que en éste punto, Joseph estaba equivocado. Hoy sabemos de la importancia de las curvaturas fisiológicas de la columna vertebral.

Esto, para mejorar la distribución de la fuerza axial sufrida en todo momento. Sea por la acción de la fuerza gravitacional y de la fuerza de reacción del suelo. Primero debemos devolver la movilidad de la columna, prioritariamente.

He dicho prioritariamente, no debemos dejar de ejercitar su fuerza central, pero debemos recalcar su movilidad. Y por el contrario, si estuviéramos delante de un alumno con una columna del tipo funcional dinámica con aumento de las curvaturas fisiológicas.

Como por ejemplo, un alumno con hiperlordosis, y por lo tanto, muy móvil, poco estable, con poca o ninguna absorción de la energía potencial y luego, con poca fuerza, muy susceptible a lesiones. Nosotros, los profesionales del movimiento, debemos priorizar el aumento de la estabilidad central, el Power House.

Recordando que las curvas secundarias, las lordosis, generalmente son más móviles que las curvas primarias, debiendo ser estabilizadas. Ya las cifosis, generalmente son más rígidas, debiendo, por lo tanto, ser movilizadas.

Cuando estamos delante de una columna del tipo funcional dinámica y vayamos a dar énfasis en la fuerza central, con podemos olvidar del músculo psoas, que al principio, debe ser completamente aislado.

La Biomecánica del Pilates: El Roll Up

Un buen ejercicio para empezar un trabajo eficiente con un alumno rectificado, sería el Roll Up. Un ejercicio de nivel iniciante, que tiene entre sus objetivos movilizar la columna.

En el Roll Up, la posición inicial del alumno es en decúbito dorsal, con la columna neutral y la cabeza apoyada en la base del cráneo. El Instructor solicitará la acción del Power House y el accionamiento de la línea media de los miembros inferiores.

Aparte del accionamiento de los aductores de cadera, pues será en punto fijo para la subida.

Mirando bien el alineamiento de los pies en flexión dorsal, y también el posicionamiento de los dedos. Pues la flexión dorsal debe de ser hecha con el tibial anterior y no con los extensores de los dedos.

Dedos éstos, que deben estar en perfecto alineamiento, a partir de esta posición, se le solicita la flexión de la columna cervical durante la fase de expiración. Siguiéndole la columna dorsal y lumbar, los primeros treinta y cinco grados de flexión son hechos por la cabeza, sin ninguna participación cervical.

A través de los supra e infra hioideos y leve contracción inconsciente del masetero para mantener a la boca cerrada durante el ejercicio. A partir de ahí, el movimiento se construye con el hundimiento del esternón para construir la flexión seguida de vertebra a vertebra.

Con ligera inclinación del pubis al ombligo, el enrollado se hace en el sentido caudal. En este momento, ya con acción del recto abdominal y oblicuos, todo el sistema muscular y ligamentoso de toda la cadena de extensión o cadena posterior, se encuentra en tensión.

El Movimiento

El movimiento es hecho en la expiración, permitiendo que las vísceras y órganos no se priven de su riego sanguíneo (regla de la arteria absoluta de Andrew Still). Pues el diafragma se encuentra alto, en relajación.

Por si acaso su alumno posea laxitud de los ligamentos de codos, el Instructor solicitará el accionamiento del conjunto bíceps y tríceps para no sobrecargar las articulaciones epicondíleas.

Lo mismo es solicitado en las rodillas, para la activación del conjunto muscular isquiotibiales y cuádriceps con el objetivo de no sobrecargar los ligamentos posteriores de la rodilla (sobre todo si el alumno haya realizado una cirugía de reconstrucción del Ligamento Cruzado Anterior o Ligamento Cruzado Posterior, o si busca hacer Pilates para el tratamiento conservador).

Con esto, ya se le manda una información aferente al Sistema Nervioso Central de las correctas propiocepciones articulares. Cuando el alumno se encuentre sentado, el Instructor le solicita el alejamiento de las ultimas costillas de sus crestas ilíacas, promoviendo una contracción excéntrica del cuadrado lumbar y multífidus.

Se tiene que estar atento para que el abdomen esté hacia dentro durante la realización del movimiento y para que no haya líneas de quiebra en el tronco en el movimiento fundamental ya descrito anteriormente.

Caso haya, ahí está la falta de movilidad de su alumno, y por fin, los brazos del alumno deben buscarse a sus pies.

Sin la rectificación lumbar, muy común en esta fase de ejercicio, los pies en flexión dorsal cierran la cadena, en el medio del movimiento y el alumno debe ejercer una fuerza para adelante como si alguien quisiera arrancar sus brazos, piernas y cabeza.

Y una fuerza diametralmente opuesta como si alguien traccionase su columna lumbar para atrás, como si quisiera subirse en una barra, alejando así sus vértebras lumbares promoviendo en estiramiento activo de éste sitio.

La Biomecánica del Pilates: El Single Leg Stretch

Ya un excelente ejercicio para realizar con un alumno con hiperlordosis, que necesita estabilidad sería el Single Leg Stretch.

El Single Leg Stretch tiene por objetivo fortalecer los flexores de cadera, Power House y músculos del abdomen.

Y también practicar y observar la coordinación motora de su alumno. En la posición inicial del ejercicio, el alumno tiene que estar en decúbito dorsal, con la columna neutral y la cabeza apoyada sobre la base del cráneo, respetando la lordosis de la columna cervical.

El Instructor solicita el accionamiento del Power House, y en la expiración, el Instructor solicita que el alumno traiga una de sus piernas en dirección al tórax. En el otro ciclo respiratorio, se solicita que traiga la otra pierna en dirección al tórax. Y las piernas en table top, o sea, noventa grados de flexión de cadera y rodillas.

Procure orientar su alumno a realizar la angulación perfecta, no permita que el Psoas pierda la coordinación del movimiento, manteniendo el alineamiento de miembros inferiores.

Continuando el Movimiento

La acción de los Isquiotibiales será muy importante debido a su función de propiocepción.

Eso porque en semi-flexión, los ligamentos de la rodilla estarán relajados y serán los isquiotibiales quienes tendrán la función de recentrar las rodillas, como si fueran riendas de un arreo de un caballo, actuando bajo fuerte vocación de rotación del Íleo psoas.

Lo que protegerá las rodillas del valgo dinámico, siendo así, ligamentos activos de la rodilla.

En seguida, se solicita el buen posicionamiento de los miembros superiores en apoyo en los maléolos con activación del Serrátil. Por si acaso su alumno no posea el estiramiento suficiente para alcanzar los maléolos, se pueden posicionar las manos más arriba, el brazo izquierdo se apoya en la rodilla izquierda externamente.

Ya el brazo derecho se apoya en el maléolo de la tibia, el miembro inferior derecho debe, preferencialmente, estar paralelo al suelo. Pero, si otra vez, el Psoas entrar en acción, sacándole la columna lumbar de su posición neutral ideal, se debe elevar el miembro inferior derecho, eliminando la tracción lumbar realizada por el potente Psoas.

Se solicita al alumno la flexión de la columna cervical y la flexión de la columna dorsal, construyendo la flexión a partir del movimiento fundamental, hundiendo el esternón.

Poniendo en acción los músculos del abdomen, se pide la inspiración  en la expiración, se cambia de pierna, el miembro inferior que estaba extendido viene de encuentro al tórax, y por el contrario, el miembro inferior que estaba flexionado, debe ser extendido.

No se olvide de la fluidez del ejercicio, que debe ser temporizado y la pierna que viene al tórax tiene que sufrir tracción con el objetivo de ganar movilidad y estiramiento en la articulación entre en fémur y el acetábulo.

Ya la pierna que está en extensión debe procurar la decoaptación acetábulo femoral, intentando llegar lo más lejos posible con sus miembros inferiores, yendo en dirección al horizonte.

Conclusión…

Lo más importante de todo es no olvidar que la columna y todo el cuerpo deben ser movilizados. También, y sobre todo, en extensión, sin recelos aunque haya presencia de una lesión lumbar, con el Power House bien activado, los riesgos de daño a la columna están disminuidos.

Acuérdese siempre que la falta de movimiento es sanada con el movimiento.

Acuérdese también que un cuerpo móvil y fuerte estará en equilibrio. Como Joseph Pilates ya decía:

Mantenga siempre en su mente el hecho de que tú no estás interesado en simplemente desarrollar músculos evidentes, pero músculos flexibles. Músculos evidentes esconden y retrasan la obtención de flexibilidad, ya que interfieren en el correcto desarrollo de los músculos menos desarrollados. La verdadera flexibilidad se puede alcanzar solamente cuando todos los músculos son uniformemente desarrollados.

Y tú, ¿te has gustado el texto? ¡Déjanos tus comentarios!

Written by Janaína Cintas

Janaína Cintas

Escritora, dos veces campeona mundial de BMX y Graduada en fisioterapia en la Universidad da Cidade de São Paulo. Ex monitora en el tercer y en el cuarto año de profesora y doctora de la USP, Elisabete Alves Gonçalves Ferreira. Posteriormente se perfecciono en gerontología en postgrado de la Universidad Federal del Estado de São Paulo. Después se especializó en cadenas fisiológicas del método Busquet, Reeducación Postural Global (RPG) de Philippe Souchard y Pilates. Trabajó como fisioterapeuta en el Hospital Albert Einstein, fue socia fundadora de la clínica JC Pilates durante 10 años y recientemente cursó Pilates Aéreo en la Escuela Internacional de Madrid, España. Fue miembro al equipo de Pilates Aéreo de Madrid, como profesor titular durante 1 año.
Janaína es autora del libro ¨Cadeias Musculares do Tronco¨, lanzado en 2015 en Madrid, São Paulo, Rio de Janeiro y Belém. Actualmente administra cursos y conferencias en fisioterapia, hace parte del grupo Voll Pilates y tiene interese de Pesquisa en los temas de la Salud, de la Postura y en educación.

3 posts