Posted in:

Relación entre la Debilidad Muscular en la Cadera y el Dolor Lumbar

El dolor lumbar es un suceso común dentro de los establecimientos de Pilates y es una disfunción multifactorial, o sea, son diversos los factores que pueden generarla.

Las investigaciones sobre tratamiento conservador del dolor lumbar casi siempre se concentraban en la columna lumbar, no había una literatura significativa sobre las alteraciones que acontecían a la distancia que podían ser causantes de esos síntomas.

Hoy, con el avance de los estudios sobre el dolor lumbar, tenemos varias comprobaciones científicas de que son varias las alteraciones biomecánicas causantes del dolor.

Tenemos entonces, que buscar actualizaciones constantes sobre los avances relacionados a nuestra profesión.

Además de eso, en la práctica clínica diaria, muchas veces es extremadamente difícil identificar la fuente de los síntomas en pacientes con dolor lumbar, aun con la evolución que tenemos hoy en relación con las evaluaciones.

Un estudio relacionado a eso fue realizado por Abenhain y Cols., que observaban que un porcentaje pequeño de individuos con dolor lumbar presentan una fuente anatómica que sea causante del dolor.

Todavía con relación a la evaluación, varios estudios muestran también que los diagnósticos por imagen son, en la mayoría de los casos, potencialmente incapaces de identificar la fuente del dolor, influenciar el pronóstico o afectar en el resultado final.

Estudios Científicos Sobre el Dolor Lumbar

En el dolor lumbar, ocurre lo que llamamos de interdependencia regional.

Se refiere al “concepto de que afecciones aparentemente no relacionadas en una región anatómica remota, pueden contribuir o estar asociadas con la queja principal del individuo” (Reiman 2008).

Percibimos entonces la importancia de la evaluación física, ya que las evidencias muestran que, si basamos nuestra evaluación en exámenes de imagen, podemos no estar siendo eficaces en la tentativa de identificar el agente causador, en ese caso, del dolor lumbar.

El instructor de Pilates debe entonces tener un enfoque basado en el comprometimiento, identificando potenciales contribuyentes locales o remotos para el área de preocupación principal del paciente. (Reiman 2008).

La investigación realizada por el grupo VOLL, con más de 1000 instructores de Pilates en todo Brasil, muestra que, de lejos, las patologías de la región lumbar son más comunes en los estudios de Pilates.

Debido a la relación biomecánica entre la cadera y la región lumbar (también evidenciado por los músculos (psoas, cuadrado lumbar, glúteo máximo, etc..) debemos considerar la región de la cadera como un potencial contribuyente para el dolor lumbar (Reiman 2008).

Sigue abajo algunas evidencias que muestran esa relación:

  • Ellison et al. Comparaban la rotación de la cadera de pacientes con dolor lumbar con la de individuos sin dolor lumbar. Los pacientes con dolor lumbar demostraron con mayor frecuencia asimetría de rotación de cadera, con rotación interna (RI) inferior a la rotación externa (RE).
  • Chesworth y Cols. También comparaban la rotación de cadera en individuos con dolor lumbar con un grupo de control combinado para edad, sexo, altura y peso. Tanto la rotación interna (RI) como la rotación externa (RE) fueron significativamente limitados en el grupo con dolor lumbar en comparación con el grupo de control.
  • Vad y Cols. Demostraron que los golfistas profesionales sintomáticos, en comparación con los asintomáticos, presentaron reducción significativa de la amplitud de movimiento de la cadera, en una combinación de flexión, abducción y rotación externa (FABER) de la extremidad inferior que lleva al balanceo en el golf comparado con la pierna opuesta; ninguna asimetría de amplitud de la cadera fue relatada en los sujetos asintomáticos.

Los estudios muestran que las restricciones de la amplitud de la cadera sean ellas patológicas o no, poseen relación con el dolor lumbar.

Relación entre Debilidad Muscular de la Cadera y el Dolor Lumbar

Después de esa revisión sobre la relevancia científica de ese enfoque, vamos para el tema del título de este texto.

¿Al final, como la fuerza de la musculatura de la cadera posee relación con el dolor lumbar?

Para eso, tenemos que hacer un análisis de biomecánica más profundizada sobre el equilibrio de la pelvis.

Sabemos que la pelvis es dependiente de su musculatura para mantener el equilibrio. Cuando estamos en apoyo unipodal, puede ocurrir una caída de la pelvis para el lado contralateral, la famosa señal de Tredelemburg.

Por mucho tiempo la responsabilidad de la positividad de ese test, era la debilidad del glúteo medio, cuando él no conseguía mantener la pelvis nivelada; bastaría entonces fortalecer el glúteo medio para estabilizar la pelvis, ¿Cierto?

Según la balanza de Pauwels la respuesta es: ¡NO!

Fraqeuza-muscular-no-quadril-e-dor-lombar-4

Simplificando, la balanza de Pauwels afirma que el glúteo medio, para estabilizar la pelvis, debería generar una fuerza 3 veces mayor que el peso corporal para alcanzar ese objetivo.

O sea, biomecánicamente, el glúteo medio solo, no consigue estabilizar la pelvis.

Y esa alteración es una alteración primaria en el llamado valgo dinámico, o colapso medial de la rodilla que entre otras alteraciones es una causa de dolor lumbar.

¿Quién estabiliza la pelvis entonces?

Los principales estabilizadores de la pelvis son las musculaturas conocidas como complejo postero lateral de la cadera (termino que fue validado por el grupo del Profesor Fukuda en São Paulo).

Los agrupamientos musculares que forman ese llamado complejo postero lateral de la cadera son los abductores, los extensores y los rotadores externos.

1 – Con la caída de la pelvis para el lado contralateral ocurre un momento varo en la rodilla (ver imagen abajo).

2 – En el intento de compensar esa caída de la pelvis para el lado contralateral, ocurre una inclinación del tronco para el lado contralateral (ya que la musculatura débil de la cadera no logra hacer esa corrección).

Esa inclinación es llamada de “escoliosis transitoria”.

Pasa a acontecer entonces un momento valgo en la rodilla. El momento valgo en la rodilla es consecuencia del momento varo. (Ver imagen abajo).

Esa debilidad llevaría a excesiva caída contralateral de la pelvis durante actividades con descarga de peso como andar, correr, subir o bajar escaleras cuando este mecanismo se torna exacerbado y constante.

Una mayor inclinación del tronco es necesaria para compensar el equilibrio, generando sobrecarga en la región lumbar y es en este momento que el dolor lumbar puede aparecer.

Imagina esa compensación aconteciendo repetidas veces. Obviamente irá a acontecer un estrés en la región lumbar.

Una de las formas de evaluar el valgo dinámico es el Step Down Test.

(Utilizado para evaluar la fuerza de los miembros inferiores, la estabilidad del tobillo, pie y Core, y, además, la habilidad de desacelerar y controlar la fuerza excéntrica del cuerpo).

Conviene recordar que, con relación al valgo dinámico, la debilidad del complejo postero lateral de la cadera no es la única causa conocida, hay otras descritas en la literatura, por ejemplo:

  • Arco de movimiento excesivo de rotación interna de la cadera, indicando baja rigidez pasiva (Bittencourt et al., 2012).
  • Pronación excesiva de tobillo (pudiendo ser evaluado por el alineamiento pierna/antepié);
  • Restricción de dorsiflexión (Bell-Jenje et al., 2016)

Conclusión…

Como fue dicho anteriormente, el dolor lumbar es multifactorial.

Aquí fue enfocado UNA de las posibles causas, no podemos olvidar que cada caso es un caso, entonces la evaluación es fundamental para encontrar las causas relacionadas a esa sintomatología.

Recomiendo, a quien tenga interés en saber más sobre otras causas de dolor lumbar, examinen los textos en que otros colegas abordaron ese tema; creo que irá añadir bastante a todos(as).

Aunque exámenes de imagen sean importantes en algunas situaciones, no podemos trazar un diagnostico cinético funcional y consecuentemente una conducta terapéutica solamente con ese parámetro.

La debilidad de cadera también está relacionada a otras patologías, por ejemplo: Síndrome de dolor fémur-rotular, lesiones de ligamento cruzado anterior, lumbalgias (como abordamos aquí en este texto), impacto fémur-acetabular, entre otras.

La actualización dentro de nuestra profesión es fundamental, pues cada día aparecen más y más evidencias nuevas sobre las más variadas patologías.

Con eso podemos utilizar intervenciones con validaciones científicas basadas en evidencias.

“El mayor enemigo del conocimiento no es ignorancia, es la ilusión del conocimiento.”
                                                                                                                 Stephen Hawking

¡Un abrazo a todos y hasta la próxima materia!

Espero que les haya gustado, dejen sus opiniones y comentarios.

Written by Roberto de Sousa

Avatar

- Graduada en fisioterapia en la FRASCE/RJ
- Especialista en biomecánica en la UFRJ
- Fisioterapeuta del Clube de Regato Vasco da Gama (02/2013-01/2015)
- Profesor del Instituto Brasileiro de Fisioterapia (IBRAFISIO)
- Formación en el Concepto Mulligan
- Formación en Trillos Anatómicos
- Formación en Movilización Neural
- Formación en Pilates (Curso básico aplicado a embarazadas, en patologías de la columna y hernia discal)
- Formación en estabilización segmentar cervical y lumbar
- Formación en Kinesiology Taping

3 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *