Posted in:

Cómo tratar Columnas Rectificadas con el Pilates

Como ya sabemos Joseph Pilates y todos sus contemporáneos, creían y preconizaban que una columna saludable debería ser recta. Que las curvas, que hoy sabemos que son naturales y fisiológicas de la columna vertebral eran consideradas deformidades.

Hoy con la evolución científica, sabemos que las curvas fisiológicas de la columna vertebral deben ser preservadas, pues sirven para mejorar la distribución de la fuerza gravitacional dentro de nuestro polígono de sustentación.

Son esas curvas que distribuyen la fuerza de la gravedad a todo momento para el centro de la Tierra. Disminuyendo así, considerablemente la carga axial aplicada por la fuerza gravitacional sobre nuestro sistema musculoesquelético.

En ese texto vamos a analizar toda la anatomía de las curvas de la columna y saber cómo tratar las columnas rectificadas con el Pilates. Confiere!

Las Curvaturas

Según la ontogénesis, nacimos en una flexión global, o sea, totalmente en cifosis, siendo las curvas cifóticas también llamadas de curvas primarias.

Como nuestro desarrollo neuropsicomotor es céfalo-caudal y proximal –distal, el primer control motor que ganamos es lo de la cabeza.

Siendo así, la primera curvatura secundaria que adquirimos es la lordosis cervical, seguida del control del tronco, modelando así la cifosis torácica.

En seguida con nuestra vivencia y maduración del sistema nervioso central (S.N.C.), logramos la segunda curva secundaria, más conocida como lordosis lumbar.

A partir de ese momento, dependiendo de nuestra experimentación motora, estamos listos para caminar y adaptarnos con los dislocamientos gravitacionales.

Las curvas primarias o cifóticas son curvas de protección, con menos movilidad. Ellas sirven como puntos fijos para los músculos multiarticulares movieren las curvas secundarias, o sea, la lordosis. Son hechas para que el movimiento en ellas ocurra, por lo tanto las lordosis tienen más movilidad, pero son más susceptibles a lesiones.

Así, la columna vertebral es construida por:

  • Una cifosis craniana (proteger nuestro cráneo);
  • Una lordosis cervical y cifosis torácica (protección de nuestros órganos vitales, pulmones y corazón);
  • La lordosis lumbar;
  • Cifosis del sacro (protegiendo nuestros órganos reproductores, útero y ovarios en las mujeres, y la próstata en los hombres.

Tipos de Columnas

Las curvaturas fisiológicas de la columna vertebral tienen diversas funciones y no están puestas en el cuerpo humano por lo acaso.

Las columnas rectificadas son las más frecuentes, el Pilates terapéutico puede ser una óptima herramienta para preservar esas cuervas. O aún, para tratarlas y reconstruirlas funcionalmente.

Siendo así, necesitamos analizar. Didácticamente tenemos dos tipos de columnas:

1) Columna Funcional Estática

Tiene como característica la pierda de las curvaturas fisiológicas. Es una columna menos móvil, menos equilibrada y más susceptible a lesiones por la fuerza de cizallamiento o por la disminución de los espacios articulares. Pues, hoy sabemos que una columna del tipo funcional estática (rectificada) la compresión en los discos intervertebrales puede estar aumentado hasta 30 veces más.

Independiente de la formación de una hernia o una compresión neural, debemos desarrollar en esta columna la movilidad para tratar la causa mecánica de esa alteración musculoesquelético.

2) Columna Función del tipo Dinámica o Cinética

Es una columna más móvil, con aumento de las curvaturas secundarias (las lordosis), más equilibrada. Pero más susceptible a lesiones debido a su movilidad, muchas veces aumentada.

Por supuesto esta división es puramente didáctica, una vez que en la práctica clínica pocas veces encontramos una columna totalmente del tipo funcional estática o dinámica, pero sin una mescla.

Ejemplo

En una hipercifolordosis, tenemos una columna mixta, con aumento de la cifosis torácica y, consecuentemente, con la pierda de su movilidad local. Así, un aumento también de la lordosis lumbar, con aumento de su movilidad lumbar, y por ese motivo, más chance de lesionarse.

Tratando las Columnas Rectificadas

Hoy, vamos a hablar solamente de las columnas rectificadas en el tórax, con disminución de la movilidad y como tratar en la práctica clínica con ese tipo de columna hipomóvil:

Primer debemos recordarnos del posicionamiento correcto de nuestro paciente en decúbito dorsal. No podemos olvidarnos de preservar el posicionamiento neutro ideal en todas las curvas.

  • En la columna cervical ese apoyo con el suelo debe ser hecho con el cráneo, así preservando la lordosis cervical.
  • La cifosis torácica deberá estar disminuida y deberá estar en contacto con el suelo. Mucha atención aquí: muchas veces somos iludidos por el posicionamiento de las escapulas y no de la columna en el suelo.
  • La lordosis lumbar deberá estar modelada, de manera que no tenga contacto de la columna lumbar con el suelo. Llamamos de rectificación lumbar la total retroversión de la columna lumbar.

Recordaremos aquí, que la rectificación lumbar puede aumentar en hasta 30 veces la presión en los discos intervertebrales en esa región de la columna.

La lumbar deberá tener apoyo en el suelo, de manera que la sínfisis púbica se quede en la misma línea de las espinas iliacas antero-superiores para evitar el aumento de la presión discal.

Durante todo nuestro trabajo haremos lo posible para que esas curvaturas sean preservadas utilizando la fuerza abdominal.

Paso a paso del Tratamiento con el Pilates

Nuestra principal herramienta para que empezamos a tratar, moldar y reequilibrar esa columna rectifica es la respiración. Según Joseph Pilates, debemos primer enseñar el paciente a respirar.

Con nuestro paciente ya bien posicionado en decúbito dorsal, vamos a solicitarlo que inspire. De modo que él lleve el aire hasta la parte posterior del tronco, de forma sutil y controlada. Ese tipo de respiración intentará mover la curvatura rectificada de la cifosis torácica y en la expiración el Power House sea activado correctamente.

Sin dejar los rectos abdominales activos durante la expiración para que no haga la retroversión lumbar, manteniendo la curvatura lumbar. Aún en decúbito dorsal, solicitamos que el paciente inspire en la espalda, con la acción del Power House.

En ese momento incluiremos más un mando verbal que será el relajamiento de lo esternón, para así aliviar la tensión cervical.

Durante los ejercicios abdominales, lo gran truco es el hundimiento del esternón que quitará la presión y el dolor cervical.

Una vez bien comprendido ese tipo de respiración que será nuestro mando verbal para los rectificados, solamente para los rectificados.

Continuando…

Passamos então para a construção do movimento de flexão cervical e dorsal, para que possamos preparar o paciente para subir em uma flexão.

Seja num Teaser, The Hundread, e em todos exercícios em que iremos flexionar o tronco.

Com segurança, solicitamos então, a flexão cervical, sem levar o queixo para o  tórax e nem tão pouco a anteriorização da cabeça.

Se o nosso paciente não consegui subir na flexão sem anteriorizar a cabeça, podemos coloca-lo sentado e posicionaremos nossa mão em sua calota craniana.

Assim solicitamos que ele empurre levemente a cabeça para trás empurrando nossa mão, até ele compreender o posicionamento da cabeça, essa forca e muito sutil e serve somente para o paciente não mais anteriolizá-la.

Colocamos nosso paciente novamente em decúbito dorsal com flexão de joelhos e pés apoiados ao solo e reiniciando o comando de flexionar a cervical, com pescoço alongado e sem rugas.

Sem que esqueçamos dos comandos anteriores, a partir daí a flexão dorsal até a base inferior das escápulas, repetiremos quantas vezes forem necessárias esse enrolamento até a dorsal, com mobilidade torácica.

O paciente subirá na flexão da coluna, como Joseph Pilates preconizava, vértebra por vértebra e voltará à posição inicial dando então ênfase nesse movimento terapêutico, a possibilidade de formação da cifose torácica com a preservação da lordose cervical.

Concomitante a esse trabalho, iniciaremos com exercícios de mobilidade tanto para flexão, tanto para extensão da coluna.

Recomendaciones

Los ejercicios como el Rolling Like a Ball, los ejercicios con bajo grado de dificultad, pero con énfasis en la movilidad y no en la fuerza, en el primer momento, deben ser elegidos.

Sólo después que esa construcción de la flexión cervical y dorsal con curvaturas preservadas estén listar, pasaremos para los ejercicios más elaboradas y con nivel intermediario.

Para reconstruimos esa curvatura cifótica, aún usaremos herramientas como el mando verbal de la organización escapular.

En los pacientes con columna rectificada nunca debemos solicitarlos mandos como: encajar las escapulas, poner las escapulas en el bolsillo del pantalón, pero si el hundimiento del esternón, con la construcción en los brazos y la cintura escapular de una esfera.

Lo mejor para la construcción de esa esfera es: el single leg strech. Mientras el alumno realiza los movimientos con los miembros inferiores, él debe imaginar una esfera abajo del esternón. Que debe ser mantenida fija solamente con la flexión de la columna. Se puede inclusive utilizar una pelota y no solamente el estímulo verbal.

Conclusión…

¡Ahora manos a la obra y no en la rectificación! ¡Columnas saludable son las columnas móviles y estabilizadas, el dolor generado por falta del movimiento se cura con el movimiento!

¿Y ahora, es fácil realizar el tratamiento de la columna rectificada? ¡Cuéntanos en nuestros comentarios!

Written by Janaína Cintas

Janaína Cintas

Escritora, dos veces campeona mundial de BMX y Graduada en fisioterapia en la Universidad da Cidade de São Paulo. Ex monitora en el tercer y en el cuarto año de profesora y doctora de la USP, Elisabete Alves Gonçalves Ferreira. Posteriormente se perfecciono en gerontología en postgrado de la Universidad Federal del Estado de São Paulo. Después se especializó en cadenas fisiológicas del método Busquet, Reeducación Postural Global (RPG) de Philippe Souchard y Pilates. Trabajó como fisioterapeuta en el Hospital Albert Einstein, fue socia fundadora de la clínica JC Pilates durante 10 años y recientemente cursó Pilates Aéreo en la Escuela Internacional de Madrid, España. Fue miembro al equipo de Pilates Aéreo de Madrid, como profesor titular durante 1 año.
Janaína es autora del libro ¨Cadeias Musculares do Tronco¨, lanzado en 2015 en Madrid, São Paulo, Rio de Janeiro y Belém. Actualmente administra cursos y conferencias en fisioterapia, hace parte del grupo Voll Pilates y tiene interese de Pesquisa en los temas de la Salud, de la Postura y en educación.

3 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *