Posted in:

Envejecimiento: ¿Cómo el Pilates puede ayudar los ancianos?

Todos los seres vivos empiezan el proceso de envejecimiento a partir del nacimiento y, para nosotros los humanos no es diferente.

A lo largo de los años la población mayor está creciendo en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el número de personas con más de 60 años deberá crecer mucho más rápido hasta el año de 2050 y en Brasil ella casi triplicará de 12,5% para 30% y será considerada una “nación envejecida”.

El envejecimiento es un proceso natural que hace con que el cuerpo presente cambios anatómicos y funcionales.

En este sentido, el Método Pilates posibilita mayor integración del individuo trabajando el cuerpo bajo una perspectiva global, mejorando la postura, desarrollando la estabilidad corporal, coordinación, equilibrio, fuerza y flexibilidad, capacidades necesarias para que estos individuos tengan una vejez más sana e independiente.

Proceso de EnvejecimientoEnvelhecimento-Exercício

Por más que surjan fórmulas que prometan retardar los efectos del tiempo, todos los seres empiezan su proceso de envejecimiento a partir del nacimiento.

El proceso de madurez de la formación orgánica va hasta los 25 años y después de una estabilización de aproximadamente 10 años, los órganos y tejidos musculares empiezan a perder alrededor de 1% de las reservas funcionales al año.

Así, en los mayores los órganos y tejidos trabajan con solo 60% de la función, ya que el cerebro de los 20 a los 80 años pierde 20% de masa, pero esto no interfiere en la calidad de vida de nadie si no está enfermo.

A medida que estos cambios van aumentando con el paso del tiempo, ocurre una reducción en la capacidad funcional y consecuentemente una mayor dificultad en la ejecución de las actividades de vida diaria (AVDs).

Este proceso envuelve muchas variables como genética, estilo de vida, enfermedades crónicas, entre otras. Existen diferentes formas de envejecerse.

Senescencia

Senescencia es la pérdida de función conectada al paso del tiempo, contribuyendo decisivamente para el comprometimiento de la calidad de vida y de la autonomía de las personas mayores.

Envejecimiento Bien Sucedido

Envejecimiento bien sucedido es aquel con baja predisposición a enfermedades y elevada capacidad funcional (física y cognitiva), acompañado de una postura activa mediante la vida y la sociedad.

Envejecimiento Con Fragilidad

Envejecimiento con fragilidad es caracterizado por la vulnerabilidad y por la baja capacidad para soportar factores de estrés, resulta en mayor predisposición a enfermedades y al surgimiento de síndromes generada a la dependencia.

Fragilidad es la disfunción de un órgano o sistema, grave lo suficiente para dificultar o imposibilitar la ejecución de actividades anteriormente comunes, pudiendo ser temporaria o definitiva.

Envelhecimento--
Aunque la edad cronológica sea un indicador del envejecimiento ella no es un marcador preciso para los cambios que acompañan el envejecimiento, pues existen variaciones significativas relacionadas al estado de salud.

Estas variaciones pueden ser percibidas por la participación y niveles de independencias entre personas más mayores y que tengan la misma edad, o sea, existen personas que parecen ser más viejas precozmente, así como, otras que parecen envejecer más tarde.

A medida que la persona va envejeciendo se obtiene un nuevo aspecto y es necesario tener orgullo de esto. Los primeros signos que se notan de este proceso son físicamente:

  • Formato del Cuerpo
  • Estatura
  • Postura
  • Piel Arrugada
  • Pelos Blancos
  • Pasos más Lentos y Cortos

En realidad estas transformaciones ocurren debido a las pérdidas biológicas que  gradualmente van disminuyendo los sentidos – visión, olfato, audición, disminución del calcio de los huesos, de la defensa orgánica entre otros factores. Las variables antropométricas son acompañadas por un aumento del peso corporal y disminución de la estatura.

Estas trasformaciones ocurren por la pérdida de masa ósea, aumento de grasa corporal debido a la masa libre de grasa y sus principales componentes (mineral, agua, proteína y potasio), disminución de la tasa metabólica de reposo y masa muscular esquelética.

En los aspectos neuromotores el envejecimiento es acompañado de pérdidas de las áreas de los músculos esqueléticos causada por la disminución del número de fibras musculares, en especial, las de contracción rápido del tipo II (blancas), lo que acarrea una pérdida gradual de fuerza y potencia muscular.

En las variables metabólicas los efectos principales se notan en la aptitud física debido a la disminución de la potencia aeróbica alrededor de 1% al año.

Esta decadencia biológica normal en el proceso de envejecimiento, el surgimiento de enfermedades y dificultades funcionales con el paso de la edad sostiene de modo general la generación de la vejez como un periodo de decadencia, que surgen en esta etapa de la vida.

O sea, a través de una asistencia adecuada existen posibilidades para suavizar y compensar los efectos del desgaste sobre la capacidad de los individuos de seguir y desempeñar por sí sus actividades cuotidianas.

Otras necesidades básicas de los mayores son necesidades de amor, de ser útiles a los demás, calor humano y seguridad interior y exterior.

Esto porque tanto la emoción cuanto el sentimiento están ligados con la salud, y va depender de la manera como el individuo afronte las cosas que van a determinar su vida delante de los obstáculos.

Prepararse debe ser un acto de optimismo, las personas más sanas y optimistas tienen mayores condiciones de adaptarse a las transformaciones, siendo que la mayoría de los mayores reaccionan al envejecimiento a través de los signos y síntomas ligados a la afectividad y humor.

Pero ellos deben ser observados en su globalidad tanto en los aspectos psíquicos cuanto en los sociales y afectivos llevando en consideración sus vivencias en el trascurso de su vida y sus relacionamientos ante la sociedad en los cuales deben ser vistos como elemento vivo de una generación concreta, valorizando su experiencia de vida.

Actividad Física para una Vejez Bien SucedidaEnvelhecimento-Exercício-em-Grupo

La buena vejes es considerada como la coronación de una vida virtuosa, pero el estilo de vida, la genética y las condiciones socioeconómicas y culturales pueden imponer restricciones al alcance de tal resultado.

El cuerpo humano es como una máquina, y cuando no utilizada ni bien lubricada con el paso del tiempo se va dañando, oxidando, y quedándose cada vez más difícil hacer con que se mueva y funcione, ya que acaba deteriorándose.

Así, como las máquinas, el organismo necesita también lubricarse y estar en movimiento.

Es muy importante considerar la importancia del ejercicio físico en una edad en que las facultades tienden a declinar y necesitan de mantenimiento de la función para la conservación activa de todos los sistemas nervioso, muscular, osteoarticular entre todos los otros.

A los mayores les informan sobre los valores y los beneficios de la práctica de actividad física y los mismos están concientizados que los movimientos usados para la tercera edad no son los mismos utilizados para niños y adultos.

Con una actividad física adecuada, las articulaciones ganan la capacidad de moverse de la manera que merecen, los músculos y los ligamentos se refuerzan y la capacidad de oxigenación del pulmón es aumentada, haciendo con que la fatiga tarde más tiempo en aparecer.

La práctica de actividad física regular ayuda a preservar la fuerza muscular, la facilidad de moverse y el equilibrio del cuerpo; favorece también la circulación sanguínea, control del peso, la oxigenación de los tejidos, la fijación del calcio en los huesos, además de la mejora en el autoestima, en el humor, en la disposición general y en las relaciones sociales.

Esta práctica también ayuda en el mantenimiento de los niveles normales de presión arterial, de la glucosa y del colesterol malo (LDL) de la sangre y un aumento del colesterol bueno (HDL).

Con una mejor forma física el mayor disfrutará mejor del día a día y acumulará energía suficiente para gastarla en otras actividades placenteras.

El cuerpo humano es un instrumento que permite que la persona se desplace, se relacione, se exprese, que intervenga en su medio de vida, así es necesario dedicarle un tiempo y cuidarlo siempre en cualquier edad.

Se puede decir que adoptar un estila de vida activo es invertir en el mantenimiento de la autonomía de movimientos, en la reducción de ansiedad, control de estrés y en la ampliación de las relaciones sociales, factores indispensables a la calidad de vida de las personas mayores.

Histórico del Pilates

El Alemán Joseph Pilates (1880-1967) creó un método revolucionario de ejercitarse, con base en una serie de técnicas occidentales y orientales, integrando cuerpo y mente que al principio denominó Contrología, y que más tarde fue llamado de Método Pilates.

El Método empezó a tornarse más conocido mundialmente, siendo practicado no solo por aquellos que necesitan mantener la buena forma, pero por personas que se preocupan en vivir de manera saludable. El Pilates ofrece ejercicios que pueden ser practicados por personas de cualquier edad independiente de las condiciones físicas.

El Método Pilates y sus Beneficios para los MayoresBenefícios-Envelhecimento

La técnica promueve armonía y equilibrio corporal para todas las edades, acondicionando el cuerpo a través de los ejercicios en el suelo y en aparatos.

Por ser un método que tiene como principios básicos la respiración, la concentración, el control, la centralización, la precisión y la fluidez de movimiento, se torna un sistema de ejercicios que posibilita mayor integración del individuo en su día a día, trabajando el cuerpo como un todo.

Joseph consideró el área abdominal en conjunto con los músculos profundos de la columna, como “casa de fuerza” (powerhouse) que es el centro de todo movimiento: cuanto más fuerte la casa de fuerza, más eficiente y poderoso será el movimiento.

Este centro de fuerza es formado por los músculos abdominales (recto del abdomen, oblicuos externos e interno y trasverso abdominal) que trabajan junto con los músculos extensores de la columna (los más importantes son el cuadrado lumbar y los multífidus) y el suelo pélvico también se incluye debido a la forma que este conjunto de músculos profundos abdominales tiene, y su localización en la parte de debajo de la pelvis.

El suelo pélvico consiste de músculos utilizados para controlar el flujo de orina y heces, además de sostener las vísceras en la cavidad abdominal.

Durante el envejecimiento es muy importante fortalecer estos músculos pues en este período la incontinencia urinaria y fecal es muy frecuente y el Pilates trabaja el cuerpo como un todo, posibilitando mayor integración del individuo en su día a día, siendo así es una buena alternativa en la práctica de actividad física y en la rehabilitación de personas mayores.

Además de corregir postura y realinear la musculatura, los beneficios para esta población son muchos como:

  • Mejora de la Fuerza
  • Aumento de la Densidad Ósea
  • Equilibrio Muscular
  • Consciencia Corporal
  • Concentración
  • Coordinación Motora
  • Flexibilidad
  • Mejora de la Capacidad Respiratoria
  • Alivio de Dolores Musculares
  • Disminución de Riesgo de Caídas
  • Disminución de Rigidez en las Articulaciones y Músculos
  • Mejor Movilidad
  • Agilidad
  • Aumento de la Autoestima

Todo esto puede ofrecer un retraso o estabilización en el proceso de envejecimiento, promoviendo una mejor calidad de vida para los mayores.

Envelhecimento (1)

Envelhecimento (2)

Envelhecimento (3)

Envelhecimento (4)

Concluyendo…Envelhecimento-Senhor

Adoptar un estilo de vida activo significa una mejor calidad de vida y mejoría general de la salud, considerando el aumento significativo de la población mayor en el mundo y que la mayoría de los mayores casi siempre llega a esta fase con bajadas y alteraciones funcionales.

Estas alteraciones ocurren naturalmente y son pérdidas importantes para el buen funcionamiento del organismo.

Como el Método Pilates posibilita mayor integración del individuo trabajando el cuerpo como un todo, ocurrirá el mantenimiento de la capacidad funcional y de la autonomía física durante el proceso de envejecimiento.

Minimizando su degeneración y posibilitando una mejor calidad de vida, para que los mayores puedan tener una vejez saludable.

 

 

Bibliografia
  • ASSIS, Mônica de. O envelhecimento e suas consequências. In: CALDAS, Célia Pereira (Org). A saúde do idoso: a arte de cuidar. Rio de janeiro. Ed. UERJ, 1998.
  • CAMARÃO, Teresa. Pilates no Brasil. Rio de Janeiro: Elseivier, 2004.
  • GEIS, Pilar Pont. Atividade física e saúde na terceira idade: teoria e prática. 5.ed. Porto Alegre: Ed. Artmed, 2003.
  • MATSUDO, Sandra Mahecha. Envelhecimento e atividade física. Londrina: Midiograf, 2001.
  • SOARES, Jesus; ALBARSE, Silvio. Envelhecimento e atividade física. In: RAMOS, Luis Roberto; TONIOLO NETO, João. Guia de medicina ambulatorial e hospitalar UNIFESP – Escola Paulista de Medicina: geriatria e gerontologia. São Paulo: Ed. Manole, 2005.

Written by Érica Fonseca

Érica Fonseca

Especialización en el Método Pilates y en Prescripción de Actividad Física y Salud en la Universidad Gama Filho (2012). Formación completa en Pilates en la TC Pilates (2014). Graduada en Educación Física por la UNOPAR (2007). Capacitación en entrenamiento físico y pilates en la Bpro (2015). Socia propietaria del Studio Vítally Entrenamiento Funcional y Pilates. Actúa con el método Pilates hace 6 años en São Paulo – SP. Facebook: Érica Fonseca, Instagram: @erquinhafonseca y correo electrónico: [email protected]

2 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *