Posted in:

Como el Pilates contribuye en el Tratamiento de Fascitis Plantar

Fascitis plantar es una lesión que ocurre en la fascia plantar, localizada en la planta del pie y que puede generar dolor en toda la extensión plantar y en el calcañar.

De acuerdo con la Asociación Brasileña de Medicina y Cirugía del Tobillo y Pie (Abtpé), más de 70% de la población mundial presenta alguna incomodidad o dolor en los pies no resultantes de trauma en alguna fase de la vida.

Según James y Robert más de un millón de personas son acometidas por año en Estados Unidos, siendo individuos atletas o sedentarios. Generalmente, está asociada a largos períodos en la posición en pie, personas con pronación excesiva de los pies y obesidad.

Sabemos que el fortalecimiento muscular es esencial para evitar cualquier tipo de lesión y mejorar el rendimiento.

En nuestro cuerpo varias articulaciones sufren desgaste por el esfuerzo e impacto generado por las actividades físicas y por las actividades de la vida cotidiana. Cuando se trata de fortalecimiento muscular, los pies difícilmente se recuerdan.

Cabe citar que son ellos que soportan el peso del cuerpo y el impacto de las pasadas a lo largo del día. A pesar de esto, la mayoría de las veces no tiene sus músculos ejercitados de manera adecuada durante las actividades físicas.

Quiero hacer una pregunta a usted, instructor (a) que pasa gran parte de su día en pie, usted ha fortalecido los músculos de sus pies? ¿Pensó que esto es importante para sus clientes, pero que también es importante para usted?

El trabajo de distribución de cargas es esencial en la prevención de lesiones en el pie y en otras partes del cuerpo.

En este artículo vamos a abordar temas como la fascitis plantar, mostraremos la importancia del mantenimiento del arco plantar y de la distribución equilibrada de cargas en la posición de bipedestación- de pie y también la sugerencia de algunos ejercicios para realizar en el tratamiento y la prevención de esa lesión.

Entiende a Fascitis Plantar

La planta del pie es compuesta por músculos y fascias que intensifican la fuerza de los músculos flexores cortos de los dedos que actúan como un brazo de palanca.

Un estrés en esa región provoca el estiramiento de la fascia, originando fisuras e inflamaciones y causando la retracción del tendón de Aquiles.

La fascia plantar es un tejido fibroso que recubre la musculatura de la planta del pie, se extiende desde el calcáneo hasta los dedos. Con la función de mantener el arco longitudinal del pie.

Fascitis plantar es el término usado para la inflamación de ese tejido. Se trata de un desorden en el lugar de inserción de los ligamentos en el hueso y se caracteriza por la cicatrización, inflamación o destrucción estructural de la fascia plantar.

Esta inflamación es ocasionada por micro traumatismos de impacto, pudiendo generar fibrosis y degeneración de las fibras faciales. Puede acometer a cualquier persona, pero es muy común en atletas, principalmente en corredores.

En general, el lugar donde las personas afectadas por esta disfunción sienten dolor es en la parte trasera del calcañar y durante los primeros pasos del día.

Y también sienten una dificultad en hacer el movimiento de dorsiflexión del pie. Esto sucede por la rigidez del gastrocnemio o del tendón de Aquiles.

Factores de Riesgo

Podemos clasificar los factores de riesgo en 4 tipos:

Anatómicos

Que son pie cavo, pie plano o cualquier otra disfunción en los pies, acortamiento del tendón de Aquiles, obesidad.

Biomecánicos

Que son debilidad en los flexores plantares, pronación en exceso, limitación de la dorsiflexión, tensión sobre el tendón de Aquiles.

Ambientales

Que son una falta de condicionamiento, caminar descalzo, permanecer mucho tiempo pisando superficies duras, trauma, descarga de peso inadecuada, actividades causan estrés excesivo sobre los calcañares y la fascia plantar, por ejemplo, corrida de larga distancia, ballet, calzados que no ofrecen apoyo para el arco plantar.

Edad

Es más común acometer a personas entre de los 40 a 60 años.

Importancia del Arco del Pie

El arco longitudinal es mantenido por los músculos tibial anterior, tibial posterior, flexor largo de los dedos, flexor largo del hálux, abductor del hálux y flexor corto de los dedos, por la fascia plantar y por el ligamento calcaneonavicular plantar.

El tipo de pie fisiológico es el pie neutro, con el arco longitudinal preservado. También podemos encontrar dos tipos de disfunciones: el pie cavo y el pie plano o con el arco caído.

El pie cavo tiene su arco longitudinal medial aumentado, eso hace que la parte media de la planta del pie pierda el contacto con el suelo.

El pie plano, o pie chato, presenta disminución o desaparición del arco longitudinal, generando una rotación externa en la parte anterior.

Generalmente los individuos con el pie plano tienden a ser más afectados por la fascitis plantar debido a la sobrecarga.

De acuerdo con Morioka, una de las funciones del arco longitudinal es absorber los impactos durante la marcha.

El estudio de Dorneles muestra que el sistema de control postural es formado por tres sistemas, son ellos el sistema sensorial, nervioso y motor.

Cada uno de estos sistemas desempeña una función para el mantenimiento de la postura erecta. El sistema sensorial proporciona información sobre el posicionamiento de los segmentos corporales en relación a otros segmentos y al propio ambiente.

El sistema motor, es responsable por activar los músculos para realizar los movimientos al mismo tiempo que el sistema nervioso central realiza la interacción de las informaciones venidas del sistema sensorial y posteriormente envía impulsos nerviosos a los músculos, generando las acciones musculares.

El rebajamiento del arco longitudinal medial causa una disminución en el accionamiento del centro de fuerza en condiciones de manipulación de los sistemas sensoriales envueltos en el mantenimiento del equilibrio postural, sugiriendo que el área de contacto del pie está directamente relacionada al equilibrio funcional.

Beneficios del Método Pilates para Fascitis Plantar

Pilates es un método que busca el equilibrio muscular del cuerpo, por eso las clases son preparadas con muchos ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad.

El trabajo de flexibilidad de los músculos de la cadena posterior es muy importante, pues descomprimen la región. Al proponer ejercicios de estiramiento de los gastrocnémios y sóleo generalmente ya se tienen buenos resultados en el alivio del dolor.

Es importante no fortalecer demás estos músculos pues ellos aumentar la tensión, pudiendo empeorar el dolor. Por lo tanto el fortalecimiento debe ser hecho con cargas ligeras o peso del cuerpo apenas.

Para que la utilización del Método Pilates como forma de tratamiento sea realmente eficiente es necesario enseñar a los alumnos a hacer correctamente la descarga de peso en los pies, es decir, el trabajo de distribución del peso del cuerpo, de forma equilibrada en los pies.

Debemos orientar en cuanto a la forma que debe ocurrir la pisada y sobre la importancia de distribuir el peso en toda la planta del pie.

Cuidados en las Clases

Durante ese período que el estudiante se encuentra con la lesión, debemos evitar ejercicios que generen impacto en la articulación, como los saltos realizados con la tabla de saltos en el reformer.

La liberación miofascial y el masaje ayudan en el alivio de los dolores y la disminución de la tensión muscular. Se puede hacer con pelotitas propias para el masaje.

Tipo de Ejercicios Recomendados

Según DiGiovanni et al., los ejercicios de estiramiento de la fascia plantar son seguros y efectivos en la disminución de dolores y mejoran la función en personas con fascitis plantar crónica.

En el método Pilates existen ejercicios que promueven el estiramiento de la fascia plantar del gastrocnémio-soleo,  del tendón de Aquiles. Estos ejercicios pueden ser introducidos en un programa de rehabilitación y también de fuerza muscular.

La propiocepción debe ser bien explotada cuando se opta por el método Pilates como herramienta de intervención.

Al hacer con que el alumno perciba la forma que pisa y distribuye el peso del cuerpo sobre los pies, la tendencia es disminuir las sobrecargas en las articulaciones durante el día a día.

Debemos tomar algunos cuidados con los ejercicios en flexión plantar, pues ellos mismos aliviando el dolor a la hora, pueden empeorar el cuadro a largo plazo.

Es importante subrayar que siempre que el alumno relata tener dolor o molestia durante los ejercicios debemos analizar con cuidado, pudiendo incluso suspender la ejecución del movimiento.

Los ejercicios de Pilates más indicados para el tratamiento de fascitis plantar.

Tendon Stretch (Reformer)

  • En decúbito dorsal, miembros superiores a lo largo del cuerpo, caderas y rodillas flexionadas a un ángulo de 90 grados y los pies en flexión plantar.
  • Inspire empujando el carro extendiendo las rodillas y caderas, expire haciendo la dorsi-flexión, inspire realizando la flexión plantar y expire volviendo a la posición inicial.

Running (Reformer)

  • En decúbito dorsal, miembros superiores a lo largo del cuerpo, caderas y rodillas flexionadas a un ángulo de 90 grados y los pies en flexión plantar.
  • Inspire empujando el carrito extendiendo las rodillas y las caderas, expire haciendo la dorsiflexión del tobillo derecho, manteniendo las rodillas y la cadera izquierdas flexionadas, inspire y expire alternando los movimientos de los miembros inferiores.
  • Inspire retornando a la posición inicial.

Long Stretch Series Elephant (Reformer)

  • De pie sobre el reformer, de frente a la barra de pies, con las manos apoyadas en la barra y cadera en flexión.
  • Inspire empujando el carro al extender la cadera y expire acercando el carro al volver a la posición inicial para alargar la cadena posterior de miembros inferiores.

Monkey (Cadillac)

  • En decúbito dorsal, con los pies y las manos apoyadas en la barra fija.
  • Inspire extendiendo las rodillas y flexionando la columna y la cadera, expire volviendo a la posición inicial.

Footwork (Cadillac)

  • En decúbito dorsal, con los pies apoyados en la barra fija manteniendo cadera y rodillas flexionadas.
  • Inspire extendiendo las rodillas y la cadera.
  • Al mismo tiempo realice la flexión plantar y dorsi-flexión enseguida.
  • Expire retornando a la posición inicial.

Washer Woman (Chair)

  • De pie, frente a la Chair con las manos apoyadas en el pedal y rodillas extendidas.
  • Expire empujando el pedal hacia abajo, flexionando la columna y la cadera, sin flexionar las rodillas.
  • Inspire retornando a la posición inicial.

Washer Woman- Variação (Chair)

  • De pie, frente a la Chair con las manos apoyadas en el pedal y miembros inferiores cruzados con rodillas extendidas.
  • Expire empujando el pedal hacia abajo, flexionando la columna y la cadera, sin flexionar las rodillas.
  • Inspire retornando a la posición inicial.
  • Alterne la posición de los miembros inferiores.

Climb-a-Tree (Lader Barrel)

  • Sentado en la parte superior del barril, con el miembro inferior izquierdo apoyado en el espaldar en dorsi-flexión.
  • El miembro inferior izquierdo debe estar extendido con el pie en flexión plantar apuntando los dedos hacia el techo.
  • Inspire realizando la extensión de la columna y de la cadera sobre el barril y expire flexionando la columna y cadera, de vuelta a la posición inicial, apoyando las manos en el miembro inferior derecho, utilizándolo como “cuerda” para escalar.
  • Cambie el movimiento hacia el miembro inferior izquierdo.

Estiramiento Pantorrilla (Faja Elástica)

  • Sentado, rodillas extendidas y dedos de los pies apuntando hacia el techo.
  • Pies rectos en la faja elástica, codos flexionados a los 90 grados y manos sosteniendo las extremidades de la banda elástica.
  • Inspire realizando el movimiento de flexión plantar y expire volviendo a la posición inicial.

Conclusión…

 

Concluyendo el Método Pilates auxilia en la prevención y en el tratamiento de la fascitis plantar, pues conseguimos hacer movimientos para fortalecimiento muscular y flexibilidad evitando los impactos en la articulación.

Además, tenemos excelentes ejercicios para alargar los músculos gastrocnémios y el tendón de Aquiles.

 

Referencias Bibliograficas
  • Dorneles P.P., Meereis E.C.W., Pranke G. I. & Mota C.B. Relação do índice do arco plantar com o equilíbrio postural. R. Bras. Ci. E Mov. 2014; 22 (2): 115-120.
  • James D. Goff, D.O., e Robert Crawford, M.D., Summa Health System, Akron, Ohio Am Fam Médico.  2011 Set. 15; 84 (6): 676-682.
  • Morioka E.H., Onodera N.A., Sacco I.C.N., Sá M.R, Amadio A.C. Avaliação do arco longitudinal medial através da impressão plantar em crianças de 3 a 10 anos. Anais XI Congresso Brasileiro de Biomecânica, 2005.

Written by Júlia Ribeiro

Júlia Ribeiro

Especialista en el método Pilates: prescripción de actividad física y salud en la Universidad Gama Filho (2012). Graduada en educación física en la Univap (2009), formación completa en el método Pilates en el Espaço Vida Pilates (2010), capacitación en entrenamiento físico funcional en la Bpro (2015). Hace 6 años que trabaja como instructora de Pilates en Jacareí-SP. Su Facebook: Júlia Ribeiro. Instagran: @studiopilatesjuliaribeiro. Correo electrónico: [email protected]

3 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *