Posted in:

Pilates para Hernia Discal Lumbar

La hernia discal lumbar es considerada una patología muy común que causa seria inhabilidad en sus portadores

De las hernias discales lumbares, el 90% se encuentra en L5-S1 y L4-L5, las más comunes son las paramedianas y colateral derecha o izquierda.

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), cerca de 90% de la población sufre, sufrió o va a sufrir de problemas de la columna.

Cerca de 5,4 millones de brasileños sufren de hernia discal, según datos del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística).

El Pilates ha sido buscado como método de tratamiento por mostrarse bastante eficaz, tanto a largo como a corto plazo, actuando en todas las fases de la hernia discal lumbar, proporcionando a cada una de ellas la mejora de los síntomas del paciente y evitando las recidivas de la patología.

Definiendo la Hernia Discal Lumbar

El término hernia se refiere a órgano (o alguna parte de órgano) que sale de su lugar de origen, naturalmente o accidentalmente.

Cuando esto ocurre parte del disco intervertebral sale de su posición inicial y consecuentemente comprime las raíces de los nervios que se ramifican a partir de la médula espinal y que se elevan de la columna espinal. Es ese proceso que causa el dolor.

Acomete principalmente la columna lumbar y cervical. Las hernias cervicales aumentaron mucho la incidencia en función del estilo de vida actual con el uso de smartphones, tablets y computadora.

La hernia discal lumbar extrusa es una patología que afecta a los discos intervertebrales de la columna vertebral, que funcionan como verdaderos amortiguadores.

La patología ocurre cuando existe una ruptura de ese anillo fibroso y el contenido gelatinoso interno, llamado núcleo pulposo, sale a través de una fisura en la membrana.

A partir de eso, las raíces nerviosas que pasan por el espacio intervertebral se comprimen, causando los síntomas clínicos característicos de la hernia discal.

El tratamiento

El método suele ser efectivo en los dolores causados ​​por la hernia discal porque los ejercicios generan un mayor alejamiento entre las vértebras debido a movimientos de estiramiento.

Los beneficios se obtienen mediante la esencia del método, que promueve la estabilización de la hernia de disco, posibilitando una vida sana y sin dolor.

La postura mejora, los músculos adquieren mayor tonicidad, las articulaciones se vuelven más flexibles y la forma del cuerpo se vuelve más equilibrada, erecta y más flexible.

Sólo 2 a 4% de los casos de hernia tienen indicación quirúrgica (síndrome de la cola equina, surgimiento de déficit neurológico rápido progresivo).

Actualmente las cirugías para hernia de disco lumbar vienen evolucionando en el sentido de volverse cada vez menos invasivas.

Se ha dado importancia especial al uso del microscopio quirúrgico e instrumental para microcirugía (Simões, 2007), cirugías percutáneas y endoscópicas (Martins, 2007).

Factores de Riesgo

El exceso de peso y realizar actividades que demandan gran esfuerzo físico son actividades que pueden causar la hernia de disco. Los trabajos que requieren movimientos repetitivos todos los días también pueden causar la patología.

Los factores de riesgo para la hernia discal son:

  • Genética
  • Debilidad muscular
  • Obesidad
  • Sedentarismo

Precauciones

El paciente con hernia discal lumbar que ya se ejercita debe continuar con su rutina de movimientos de estiramiento y fortalecimiento muscular para la región lumbar y cadena muscular posterior, además de tomar los debidos cuidados con el posicionamiento del cuerpo antes de levantar cualquier peso a partir del suelo.

Un consejo es mantener los pies ligeramente abiertos y próximos al peso, rodillas flexionadas, espalda recta y no levantar un peso mayor de lo que esta posición permite.

Algunos movimientos o posiciones deben ser evitados por pacientes con hernia de disco:

  • Flexión de la columna
  • Flexión con rotación de la columna lumbar, principalmente con carga
  • Retroversión pélvica, principalmente con carga
  • Fortalecimiento de los abdominales en retroversión

Algunos movimientos que pueden generar alivio del dolor:

  • Disociación coxo-femoral (pelvis neutra) – mejorar la capacidad funcional;
  • Fortalecimiento abdominal con pelvis neutra;
  • Fortalecimiento de los músculos paravertebrales;
  • Tracción axial;
  • Estimular el perineo;
  • Extensión de la columna (fuera del periodo doloroso)

Dolor Agudo o Crónico?

Es muy importante saber las características del dolor causado por la hernia discal lumbar, es decir, si es aguda o crónica.

Esta distinción nos ayudará en la elección de la mejor conducta. El dolor agudo viene de un episodio reciente.

El paciente recuerda el acontecimiento y la secuencia de los hechos. Son dolores de prevalencia tejidual causados ​​por trauma directo o de esfuerzo repetitivo que aparecen repentinamente y tienen una duración hasta tres meses.

El dolor crónico es aquel que se mantiene por más de tres meses.

Normalmente es recurrente y oriundo de factores genéticos, de las ocupaciones en el trabajo, del sedentarismo, del estrés que las personas viven actualmente.

Puede haber iniciado un episodio puntual.

Las clases de Pilates

Las primeras clases deben ser dirigidas al aprendizaje de la contracción correcta del transverso del abdomen y del multífido lumbar.

Debemos iniciar con un programa siguiendo las etapas del modelo de ejercicios de estabilización segmentar vertebral, desarrollado por Richardson, Hodges y Hides que se divide en tres etapas: cognitivo, asociativo y automático.

  • Cognitivo: educar la forma correcta de la contracción de la musculatura estabilizadora.
  • Asociativo: el objetivo es mantener la contracción de estos músculos al mismo tiempo que se realizan movimientos de los miembros y del tronco. En esta fase se inicia el entrenamiento de AVD’s.
  • Automático: realización de ejercicios que proporcionen desafíos y gestos deportivos, realizados con cuidado para asegurar que no haya compensación.

A pesar de que un gran número de profesionales de la salud utilizan Pilates en la práctica clínica, todavía hay una carencia de evidencias científicas en cuanto a los fenómenos asociados a ese método en el campo de la rehabilitación. (Anderson, 2000).

Conclusión…

El tratamiento con Pilates para pacientes con hernia de disco lumbar ayuda porque comienza educando la manera correcta de la contracción de la musculatura estabilizadora.

No olvide antes de comenzar las clases de Pilates, comprobar cuál es la condición de la lesión, y en el transcurso, ver en qué movimientos su paciente responde mejor.

Espero que este artículo te ayude, y no te olvides de compartir tus experiencias con ese tratamiento!

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *