Posted in:

Mal de Parkinson – Tratamiento a través del Método Pilates

El mal de Parkinson es una enfermedad que fue descrita por primera vez en 1817, por el medico inglés James Parkinson.

Es una enfermedad neurológica, que afecta los movimientos causando temblor, lentitud de movimientos, rigidez muscular, desequilibrio, además de alteraciones en el habla y la escritura. Ella no es fatal, no es contagiosa, no afecta la memoria o la capacidad intelectual del parkinsoniano.

El mal de Parkinson acontece debido a la degeneración de las células situadas en una región del cerebro llamada sustancia negra. Esas células producen una sustancia llamada dopamina, que conduce las corrientes nerviosas (neurotransmisores) al cuerpo.

La falta o disminución de la dopamina afecta los movimientos del paciente, provocando los síntomas antes indicados.

Epidemiologia de la Enfermedad ParkinsonMal-de-Parkinson---Eid

El mal de Parkinson afecta a más del 2% de la población mayor a los 65 años.

Anualmente aparecen poco menos de 10 nuevos casos por cada 100.000 personas menores de 50 años, en cuanto surgen por lo menos 300 nuevos casos por cada 100.000 personas entre 88 y 99 años. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo:

  • Edad – la enfermedad es más comúnmente encontrada en personas de tercera edad, por lo tanto, el riesgo aumenta conforme la edad.
  • Género – hombres desenvuelven más la enfermedad que las mujeres.
  • Hereditario – familiares con la enfermedad aumentan la posibilidad de la persona desenvolver el Parkinson.

Etiología

El termino parkinsonismo es usado para referirse a un grupo de desórdenes que producen anomalías en el funcionamiento de los ganglios de la base.

Parkinson Secundario

La enfermedad de Parkinson secundario es causada por diversos factores identificables, como virus, toxinas, medicamentos, tumores. Además, tiene tales características como las descritas abajo:

  • Post-infeccioso
  • Toxico
  • Medicamentoso
  • Metabólico

Síndrome Parkinson – Plus 

Son enfermedades neurodegenerativas que pueden afectar la sustancia negra y causar síntomas de parkinsonismo junto con otras señales neurológicas.

Características del Mal de ParkinsonMal-de-Parkinson---Características

Como ya fue descrito antes, el portador de la enfermedad irá a presentar síntomas como dificultad de movimiento, causando lentitud, además de desequilibrio muscular, y alteración en el habla y la escritura.

Sin embargo, el Síndrome de Parkinson contiene 4 características principales, según la Academia Brasilera de Neurología:

  1. Temblor – Dificultad de movimiento y lentitud
  2. Acinesia o Bradicinesia – Lentitud y disminución de los movimientos voluntarios
  3. Rigidez – Enrijecimiento de los músculos, principalmente a nivel de las articulaciones
  4. Inestabilidad Postural – Dificultades relacionadas al equilibrio, con caídas frecuentes

Sin embargo, para diagnostico no es necesario que sean encontrados esos 4 síntomas.

Apenas dos de los primeros 3 ítems arriba, ya pueden ser considerados casos de mal de Parkinson y el paciente deberá ser tratado como portador del síndrome.

Los síntomas comienzan a instalarse de forma lenta pero progresiva, y generalmente aparece apenas en un lado del cuerpo, y la persona percibe que no consigue ejecutar los movimientos de la misma forma que del otro lado. Entretanto, los síntomas van alcanzando el otro lado y aumentando la intensidad.

El portador de Parkinson puede tener algunas complicaciones durante el desarrollo de la enfermedad, tales como:

  • Problemas de Memoria
  • Alteración Emocional
  • Insomnio
  • Dificultad de Raciocinio
  • Depresión
  • Falta de Motivación
  • Presión Arterial Alterada
  • Fatiga Excesiva
  • Dolor Específico o General

Tratamiento para la EnfermedadMal-de-Parkinson---Tratamento

No hay tratamiento para la enfermedad, por eso, la prioridad y objetivo del tratamiento es controlar los síntomas.

El tratamiento del Mal de Parkinson es básicamente medicamentoso y físico.  los fármacos mejoran los síntomas de la EP por algunos años, entretanto, con el pasar del tiempo, muchos pacientes desarrollan complicaciones motoras.

O sea, el paciente estará condicionado a tomar medicamentos para toda la vida, o entonces, hasta que aparezca algún otro tratamiento más eficaz.

Además de la opción de los medicamentos, existen técnicas quirúrgicas para aliviar y mejorar algunos síntomas de la enfermedad, solo cuando los medicamentos lleguen a fallar o paren de hacer efecto en el cuerpo del paciente.

Fisioterapia, fonoaudiología y soporte psicológico son técnicas que pueden ser tratadas aparte con el paciente para que el trate su enfermedad de la mejor forma posible.

Además de eso, el ejercicio físico es extremadamente recomendado, y entre ellos, el Método Pilates. Eso, porque el paciente aprenderá desde el comienzo a moverse nuevamente, aprovechando la respiración al máximo, y alcanzando movimientos que mejoren su coordinación motora y equilibrio.

Con una gama de ejercicios de fortalecimiento y estiramiento, el Pilates posibilita una rehabilitación con movimientos de bajo impacto, sin riesgo de lesión, que cambia el patrón de musculatura rígida y alteración postural.

Caso Clínico

Un hombre de 53 años, zurdo, portero, buscó una unidad de salud básica donde fue evaluado por un médico especialista en neurología. El paciente manifestó tener dificultad para mover las manos y sostener las llaves debido a la inestabilidad causada, principalmente en la mano izquierda.

También afirmó cierta dificultad al levantarse de la silla y rigidez de los brazos y de las piernas. Su esposa dice que ha andado un poco olvidadizo, y él mismo admite no tener la misma capacidad de memoria de otros tiempos.

El examen físico reveló un paciente bien desarrollado, bien nutrido, aparentemente ansioso. Mostraba una notable falta de expresión facial y hablaba en tono monocorde.

El examen de las extremidades reveló una rigidez del tipo “engranaje” en ambos brazos. Su caminar era lento pero normal, con una postura ligeramente inclinada. El examen genitourinario apenas mostró hipertrofia prostática.

Siendo así, fue direccionado para fisioterapia, donde inició el tratamiento con el método Pilates. Hace más de 2 años el paciente viene obteniendo resultados positivos con el método, como mejoras de movimiento, mejoras de postura y de marcha.

Conclusión…Mal-de-Parkinson

A pesar de que el Mal de Parkinson todavía no tiene cura, con los tratamientos existentes, como medicamentos y ejercicios físicos, el portador del síndrome posee mayores condiciones de mejorar su calidad de vida.

El Pilates es bastante eficiente para la rehabilitación de pacientes con mal de Parkinson, con síntomas en áreas específicas del cuerpo o síntomas generalizados.

Sin embargo, incluso con el tratamiento de ejercicio físico, todavía existe la posibilidad de que el paciente presente alteraciones y desequilibrios en la postura, dificultades en el habla y el movimiento.

Written by Paulo Caetano

Paulo Caetano

Fisioterapeuta, tiene postgrado en Traumatología Ortopédica con énfasis en Pilates y Terapia Manual. Trabaja con fisioterapia domiciliar, curso en ventilación mecánica, curso de técnicas y recursos en fisioterapia respiratoria, curso de fisioterapia respiratoria e imparte mini curso de Pilates para todos.

3 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *