Posted in:

Pilates aplicado para Hernia Lumbar

La hernia discal es considerada una patología extremamente común, que causa seria inhabilidad en quién la sufre. Alrededor de 5,4 millones de brasileños sufren de hernia discal, según datos del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística).

La hernia discal ocurre principalmente entre la cuarta y la quinta década de vida (edad media de 37 años), a pesar de ser descrita en todas las edades.

Se estiman que del 2 al 3% de la población puedan afectarse, con prevalencia de 4,8% en hombres y 2,5% en mujeres, por encima de los 35 años. En el 76% de los casos hay antecedentes de una crisis lumbar, una década antes.

Delante de esos datos se puede concluir que es muy común tener alumnos con esta patología en tu estudio. Pensando en esto hice un artículo completo con todo lo que necesitas saber sobre la hernia lumbar y cómo el Pilates puede ayudar.

La Hernia Lumbar

La hernia lumbar consiste en un desplazamiento del contenido del disco intervertebral – el núcleo pulposo – a través de su membrana externa, el anillo fibroso, generalmente en su región posterolateral.

Los estudios recientes demuestran que, a partir de los 25 años, las fibras del anillo fibroso empiezan a degenerarse. Esto puede llevar a producir grietas en sus diferentes camadas.

Así, bajo una presión axial, el núcleo podría pasar a través de las fibras del anillo.

La fuga del núcleo puede ser anterior (más raros) o posterior (más frecuentes). De las hernias discales lumbares, el 90% están localizadas en L5-S1 y L4-L5. Las hernias lumbares más comunes son las paramedianas y colaterales derecha o izquierda.

Son factores de riesgo, causas ambientales, posturales, desequilibrios musculares y posiblemente, la influencia genética.

Factores de riesgos ambientales serian por ejemplo hábitos de cargar peso, conducir y fumar, además del proceso natural de envejecimiento.

Tipos de Hernia Lumbar

  1. Hernia Intraesponjosa o Hernia de Schmorl: Invaginación de carácter degenerativo del disco para el interior del cuerpo vertebral.
  1. Protrusión Discal: Cuando el núcleo rompe parcialmente las fibras del anillo, pero permanecen reprimido por las fibras más externas.

Cuando el núcleo se difunde y llega hasta el ligamento posterior.

  1. Extrusión Discal Reprimida: en la cual el núcleo rompe completamente las fibras del anillo, pero se mantiene integro el ligamento posterior longitudinal. Si estuviera unido al núcleo, puede reintegrarse a través de tracción.
  2. Extrusión Discal No Reprimida: cuando el núcleo herniado va más allá de los límites del ligamento posterior longitudinal, se puede quedar libre en el interior del canal vertebral.
  3. Hernia Secuestrada: cuando parte del núcleo se queda bloqueado bajo el ligamento común posterior y las fibras del anillo se cierran tras ella, impidiendo que regresen. En el interior del foramen.
  4. Hernia Migrada: después de llegar al ligamento posterior común, la hernia puede desplazarse para arriba o abajo.

El cuadro clínico típico de una hernia discal incluye lumbalgia inicial. Y puede evolucionar para lumbociatalgia (en general, pasado una semana) y, finalmente, persistir como ciática pura.

Para esto, es esencial un examen físico adecuado. Se puede incluso, a través de cuidadosa evaluación de dermatomas y miotomas, determinar el espacio vertebral donde se localiza la hernia.

Es importante enfatizar que la historia natural de la ciática por hernia de disco es de resolución realzada de los síntomas en torno de cuatro a seis semanas.

Tipos de Tratamiento para Hernia Lumbar

El tratamiento inicial de la hernia lumbar debe ser siempre conservador, explicando al paciente que el proceso tiene un curso favorable.

En el inicio, luego pasada la crisis, el tratamiento es medicamentoso con reposo. Pasado este periodo el medico remite el paciente para el tratamiento conservador.

Este tratamiento puede ser la fisioterapia convencional, Reeducación Postural Global, Terapia Manual. Como, por ejemplo, Maitland, Osteopatía y miofascioterapia, Acupuntura, Hidroterapia, Pilates.

Cirurgías

Apenas 2 a 4% de los casos tienen indicación quirúrgica (síndrome de la cola de caballo, surgimiento de déficits neurológicos de progresión rápida).

Actualmente las cirugías para hernia lumbar vienen evolucionando en el sentido de tornarse cada vez menos invasivas. Importancia especial se da al uso del microscopio quirúrgico e instrumental para microcirugía, cirugías percutáneas y endoscópicas.

Las pesquisas relatan la efectividad del tratamiento quirúrgico en relación al tratamiento conservador.

Entretanto, en otras pesquisas, se muestra igual el proceso en ambos los tipos de tratamiento y en otros estudios revelan los resultados quirúrgicos no satisfactorios a largo plazo.

Tratamiento en cada una de las Etapas de Rehabilitación

Fase Aguda

Se inicia con reposo absoluto para que el disco lesionado no sufra más compresión. Y medicamentos para el alivio del dolor y disminución de la inflamación. (Henneman y Schumacher, 1995).

Objetivos: aliviar el dolor, promover relajamiento muscular, disminuir el edema y la presión contra las estructuras nerviosas sensibles al dolor (reposo intercalado con periodos de movimiento controlado, técnicas fisioterapéuticas, masaje, maniobras miofasciales, tracción, Maitland y reeducas el paciente.

Fase Subaguda

En esta fase el dolor es más soportable y permite ejercicios de estiramiento y gradual fortalecimiento muscular,

Enseñar al paciente la percepción postural, principios de estabilización, ejercicios de fortalecimiento de tronco y aumento de la resistencia a la fatiga.

Incluir fortalecimiento de miembros inferiores para dar soporte al cuerpo para usar la mecánica corporal. Fortalecer miembros superiores para cargar objetos sin inducir desvíos y sobrecargas de tronco.

Enseñar movimientos sencillos de columna en amplitudes libres de dolor.

Enseñar al paciente cómo contraer isométricamente los músculos abdominales y extensores de columna. Y así mantener el control de la posición extendida mientras realiza movimientos sencillos de los miembros.

Es fundamental la mejora de la postura para los pacientes con hernia lumbar. Ya que muchos presentan déficit postural como acortamientos de los músculos isquiotibiales, insuficiencia de los músculos del abdomen y de los extensores lumbopélvicos, consecuentemente aumento o rectificación de la lordosis lumbar, y así favoreciendo la degeneración discal.

Fase Tardía

En general, el paciente presenta apenas incomodidad. Es importante el mantenimiento de la elasticidad y del tono muscular asociado a los cuidados posturales.

El paciente todavía tendrá restricción de la flexibilidad (debido al tejido cicatricial restrictivo o adherencias), limitaciones en la fuerza y resistencia a la fatiga en los músculos posturales y de los miembros y ejecución lenta.

En la hernia de disco falta movilidad de la columna lumbar. Consecuentemente, la capacidad de invertir la curvatura para ejercicios de fuerza abdominal aunque haya conseguido el estiramiento de los isquiotibiales.

Algunos movimientos o posiciones se deben evitar en los pacientes con hernia discal:

  • Flexión de la columna;
  • Flexión con rotación de la columna lumbar, principalmente con carga;
  • Retroversión pélvica, principalmente con carga;
  • Fortalecimiento de abdominales en retroversión.

¿Cómo el Pilates puede ayudar en el Tratamiento?

El Pilates se busca como Método de tratamiento por mostrarse bastante eficaz.

Los ejercicios de Pilates pueden aplicarse por personas que buscan la práctica de actividad física. Y también por individuos con patología que necesitan de rehabilitación. Principalmente los desórdenes neurológicos, ortopédicos, dolores crónicos,  problemas ortopédicos y problemas de la columna vertebral.

El Método Pilates se utiliza de seis principios para la aplicabilidad de la técnica que son: concentración, control, el centro, movimientos fluidos, precisión y respiración.

Es una técnica que propone trabajar fuerza, estiramiento y flexibilidad manteniendo las curvaturas fisiológicas del cuerpo. Teniendo el abdomen como el centro de fuerza, que es utilizado en todos los ejercicios.

Las ventajas del Método para los practicantes son innumerables. Entre ellas podemos destacar la mejoría del acondicionamiento físico, flexibilidad, amplitud muscular, alineamiento postural, estimulación de la circulación y mejoría dela coordinación motora, tales beneficios tienen como objetivo prevenir lesiones y el alivio de dolores crónicos.

Pilates es una modalidad de ejercicios utilizada con el objetivo de mejorar la estabilidad de la columna, bien como resistencia y fuerza de los músculos del tronco.

Este Método enfatiza el fortalecimiento de los músculos abdominales y lumbares usando diferentes abordajes. Mientras mantiene una buena postura y alineamiento corporal.

La musculatura abdominal tiene un papel importante de soporte que representa integridad para la columna lumbar. Los músculos abdominales, principalmente los trasversos y los oblicuos, producen la presión intraabdominal a través de la contracción refleja.

Es esta presión que, actuando sobre el diafragma serviría como un mecanismo de atenuación de cargas compresivas sobre los discos intervertebrales.

El Power House

Los ejercicios de fortalecimiento de la musculatura abdominal en el Pilates mejoran la nutrición discal. Esto porque aumentan la difusión pasiva de oxígeno y disminuir la de hidrógeno.

Conocido en el Pilates como “Centro de Fuerza”, “Casa de Fuerza”, el Power House puede ser descrito como el fundamento más precioso del Método Pilates.

Para Joseph Pilates, el Power House era la parte más importante del cuerpo humano y de su método, constituyendo la base de la caja torácica y la línea que va desde una cadera a la otra.

Los músculos que lo forman soportan la columna, los órganos internos y la postura. Podemos describirlos como un cilindro de estabilidad tridimensional alrededor de la columna, cuyo fortalecimiento es el mayor objetivo del Pilates.

El centro de fuerza primario es constituido por el reto del abdomen, oblicuos, multífidus, suelo pélvico, diafragma, glúteos, psoas y el trasverso del abdomen.

El término “core” tiene sido utilizado para referirse al tronco, o más específicamente a la región lumbopélvica del cuerpo. La estabilidad de la región lumbopélvica es crucial para propiciar una base para los movimientos de las extremidades de la parte superior e inferior del cuerpo, soportar cargas y proteger la columna.

El core es formado por 29 parejas de músculos con función de estabilizar la columna y la pelvis durante los movimientos, manteniendo un alineamiento adecuado de la columna. Estos Músculos pueden dividirse en dos categorías: Músculos Locales y Músculos Globales.

La correcta activación del Power House viene presentando suceso en la disminución de dolores lumbares.

Beneficios del Pilates para Hernia de Disco

Lima et al., en 2009, realizó un estudio en pacientes con hernia de disco lumbar utilizando el Método Pilates para la mejoría de la flexibilidad de los músculos isquiotibiales.

Se ha observado una mejoría significativa de la flexibilidad, pero concluyeron que a pesar de los resultados, estudios adicionales deben ser realizados.

El Pilates suele ser efectivo en los dolores causados por la hernia discal porque los ejercicios generan un mayor desplazamiento entre las vértebras, gracias a los movimientos de estiramiento cráneo caudal.

Con los ejercicios del método, la postura mejora, los músculos adquieren mayor tono. Las articulaciones se tornan más flexibles y la forma del cuerpo se torna más equilibrada, erecta y estirada.

El Pilates puede ser usado como progresión del tratamiento O aún, para la prevención de dolor lumbar, a través de equilibrio funcional de los músculos implicados en la región.

Ya que el músculo trasverso del abdomen y multífidus hacen parte del Power House. La correcta activación de este grupo muscula durante la práctica del Pilates contribuye para una estabilización lumbopélvica necesaria para todos los individuos con o sin dolor.

Ejercicios indicados para Pacientes con Hernia Lumbar

Ejercicios tradicionales de fortalecimiento de los músculos abdominales y de extensores de tronco tienen sido blanco de críticas por someter la columna vertebral a altas cargas de trabajo aumentando el riesgo de una nueva lesión.

Pesquisas sugieren que sin la correcta activación de los estabilizadores profundos de tronco, las recidivas del cuadro álgido se notan con más frecuencia.

Con los ejercicios de Pilates realizados de manera correcta y supervisados por un profesional, conseguimos la correcta activación de la musculatura estabilizadora de la columna lumbar para trabajar con el paciente de forma global.

Principales objetivos a trabajar en la Hernia Lumbar:

  • Estabilización de la columna lumbar;
  • Disociación coxofemoral;
  • Fortalecimiento abdominal;
  • Fortalecimiento de Paravertebrales.

Mi Experiencia Tratando Hernia con Pilates

Las primeras clases deben estar enfocadas para el aprendizaje de la correcta contracción del trasverso del abdomen y el multífidus lumbar.

Inicio siempre con un programa siguiendo las etapas del modelo de ejercicios de estabilización segmentar vertebral, desarrollado por Richardson, Hodges y Hides que es dividido en tres fases:

  • Cognitivo: Educar la manera correcta de contraer la musculatura estabilizadora.
  • Asociativo: El objetivo es mantener la contracción de estos músculos al mismo tiempo en que se realizan movimientos de los miembros y del tronco. En esta fase se inicia el entreno de las actividades de vida diaria.
  • Automático: Realización de ejercicios que proporcionen desafíos y gestos deportivos, realizados con cuidado para asegurarse que no haya compensación.

Algunos alumnos en el inicio de las clases necesitan utilizar otros recursos fisioterapéuticos para ayudar en el tratamiento.

Trabajo con terapia manual y RPG, y suelo aplicar Maitland y miofascioterapia en el inicio de la clase o al final, dependiendo de cómo el paciente se presenta.

Cuando necesario también utilizo electroterapia (Ultrasonido y TENS). Aunque la estimulación eléctrica en sus formas más variadas (TENS) no presente ninguna evidencia que justifique su utilización.

Los estudios publicados muestran que hay fundamentos importantes estableciendo su valor. En mi Estudio los alumnos sienten mayor comodidad luego de la aplicación del TENS cuando necesario.

Actualmente, tengo 42 alumnos con hernia, la mayoría con hernia lumbar y todos responden bien al tratamiento con el Método Pilates.

Es evidente que debe haber colaboración del paciente con relación a la presencia en las clases, seguir las orientaciones en relación a la ejecución de las AVD’s, respetar el tiempo de rehabilitación para regresar a las actividades dejadas debido al dolor.

Todo esto para que el tratamiento conservador tenga éxito evitando recidivas o incluso tratamiento quirúrgico.

Conclusión…

La literatura apunta como beneficios del Método Pilates, mejora del acondicionamiento físico, mejora de la circulación, mejora dela postura, disminución del dolos, mejora dela fuerza muscular, mejora de la flexibilidad, mejora dela consciencia corporal y de la coordinación motora.

Estos beneficios ayudarían a prevenir lesiones y proporcionar alivio de los dolores crónicos.

Pilates puede ser una herramienta importante para los fisioterapeutas en la rehabilitación, por tener una variedad de ejercicios que promueven la decoaptación articular, crecimiento axial, fortalecimiento y estiramiento muscular donde se utilizan pocas cargas y como numero de repeticiones disminuidos y también por presentaren solamente contraindicaciones relativas que no interfieren en la aplicabilidad de la técnica, pero solamente exige un cuidado del profesional habilitado.

El número de practicantes no viene acompañado con el concomitante desarrollo de pesquisas es necesario mayor número de pesquisas abarcando más variables.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *