Posted in:

El Método Pilates cómo Opción de Tratamiento de las Desviaciones Posturales

Antes de pensar en las desviaciones posturales, necesitamos primero comprender lo que es la postura. Cómo ella es anatómicamente y como ello funciona su biomecánica.

Mantener una postura correcta es muy difícil para cualquier persona. Perciba que no estamos hablando de una postura perfecta, pues ella no existe.

Pero una manera que nuestro funcione de la mejor manera posible, haciendo con que las estructuras corporales, las articulaciones y los músculos, por ejemplo, gasten menos energía para mantener la postura.

Esto debe ocurrir en toda y en cualquier posición: de pie, sentado, en decúbito dorsal, en decúbito ventral y en decúbito lateral. Sabemos que varios factores influencian en la calidad y en las posibles alteraciones.

Factores psicológicos; patológicos, hereditarios, hábitos incorrectos de postura son algunos de ellos. E son eses factores, asociados o no, que ocurren las desviaciones posturales, y consecuentemente, las alteraciones físicas y mecánicas en todo el cuerpo.

El método Pilates tiene establecido como una técnica aplicada para mejorar y organizar todo el sistema musculoesquelético.

No es sólo eso, las investigaciones científicas citados en el recurrir del texto, nos enseñan que el método envuelve mucha atención, concentración, control y una excelente alternativa para reeducar nuestro cuerpo. El método puede actuar en la manutención de la postura correcta, cuando en la correcta ejecución de los movimientos.

La Columna Vertebral

Como lo dicho anteriormente, comprender el funcionamiento normal de los sistemas es parte fundamental para saber cómo las patologías posturales ocurren y lo porque.

La columna vertebral es la estructura que sustenta nuestro cuerpo. Es compuesto de vértebras, de ligamentos, de los músculos y de los discos intervertebrales.

En su estructura ósea tenemos un total de 33 vértebras, divididas en cuatro regiones: Cervical (7), torácica (12), lumbar (5), sacro (5) y coxis (4) (imagen 1).

Entre las vértebras tenemos los discos, que son estructuras fibrocartilaginosas que ayudan en la formación de las articulaciones de esa región, permitiendo que los movimientos ocurran, además absorbe los impactos.

En el pan lateral (imagen 1) o en el plan sagital, podemos observar las curvaturas fisiológicas de la columna. En la columna cervical y en la columna lumbar tenemos la lordosis, que es una curvatura convexa ventralmente, y en la columna torácica y en el sacro tenemos la cifosis, que es una curvatura cóncava ventralmente.

Esas curvaturas existen para mejorar la flexibilidad y la capacidad de absorción del impacto, al mismo tiempo que mejoran la tensión promoviendo mejor estabilidad de las articulaciones.

Funciones     

La columna vertebral en conjunto con todas las estructuras que compone presenta múltiples funciones:

  • Protección: ella protege nuestro medula espinal y los nervios cranianos. Aún auxilia en la junción de las costillas con las vértebras preservando las estructuras internas del tórax, como el corazón y los pulmones.
  • Sustentación: ella sustenta nuestra cabeza, es el pilar de nuestro cuerpo.
  • Movilidad: Movimientos de la columna auxilian los movimientos que ocurren en la cabeza y en las extremidades del cuerpo.
  • Estabilidad: Sustenta nuestro cuerpo.

Puede ser contradictorio, pero no.

En nuestra columna, al mismo tiempo que tenemos movilidad a los movimientos, también tenemos estabilidad en otros momentos. Por ese motivo ella es muy importante en la manutención de las posturas correctas.

Independiente del plan de movimiento en que ella esté, por eso también que es susceptible a alteraciones.

Cualquier diferencia existente en cualquier de eses aspectos escribidos, podrá ocurrir entre otras patologías, las desviaciones posturales.

Postura

Definir el concepto de postural puede parecer simple, pero como podemos citarla observando varios aspectos diferentes, la literatura habla de innúmeras posibilidades.

La Academia Americana de Ortopedia escribe la postura cómo el equilibrio existente entre los músculos y los huesos que protegerán las otras estructuras corporales de posibles traumas, sea de pie, sentado o acostado (2).

Otro autor (3) dije que la postura es la relación estable entre la persona y el medio, resultando en una estabilización espacial. Con eso, el individuo se percibe y tiene la impresión de la estabilidad en aquello espacio.

O aún que ¨la postura es un modo como la persona se presenta en el espacio es determinada por el equilibrio dinámico del sistema musculoesquelético¨ (4).

Una buena postura se presenta cuando tenemos un mejor rendimiento funcional con un menor gasto energético (4). Cualquier cosa diferente de esto podemos considerar como una alteración postural.

Para que la postura se mantenga de manera adecuada, durante el movimiento o no de las estructuras corporales, necesitamos de una relación dinámica. Principalmente del sistema musculoesquelético se adaptar a respuesta de los estímulos recibidos (5).

Postura Estática

La postura estática es nuestra base para la comprensión de una postura normal. Los músculos estáticos son responsables por dejar el sistema locomotor en un estado de tensión constante (5,6).

Ya los músculos dinámicos, después de la contracción inicial, retornan a su estado de relajamiento, siendo los responsables por los movimientos de gran amplitud (5,6).

Una relación importante que debemos saber es el desempeño de la respiración en la manutención de la postura.

“…teniendo en cuenta que los músculos responsables por la inspiración son importante para la postura estática, pues desempeñan la función de manutención del tórax, y que los músculos abdominales, los cuales tracción el tórax hacia abajo, ejercen un papel dinámico. Generalmente las personas adoptan posturas inadecuadas, las cuales mantienen los músculos inspiratorios constantemente tensos. El no relajamiento de la musculatura inspiratoria provoca el encortamiento muscular, lo que dificulta el movimiento de abajamiento del tórax. Consecuentemente, la expiración se vuelve insuficiente y limita la ventilación pulmonar.”

De esta manera, creemos ser esencial en cualquier actividad física centrarnos en la realización adecuada del movimiento expiatorio, ayudando en el relajamiento de la musculatura inspiratoria (5,6).

Además, la senilidad favorece la deshidratación del disco intervertebral, que juntamente con los otros factores ya dichos contribuyen para que las alteraciones surjan o se potencialicen.

Valoración Postural

La valoración postural, como en todos los grupos de alumnos y pacientes, debe ser realizada de manera muy cuidadosa.

Existe hoy, innúmeros softwares y aplicativos que pueden auxiliar en ese tipo de valoración.

El SAPO es el programa más reconocido. Pero, la tecnología de los aplicativos tiene ayudado en esa cuestión. El PostureScreen y el Buena Postura son algunos de eses aplicativos.

Esa valoración consiste en la observación y registro de las alteraciones anatómicas que causan las desviaciones posturales, y para eso observamos el paciente en los planos anterior, posterior y lateral.

Podemos utilizar como base el hilo de la plomada para posicionar el individuo y así hacer las correctas observaciones.

Esa valoración debe ser hecha para percibir los desequilibrios musculares y seleccionar los ejercicios correctos.

Así favorecer el posicionamiento correcto de las estructuras y consecuente mejora funcional evitando la acentuación de los desequilibrios.

Alteraciones Posturales

La postura puede sufrir modificaciones al recurrir del tiempo perdiendo su configuración original y su capacidad estructural funcional fisiológica.

Como lo dicho anteriormente, la columna actúa en la movilidad y en la estabilidad. Las dos funciones son importantes para la manutención del equilibrio y de la postura, así como para la sustentación y movimiento del cuerpo.

Un equívoco en la estructura de la columna, sea debido a un malo posicionamiento, por ejemplo, puede ocasionar en desequilibrios musculares y en el rigidez de las articulaciones, afectando todo el sistema neuromusculoesquelético que la mantiene. Así causando dolores y patologías asociadas.

Innúmeros factores pueden generar esas alteraciones, desde los malos hábitos posturales hasta los factores psicológicos.

Eses pueden afectar aisladamente una región o mismo comprometer innúmeros sistemas debido a las compensaciones que el cuerpo puede realizar para adecuarse, mismo que de manera incorrecta de una condición estructural.

Desviaciones Posturales

Hipercifosis

Es una alteración muy común en el tórax. Esa deformidad antero posterior de la columna vertebral ocurre en personas en la fase de crecimiento aún más precoz debido a los varios aspectos como: psicológicos, traumáticos, congénitos y hábitos adquiridos.

La hipercifosis es definida como el aumento de la cifosis (convexidad posterior), que podemos observar en el plan sagital.

Debemos valorar para saber lo porque esa alteración se manifestó. ¿Es genético? ¿Adquirido?

Ella puede, también, ocurrir por la compensación de una hiperlordosis lumbar.

Independiente del porqué, muchas veces esa desviación está relacionada con las alteraciones en la cintura escapular, como los hombros hacia anterior, protracción de las escapulas y la anteriorización de la cabeza.

Además, las alteraciones en la hipercifosis sacra pueden alterar la articulación de la sacra iliaca llevando a cuadros de dolor y a desviación de la marcha.

Los ejercicios con objetivo de mejorar la movilidad de la columna torácica y de la estabilidad de las costillas son importantes.

Los ejercicios respiratorios también auxilian en la mejora del padrón cifótica. Recuérdate que la cintura escapular y la cintura pélvica también están directamente relacionados con la mejora de los aspectos.

Los músculos alrededor de la articulación de los hombros y de la cadera, tanto fortaleciendo cuando mejorando su movilidad auxilian en el proceso. Es importante fortalecer los extensores de la columna.

Hiperlordosis

La hiperlordosis es definida como el aumento de la lordosis (convexidad anterior), que podemos observar en el plano sagital.

La hiperlordosis lumbar, a pesar de varios factores distintos que pueden generar esa condición, el sistema muscular envuelto son los músculos del Core.

Anteriormente, los músculos abdominales (recto del abdomen, oblicuos externo e interno y el transverso) y los flexores de la cadera. Posteriormente, los músculos glúteos, los isquiotibiales, los multifídio, el cuadrado lumbar y los paravertebrales.

De modo general, los músculos abdominales y los glúteos se encuentran débiles y los flexores de la cadera y los músculos de la columnas más activos y encortados, haciendo que ocurra un aumento de la lordosis lumbar.

Para actuar mejorando ese cuadro necesitamos centrar en equilibrar las fuerzas existentes en esas musculaturas.

En el caso de hiperlordosis cervical, se cree que el aumento de esa curvatura ocurra por la hipertrofia de la muscula posterior de la región cervical.

En ese caso, los músculos extensores están más activos y encortados y los flexores más débiles. Con eso, también actuando en el estiramiento de las estructuras más encortadas y fortaleciendo las más débiles.

Escoliosis

La escoliosis es una alteración observada de manera tridimensional. Son desviaciones latero-laterales con asociación de la inclinación lateral y rotación de las vértebras.

Debemos observar y clasificar esas desviaciones posturales para saber cuál conducta debemos tener.

Por ejemplo: ¿Es una escoliosis estructural o no? ¿Es leve, moderado o grave?

Debemos tener en miente que generalmente el lado de la convexidad tiene relación con la debilidad muscular en aquella región.

Como conducta necesitamos estructurar la musculatura para mejorar la calidad de fuerza y la anchura de los músculos, así intentar restablecer o mejorar las curvaturas fisiológicas, la lordosis y la cifosis.

No es sólo eso, los movimientos recíprocos de los miembros inferiores y superiores, y los movimientos de la columna en todos los planos que deben ser explorados, con la activación de los músculos del centro del cuerpo.

Rectificación

La rectificación es la ausencia o la disminución de las curvaturas fisiológicas. Puede ocurrir en cualquier parte de la columna.

Pensando en la columna lumbar, generalmente, existe una activación exagerada de la musculatura extensora de la cadera, principalmente del glúteo máximo y la debilidad de los flexores de la cadera. No sólo en el movimiento, pero los músculos estabilizadores del tronco deben ser fortalecidas.

Intervención con los Principios del Método Pilates

Podemos afirmar, según las investigaciones realizadas y las respuestas obtenidas, que el método Pilates ya es considerado un padrón oro en el tratamiento de patologías de la columna.

Por supuesto no es la única opción de intervención, pero es más un concepto que ayuda en la mejora de la calidad de vida de las personas, entre otros beneficios como, la mejora de la postura y de la calidad del movimiento en diferentes posiciones.

El método puede contribuir recudiendo los daños causadas por esas deformidades y ayudando el paciente/alumno a mejorar innúmeros aspectos físicos o psicológicos.

Princípios del Pilates

Para que sepamos como el Pilates es benéfico, debemos comprender que existen los principios. Eses principios deben ser respetados durante la ejecución de los movimientos.

La concentración, la respiración, la centralización, la fluidez, la precisión y el control son los principios del método.

Joseph decía: “Nuestra gana no debe ser dominada por las acciones reflejas de nuestros músculos”.

Esa frase dice mucho como el método necesita ser vivido.

Centrarse, tener atención en lo que estás haciendo, con el objetivo de evitar las compensaciones na ejecución de un movimiento o en la manutención de la postura en cualquier posición.

Con eso, el alumno/paciente consigue percibir que sus mayores dificultades y sus facilidades. Asociar la miente, realizando el ejercicio de manera más activa posible mejora la calidad en la ejecución de los movimientos, además de trabajar el cerebro.

El padrón de respiración adoptado en el Método Pilates influencia y beneficia la mejora de la postura. La respiración ocurre de manera tridimensional, buscando utilizar toda la capacidad que los pulmones tienen para captar oxígeno. La respiración eliminará las toxinas y los catabólicos del cuerpo durante los cambios gaseosos.

El método exige atención y conciencia (7) para la realización, mismo siendo el más natural posible.

Recordar que en la expiración no debemos exagerar para quitar el aire de los pulmones, así evitar que los músculos oblicuos sean activados excesivamente, haciendo alteraciones en la estabilidad de la columna (7).

La centralización, exige que soporte y el control del tronco asociada con los movimientos dinámicos de los miembros superiores e inferiores. Los músculos específicos del centro del cuerpo trabajan de manera correcta posibilitando la eficiencia del funcionamiento.

El Tratamiento con el Pilates

Ya percibimos lo que ocurre en el cuerpo cuando presentamos desviaciones posturales y también la manera que debemos actuar, con la biomecánica, para tratar esas alteraciones.

La activación correcta de los músculos del Power House (músculos del core) estabilizan la columna y ayudan en el desarrollo de la tonicidad de las fibras, que son fundamentales en las posturas estáticas, pues mejoran el alineamiento postural.

El Pilates exige mucho la calidad en la ejecución de los movimientos y no la calidad propiamente conocida. Los ejercicios son realizados con fluidez, continuos y ritmados. Los ejercicios trabajan múltiplos grupos musculares.

Mientras un grupo realiza el movimiento, el otro estabiliza el cuerpo… es necesario un equilibrio en el tiempo de ejecución del ejercicio, nada mucho más rápido y no muy lento, simplemente con fluidez.

Para que el ejercicio sea controlado, necesitamos mantener un correcto posicionamiento de todas las estructuras del cuerpo, además de tener atención en la correcta ejecución de los movimientos.

Otro punto muy importante es el estiramiento axial.

En todos los posicionamientos y los movimientos necesitan que el alumno esté en ¨crecimiento¨. Quiere decir que el alumno tiene que intentar aumentando el espacio entre las vértebras.

Esa intención, cuando realizada, es suficiente para reducir las compresiones que pueden existir entre las estructuras óseas, además mejora el alineamiento de las curvaturas fisiológicas de la columna, que es lo que estamos diciendo en ese artículo.

A seguir, elegimos algunos ejercicios que podemos realizar direccionando para cada una de las desviaciones posturales. Recordando, son solo algunos ejemplos de ejercicios, existen innúmeras variaciones y adaptaciones que podemos utilizar en el método de acuerdo con la individualidad de cada practicante.

Recomendaciones de Ejercicios para Desviaciones Posturales

Hiperlordosis Lumbar

  • Roll Up
  • Roll Over

Hipercifosis Torácica

  • Swan
  • Pulling Straps

Rectificación

  • Sit Up
  • The Cat

Escoliosis

  • Side Body Twist
  • Swimming

Conclusión…

El método mejorará la postura del practicante de una manera general y no solamente actuará en las desviaciones posturales específicamente presentes.

Una valoración bien hecha y documentada irá ayudar a elegir los mejores ejercicios para ese alumno. Puede existir una contraindicación concreta, no podemos afirmar que el alumno no podrá realizar un determinado ejercicio, pero sí debemos realizar todos con cuidado y seleccionar los más necesarios y más benéficos para ellos en aquello momento y con la condición muscular.

Recuerda de la importancia de asociar los principios con los ejercicios propuestos, en el estiramiento axial es esencial para mejorar la postura auxiliando en la correcta manutención de las curvaturas de la columna.

Joseph decía:

Los beneficios del Pilates dependen de la ejecución de los ejercicios. Las instrucciones deben ser mantenidas con fidelidad.

Con eso entendemos la importancia en dominar el método para que con los estímulos visuales, táctiles y auditivos para guiar nuestro alumno en la correcta ejecución de todos los movimientos y adquirir los beneficios provenientes del método.

 

Referências Bibliográficas
  1. NETTER, Frank H.. Atlas de Anatomia Humana. 2ed. Porto Alegre: Artmed, 2000
  2. ADAMS, R.C.; DANIEL, A.N.; MCCUBBIN, J.A.; RULLMAN, L. Jogos, esportes e exercícios para o deficiente físico. São Paulo, Manole, 1985
  3. NORRÉ, M.E. Posture in otoneurology. Acta Oto- rhino-laryngologica Belgica I, 44, n.2, p.55-181, 1990.
  1. Lianza, Sérgio. Medicina de Reabilitação. Ed. Guanabara Koogan, 4Ed, 2011.
  1. BRACCIALLI, L.M.P; VILARTA, R. Aspectos a serem considerados na elaboração de programas de prevenção e orientação de problemas posturais. paul. Educ. Fís., São Paulo, 14(2):159-71, jul./dez. 2000
  2. SOUCHARD, E. O stretching global ativo: a reeducação postural global a serviço do esporte. São Paulo, Manole, 1996.
  3. MASSEY, Paulo. Pilates, uma abordagem anatômica. Ed Manole, 2012

 

Written by Karla Seleme

Karla Seleme

Karla Vergaças Seleme es fisioterapeuta, graduada en la universidad PUC-PR. Formación completa en Pilates en el Espaço Vida Pilates, en Mat Pilates y en IR en la Pilates Studiofit (STOTT Pilates). Especialista en Fisioterapia neurofuncional en la Facultad de Medicina de la Santa Casa de São Paulo. Tiene formación en el Concepto Bobath Adulto, en Balance, en iniciación en Kabat, en entrenamiento suspenso y en entrenamiento funcional. Es profesora del curso de formación en Pilates en el Espaço Vida Pilates.

3 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *