Posted in:

Pilates en la Gestación: Principales Cuidados y Contraindicaciones

Como ya había comentado en otras materias durante la gestación ocurren innumerables alteraciones fisiológicas, biomecánicas y psicológicas. Por eso debemos conocerlas muy bien para que, en la hora de practicar Pilates en la gestación, el instructor escoja los ejercicios adecuados y excluya a los contraindicados, para siempre mantener la seguridad y responsabilidad.

El Período de Gestación

Desde la primera prueba positiva ya se inician los primeros cambios en el cuerpo de esta mujer, normalmente en el primer trimestre algunas sienten malestar, náuseas y mucho sueño.

Esta fase es muy delicada, donde a pesar de no existir las señales físicas de la gestación, ya está presente la hormona que conocemos como relajina.

Que sólo para recordar es el responsable por flojedad ligamentar, y va a actuar principalmente en la pelvis para acomodar al bebé y preparar para el momento del parto.

Por lo tanto, las gestantes que tienen la liberación médica para practicar desde el primer trimestre, que generalmente, son las alumnas que ya practicaban el método Pilates y descubren que están embarazadas.

En el segundo trimestre, que es a partir de las doce semanas, normalmente es en esta fase que la gran mayoría tiene la liberación médica e inicia la práctica del método. En esta fase están muy dispuestas, pero tenemos que continuar con los cuidados.

Pilates en la Gestación

Para las alumnas en el primer trimestre de gestación, debemos mantener el ritmo de los ejercicios que ella estaba acostumbrada, evitando:

  • Inversiones
  • Saltos en el Reformer
  • Isometrias por tiempo prolongado
  • Los estiramientos excesivos (a no ser que ya conozcan la flexibilidad anterior de su alumna).

Durante el segundo trimestre, la barriga empieza a crecer, pero aún muy tímida, normalmente las alumnas todavía logran quedarse en decúbito ventral, hasta 16 semanas, pero no por un tiempo prolongado.

Con las alumnas que ya eran practicantes, normalmente es más fácil la práctica de Pilates en la gestación, pues el entendimiento de los principios y alineamientos, y el mantenimiento de los ejercicios practicados.

Con las iniciantes y generalmente sedentarias, debemos enfatizar el entrenamiento de los principios y explicar la importancia de los mismos.

Por lo tanto debemos aprovechar esta fase de mucha disposición, pero sin olvidar los cuidados.

Contraindicaciones durante la Práctica de Pilates en la Gestación

En mi opinión, durante la práctica de Pilates en la gestación, yo contraindico ejercicios en que exigen mucha fuerza de sustentación, como por ejemplo, algo que veo bastante, que son los suspensos en el Cadillac.

Por más que esta gestante tenga un buen control y resistencia, en la gestación pueden ocurrir influencias que ella no espera, y lo que antes tenía mucha facilidad para ejecutar, puede llevarla a la caída, por un pequeño descuido.

Otro posicionamiento que creo estar totalmente contraindicado durante la práctica de Pilates en la gestación, son las posiciones invertidas (de cabeza hacia abajo), he visto y oído hablar de muchas personas que hicieron hasta 32 semanas de gestación y que no sucedió nada, pero por lo tanto, cuál sería el beneficio?

Debemos tener cuidado también con los ejercicios que apoyen el peso sobre los puños. Debido a la flojedad ligera causada por la relajina.

Esto no significa que no deben utilizar los ejercicios y sí que no podemos utilizar muchos ejercicios seguidos en esta misma posición, y siempre que realizamos ejercicios con los miembros superiores, debemos cuidar para que ella mantenga el posicionamiento neutro del puño, o sea, sin flexión o flexión durante los movimientos.

Las isometrías prolongadas también deben ser evitadas, pues pueden llevar al aumento de la presión arterial y frecuencia cardíaca, lo que no sería interesante para las gestantes.

Cuando hablo ISOMETRIA quiero referirme a ejercicios como la tabla de cuatro apoyos mantenidos, que es un ejercicio que requiere de muchos grupos musculares al mismo tiempo.

El decúbito dorsal es un posicionamiento que hablamos bastante sobre el cuidado, principalmente al final del segundo trimestre. Según la literatura, en esta posición el bebé se queda pesando sobre la vena cava, perjudicando la circulación y consecuentemente la nutrición del bebé.

En realidad, la literatura dice que no ultrapasar más de cinco minutos en esta posición, pero en mi experiencia clínica, alrededor de 25 semanas o más sigo utilizando el decúbito dorsal por un tiempo mayor, pero con la utilización de una cuña de posicionamiento para elevar el tronco y así evitar la compresión de la vena cava.

Lo mismo vale para el decúbito lateral derecho, los ejercicios en decúbito lateral son importantes de ser ejecutados por esas gestantes, pero como debemos realizar de ambos lados, podemos realizar una secuencia menor de ejercicios antes de cambiar el lado.

Algunas gestantes relatan hormigamiento en miembro inferior, así que quedan en esta posición, en estos casos, debemos evitar y encontrar otras formas de trabajar estos grupos musculares.

Los ejercicios de rodamiento hacia arriba y hacia atrás (roll up / roll over) deben ser evitados, principalmente a partir del segundo trimestre, pero ya no son tan indicados desde siempre, debido a la gran exigencia de la musculatura abdominal.

Pues mismo que barriga aún no es muy grande, este tipo de movimiento va a aumentar la presión intra abdominal, lo que no se recomienda para las gestantes, que puede tener una consecuencia importante para el piso pélvico y para el riesgo de diástase de los rectos abdominales.

Así como las famosas flexiones de tronco, o abdominales tradicionales, que también van a aumentar mucho esa presión intra abdominal. Este aumento de la presión puede empujar el piso pélvico que ya estará debilitado debido a las acciones hormonales y posteriormente el peso del bebé.

Los ejercicios que requieren mucho equilibrio, también debemos reflexionar sobre cuándo utilizar. No sería totalmente contraindicado, pero recordemos la inestabilidad pélvica causada por el efecto de la relajación sobre esa región, que va a dificultar bastante el equilibrio, aumentando aún más el riesgo de caídas.

Por lo tanto, si tenemos una alumna que tenga más facilidad, o que ya era más entrenada, podemos utilizar ese tipo de ejercicios, pero con mucho cuidado siempre.

Conclusión…

Lo que tenemos que pensar prioritariamente con ese grupo especial de alumnas, que son las gestantes, es lo que tengo como objetivo durante esas semanas que ellas estarán bajo nuestros cuidados, es decir, a cada elección de ejercicio es parar y pensar, cual es el objetivo de este movimiento? ¿En qué estará contribuyendo a la condición de mi alumna?

Por lo tanto, el mensaje que quiero que ustedes graven de esta materia es: no debemos pensar sólo “ah, pero hacer eso no va a hacer daño para ella”. Y sí lo que va a hacer bien para mantener los objetivos trazados al inicio de los trabajos.

linha-gestante

Patrícia de Andrade Valeriano

Fisioterapeuta e Instructora de Pilates en la WP Pilates & Saúde

Integrante del grupo de las idealizadoras del Proyecto Mamãe Saudável (Madre Saludable)

Responsable por el curso de Pilates para Gestantes

Written by Patricia de Andrade Valeriano

Patricia de Andrade Valeriano

Patricia de Andrade Valeriano es fisioterapeuta, graduada en 2004. Tiene postgrado en Terapia Manual y Postural. Trabaja con el método Pilates desde 2007, hizo su primera formación en Pilates Clínico y Pilates Aplicado a Salud de Mujer. Años más tarde, hizo formación en Pilates Fitness, en Pilates Dermatofuncional, en Pilates para grupos y en Pilates Avanzado. Tiene formación internacional en RPG (sistema australiano), en reeducación uroginecológica y en el concepto McConnell (Vendaje Funcional). Es profesora en cursos de formación en Pilates hace más de 4 años, participó de la formación de casi 80 clases. Todo el año participa de workshops relacionados al Pilates, también del Pilates Leader Programme. Actualmente es propietaria de la WP Pilates & Salud (en São Paulo de la Voll Pilates Group) y miembro del grupo de los idealizadores del Programa Madre Saludable. Desarrolló el curso de Pilates aplicado para embarazadas e imparte workshops del mismo tema en eventos como el último Meeting en Pilates y en Entrenamiento Funcional en 2014. Recientemente participó de la Certificación en personal para embarazadas del programa ¨Mais Gestantes¨ y del curso de actualización de fisioterapia obstétrica con Sabrina Baracho.

7 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *