Posted in:

Recomendaciones de Clases para Portadores de Hernia Discal Lumbar

A pesar de no haber muchos estudios en relación al Pilates como tratamiento para la hernia discal lumbar, en la práctica sabemos de los resultados positivos.

Así que el paciente pasa por la fase aguda de la hernia, los médicos indican el método como tratamiento conservador y también en el post-operatorio cuando el procedimiento quirúrgico es indicado.

En ese texto vamos hablar sobre como tú, instructor, puedes empezar las clases de Pilates especialmente para pacientes con hernia discal lumbar. ¡Continué leyendo!

La Hernia Discal Lumbar

Según los datos de la OMS (organización mundial de la salud), cerca del 90% de la población sufren, sufrieron o sufrirán con problemas en la columna. El 90% de los casos son de hernia discal.

Cerca de los 5,4 millones de brasileños sufren con la hernia, según los datos del IBGE (Instituto brasileño de Geografía y Estadística). Con eso, cada vez más los portadores de hernia discal lumbar están presentes en los Studios de Pilates.

La hernia discal lumbar es el pasaje parcial o total, de un órgano o formación anatómica, través de un orificio patológico, afuera de su localización normal.

Estudios recientes enseñaran que, después de los 25 años de edad, las fibras del anillo fibroso empiezan a degenerarse, así pudiendo producir daños en sus diferentes capas. Así, la presión axial el núcleo puede filtrarse afuera de las fibras del anillo.

Generalmente la hernia está ligada a los factores de riesgos: las causas ambientales, las posturas, los desequilibrios musculares y, posiblemente, la influencia genética. Los factores de riego ambientales tienen sido sugeridos, tales como los hábitos de cargar pesos, la conducción de automóviles y el fumo, además del proceso natural del envejecimiento.

Tipos de Hernia

La hernia discal lumbar es considerada una patología extremamente común, lo que causa innúmeras morbididades en sus portadores. Se estima que el 2% hasta el 3% de la población será acometido por esa patología, cuya prevalencia es el 4,8% en los hombres y el 2,5 % en las mujeres, con más de 35 años de edad.

En el 76% de los casos hay antecedentes de crisis de dolor lumbar, una década antes de surgir la hernia discal. El núcleo del disco intervertebral puede filtrarse hacia la parte anterior o hacia la parte posterior (más frecuente). Entre las hernias de disco lumbares, el 90% están localizadas en la articulación L5-S1 y L4-L5.

Las hernias discales lumbares más comunes son las medianas y las colaterales derecha o colateral izquierda

Abajo dividimos todos los tipos de hernias:

  • Hernia de Schmorl (degenerativo)
  • Protrusión discal
  • Extrusión discal contenida
  • Extrusión discal no contenida
  • Hernia migratoria
  • Hernia secuestrada

El surgimiento de la hernia sólo es posible si el disco ya tiene microtraumas repetitivos, con eso el anillo empieza a degenerarse. En general, la hernia ocurre después de un esfuerzo de levantamiento de una carga con el tronco en flexión.

La hernia se produce en tres tiempos:

  1. La flexión del tronco hacia afrente proyecta el núcleo hacia tras, por medio de las fisuras ya existentes.
  2. En el principio del esfuerzo de levantamiento, el aumento de la presión axial presiona el disco y desplaza la substancia del núcleo violentamente hacia tras, llegando en el ligamento común posterior.
  3. En el último momento, cuando la rectificación del tronco está prácticamente finalizada, ocurre el cerramiento de la fisura donde ha pasado la hernia. Debido a la presión de los platos vertebrales la substancia compuesta por la hernia se queda bloqueada por debajo del ligamento común posterior, así ocurriendo un intenso dolor en la columna lumbar.

Cuando la hernia discal lumbar llega en la próxima del ligamento longitudinal posterior las fibras nerviosas empiezan a tensionarse, pudiendo producir dolores y radiculopatías.

Ciatalgia

El nervio ciático o nervio isquiático es el principal nervio de los miembros inferiores. El nervio se origina en la región lumbar y la región del sacro de la medula espinal (entre la L4-L5) y promueve la inervación motora y sensitiva para la extremidad inferior.

El dolor causado por la compresión o por la irritación del nervio ciático debido a un problema en la espalda es llamado de ciatalgia. Las causas más comunes incluyen los problemas en la región lumbar: la hernia discal, la degeneración discal, la estenosis espinal y la espondilolistesis.

En las lesiones más graves, los pacientes pueden presentar síntomas de debilidad en la fuerza muscular en una de las piernas o en las dos piernas, y esa debilidad de fuerza puede cambiar la biomecánica de la marcha.

Estos casos, los pacientes no consiguen quedarse de puntillas del pie de la pierna afectada y no consiguen caminar apoyando apenas los calcáneos.

¿Cómo el Pilates puede ayudar?

¿Qué debemos hacer en cada fase de la patología? ¿Cuándo debemos estirar la musculatura posterior y cuándo no debemos? ¿Cuándo debemos empezar los ejercicios más complejos y/o desafiadores?

Primeramente, nosotros necesitamos saber cuando debemos o no hacer los estiramientos. El estiramiento para el dolor ciático puede ser benéfico en la crisis de los casos de Síndrome del Piriforme, donde el dolor es causado por la compresión o por la tensión del músculo piriforme.

En los casos donde la ciatalgia ocurre debida a una hernia discal lumbar, el dolor es multifactorial: envuelve estimulo mecánico de las terminaciones nerviosas de la porción externa del ángulo fibroso, la compresión directa de la raíz nerviosa y varios fenómenos inflamatorios debido a filtración del núcleo hacia afuera.

Con el síntoma si el alumno esté con crisis de dolor, el estiramiento de la musculatura posterior podrá aumentar el dolor.

 

Después de pasado la crisis, debemos si, trabajar el estiramiento de la musculatura posterior. Tenemos que cuidar, principalmente, en el principio mantener la columna más estable posible. Uno de los ejercicios que indico es esa fase es el Tower en el Cadillac.

Como empezar tu Clase de Pilates

Sabemos que la activación correcta del Power House presenta suceso en la diminución de los dolores lumbares debido a una hernia discal. ¿Pero cómo debemos empezar nuestras clases? ¿Cuáles son los ejercicios?

Tengo el costumbre de trabajar con eses alumnos siguiendo las etapas de la estabilización segmentar vertebral, con los ejercicios de Pilates. Esta etapa es dividida en tres fases: el cognitivo, el asociativo y el automático.

  1. Cognitivo: es la educación de la manera correcta de la contracción de la musculatura estabilizadora.
  2. Asociativo: tiene como objetivo mantener la contracción de los músculos al mismo tiempo en que son realizados los movimientos de los miembros y del tronco. En esta fase se empieza el entrenamiento de las actividades de vida diarias.
  3. Automático: es la realización de ejercicios que promueven desafíos y gestos deportivos, son realizados con cuidado para que no haya compresión de la raíz nerviosa.

Un ejemplo de ejercicios para la fase cognitivo es el Breathing para enseñar y entrenar el alumno la respiración del Pilates.

  1. En decúbito dorsal el mat, las manos apoyadas en las costillas.
  2. Inspire, deje que las manos siguen el movimiento de la caja torácica.
  3. Expire y abaje las costillas y contraiga el abdomen.

Un ejemplo de ejercicio asociativo es el Supine fémur circles and arcs.

 

  1. Mantenga las rodillas en flexión, los pies apoyados en el suelo y levante una pierna en cada expiración.
  2. Levante una pierna y después la otra, mantenga las dos piernas arriba y baje primero una y después la otra.
  3. Levante las dos piernas del suelo en la expiración.

Se puede realizar ese ejercicio primero sin el rodillo, con el alumno acostado directamente en el suelo y aumentar la dificultad con el alumno en el rodillo. Así estimulando el alineamiento vertebral y estimulando aún más la contracción del Power House.

Un ejemplo de ejercicios para la fase asociativo es el Side Splits, es un ejercicio conocido y realízalo en el Reformer.

Es importante entenderes que mismo con la hernia, el alumno debe realizar los ejercicios en todas las posiciones para que lo sea útil en sus actividades de vida diaria. Él debe aprender y activar el Power House en todas las posiciones.

Objetivo: Estirar y fortalecer los músculos aductores y abductores de la cadera.

Instrucciones:

  • De pie, lateral, con un pie en la plataforma y el otro en la camilla.
  • Empuje la camilla para el lado con las dos rodillas en extensión.
  • Retorne hasta la posición inicial.

Conclusión…

El más importante de las recomendaciones es que tú, instructor, sabrás cual es el ejercicio y cuando lo debes evolucionarlo. En eventuales crisis los ejercicios deben ser manejados o aún suspensos hasta la mejora de los síntomas.

Debemos siempre incluir los ejercicios correctivos para los padrones de movimientos funcionales y entrenamiento de las actividades de vida diaria para promover al alumno cualidad de vida y un buen pronóstico.

¿Tú tienes alguna recomendación para añadir?

¡Cuéntanos!

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *