Posted in:

Pilates para Personas con Osteoporosis y Artrosis

OSTEOPOROSIS

La osteoporosis hace que los huesos se debiliten, tanto que una caída o incluso una leve tensión como agacharse o toser pueden provocar una fractura. Las fracturas relacionadas con la osteoporosis suelen ocurrir en las caderas, las muñecas y la columna vertebral.

Los huesos son tejidos vivos que se rompen y se reemplazan constantemente. La osteoporosis ocurre cuando la generación de huesos nuevos es más lenta que la eliminación de los huesos viejos.

La osteoporosis afecta a hombres y mujeres de todas las razas. No obstante, las mujeres blancas y asiáticas (en particular las mujeres mayores y menopáusicas) tienen más riesgo.

Ciertos medicamentos, una dieta saludable y los ejercicios que incluyen levantar pesas pueden ayudar a evitar la disminución de masa ósea y reforzar los huesos débiles.

Síntomas de la Osteoporosis

Habitualmente, las etapas iniciales de la disminución de la masa ósea no presentan síntomas. Pero una vez que los huesos se hayan debilitado por la osteoporosis, puedes tener los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor de Espalda – causado por la fractura o el colapso de una vértebra
  • Pérdida de Estatura con el Transcurso del Tiempo
  • Postura Encorvada
  • Fractura de un Hueso que se produce mucho más fácilmente de lo previsto

La Osteoporosis Debilita los Huesos

Los huesos se encuentran en un estado constante de renovación: se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los huesos viejos. Cuando eres joven, el desarrollo de huesos nuevos es más veloz que la descomposición en el cuerpo, por lo que la masa ósea aumenta.

La mayoría de las personas alcanzan el pico de masa ósea poco tiempo luego de cumplir 20 años. A medida que el cuerpo envejece, la disminución de la masa ósea es más veloz que el desarrollo.

Las probabilidades de desarrollar osteoporosis dependen en parte de cuánta masa ósea obtuviste en la juventud. Mientras más alto sea tu pico de masa ósea, tendrás más masa ósea «en el banco» y tendrás menos probabilidades de desarrollar osteoporosis mientras envejeces.

Factores de Riesgo

Una gran cantidad de factores pueden aumentar las probabilidades de desarrollar osteoporosis, entre ellos edad, raza, elecciones de estilo de vida, afecciones y tratamientos.

Riesgos Inalterables

Algunos factores de riesgo de la osteoporosis están fuera de tu alcance, entre ellos:

  • El Sexo – Las mujeres tienen muchas más probabilidades de desarrollar osteoporosis que los hombres.
  • Mayor Edad – Mayor riesgo de desarrollar osteoporosis.
  • Los Descendientes de Blancos y Asiáticos – Tienen más riesgo de desarrollar osteoporosis.
  • Antecedentes Familiares – Si uno de tus padres o hermanos tienen osteoporosis, tienes mayor riesgo, especialmente si alguno de tus padres sufrió una fractura de cadera.
  • Tamaño del Cuerpo – Los hombres y mujeres con cuerpos pequeños suelen tener mayor riesgo debido a que cuentan con menor masa ósea que los sostenga a medida que envejecen.

Niveles de Hormonas

La osteoporosis es más frecuente en las personas que tienen un nivel muy alto o muy bajo de determinadas hormonas en sus cuerpos. Por ejemplo:

1) Hormonas Sexuales

Los niveles bajos de las hormonas sexuales suelen debilitar los huesos. La reducción de los niveles de estrógeno en las mujeres menopáusicas es uno de los mayores factores de riesgo de desarrollo de osteoporosis.

Los hombres padecen una reducción gradual de los niveles de testosterona a medida que envejecen.

Es probable que los tratamientos para el cáncer de próstata que reducen los niveles de testosterona en los hombres y los tratamientos para el cáncer de mama que reducen los niveles de estrógeno en las mujeres aceleren la disminución de la masa ósea.

2) Problemas de Tiroides

Un nivel muy alto de la hormona tiroides puede provocar disminución de la masa ósea.

Esto puede suceder si tienes hipertiroidismo o si tomas una dosis muy alta de medicamento para la hormona tiroides para tratar el hipotiroidismo.

3) Otras Glándulas

La osteoporosis también se asoció con la hiperactividad de las glándulas paratirina y suprarrenales.

Factores de la Dieta

Las personas con las siguientes características tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis:

  • Ingesta baja de Calcio – Una falta de calcio durante toda la vida cumple una función en el desarrollo de la osteoporosis. Una ingesta baja de calcio contribuye a reducir la densidad ósea, disminuir la masa ósea en una etapa temprana y aumentar el riesgo de fracturas.
  • Trastornos de la Alimentación – Restringir de forma considerable la ingesta de alimentos y tener un peso corporal bajo debilita los huesos en hombres y mujeres.
  • Cirugía Gastrointestinal – La cirugía para reducir el tamaño del estómago o eliminar parte de los intestinos limita el área disponible para absorber nutrientes, incluido el calcio.

Medicamentos Esteroides y de Otros Tipos

El uso prolongado de medicamentos corticoesteroides orales o inyectados, como prednisona y cortisona, interfiere con el proceso de recomposición ósea.

La osteoporosis también se asoció con medicamentos utilizados para combatir o evitar:

  • Convulsiones
  • Reflujo Gástrico
  • Cáncer
  • Rechazo de Trasplante

Afecciones

El riesgo de desarrollar osteoporosis es mayor en las personas que tienen determinados problemas médicos, entre ellos:

  • Celiaquía
  • Enfermedad Intestinal Inflamatoria
  • Enfermedad Renal o Hepática
  • Cáncer
  • Lupus
  • Mieloma Múltiple
  • Artritis Reumatoide

Elecciones de Estilo de Vida

Algunas malas costumbres pueden aumentar el riesgo de osteoporosis: Por ejemplo:

  • Estilo de Vida Sedentario – Las personas que pasan mucho tiempo sentadas tienen mayor riesgo de desarrollar osteoporosis que las personas más activas. Cualquier ejercicio que implique acarrear peso y las actividades que promueven el balance y la buena postura son beneficiosos para los huesos; caminar, correr, saltar, bailar y levantar pesas parecen ser actividades particularmente beneficiosas.
  • Consumo Excesivo de Alcohol – El consumo regular de más de dos bebidas alcohólicas por día aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • Consumo de Tabaco – Aún no se estableció de forma clara la función exacta que cumple el tabaco en la osteoporosis, pero se demostró que el tabaco contribuye a debilitar los huesos.

Beneficios del Ejercicio Físico en la Osteoporosis

1) Nivel Muscular

Estimula el desarrollo muscular, lo cual repercute en la remodelación del hueso, que se hace más resistente, preparado para resistir esfuerzos y tensiones. Además, una musculatura potente actúa protegiendo al hueso ante golpes o caídas.

2) Nivel Articular

El ejercicio físico estimula la movilidad articular, lo cual hace que la persona esté más preparada a responder ante situaciones como desequilibrios, evitando la caída.

3) Equilibrio y Coordinación

El ejercicio físico hace que la persona esté más preparada a responder a estímulos inesperados. En el ejercicio físico se trabaja fuerza, resistencia, equilibrio y coordinación, lo cual ayuda a que el cuerpo esté activo y preparado, siendo menos propenso a sufrir caídas y teniendo mayor aguante en caso de que se produzcan.

4) Nivel Mental

Está más que comprobado que la actividad y el ejercicio ayudan a que la persona se encuentre más ágil a nivel mental.

Esto sobre todo es importante en edades avanzadas, ya que habilidades como equilibrio y coordinación dependen mucho de capacidades mentales, pero es necesario que se entrene desde la juventud para conseguir los mejores resultados.

ARTROSIS

La artrosis u osteoartritis es una enfermedad degenerativa crónica de lenta progresión común en la edad avanzada que afecta a las articulaciones móviles del cuerpo caracterizada por dolor articular, sensibilidad acentuada, rigidez, alteración en la movilidad, crepitaciones y derrame.

Se genera a partir del daño acumulativo proveniente de lesiones microscópicas y macroscópicas en dichas articulaciones que activan una respuesta de reparación mal adaptada que incluye la activación de vías proinflamatorias del sistema inmunitario innato.

El trastorno se manifiesta primero a nivel molecular y celular (metabolismo anormal de los tejidos de la articulación) seguido de alteraciones anatómicas o fisiológicas (degradación y pérdida del cartílago, remodelación del hueso, formación de osteofitos, inflamación sinovial, esclerosis y engrosamiento del hueso subcondral y pérdida de la función articular normal).

El compromiso de la cadera y las rodillas son una causa común de discapacidad.

Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada. Se presenta de forma prematura en personas con enfermedades genéticas que afectan al tejido conectivo, como el síndrome de Ehlers-Danlos y el síndrome de hiperlaxitud articular.

Factores de Riesgo

  • Edad: personas adultas sobre los 60 años.
  • Sexo: Igual para ambos sexos, pero en las mujeres se presenta a edades más tempranas (45 años).
    • Mujeres: Predomina en las rodillas y en las articulaciones interfalángicas (manos).
    • Hombres: Predomina en la cadera.
  • Obesidad: Cuadruplica el riesgo si la persona se encuentra por encima del IMC considerado normal.

Beneficios de la Actividad Física en la Artrosis

Antes de empezar cualquier ejercicio es importante tener en cuenta el calentamiento, los estiramientos y ejercicios preventivos, ya que son imprescindibles para evitar una sobrecarga de los músculos.

Unos músculos bien acondicionados protegen la articulación a través de la disminución de la carga. De esta manera, las articulaciones sufren menos. Además, con el ejercicio se mejora la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación, con lo que el cartílago padece menos.

Para las personas con artrosis, los expertos recomiendan evitar los deportes de impacto (correr, fútbol, baloncesto, artes marciales…) porque castigan las articulaciones por los cambios bruscos de ritmos y giros. Se aconseja optar por deportes de bajo impacto, como caminar una hora al día, ir en bicicleta, nadar, hacer aquagym o yoga, pero siempre sin excederse.

Y recordad que hacer ejercicio y mantenerse activo es parte de la solución para hacer frente a esta enfermedad.

Conclusión

En ambas patologías es imprescindible realiza actividad física tanto para la prevención como para la cura de las mismas, ya que fortaleciendo los músculos y realizando una buena movilización de las articulaciones ayudamos a un mejor funcionamiento del cuerpo.

Es por ello, que pilates sobre todo el reformer es de gran ayuda para lograr esto.

Ya que podemos realizar ejercicios que sean específicos de fuerza, sin impacto y con la camilla podemos ayudar a cuidar posturas, también podemos trabajar ejercicios de movilidad articular sin sobrecarga del peso del cuerpo y por ultimo hacer ejercicios de elongación y flexibilidad.

Con todo esto ayudamos a que nuestros alumnos mejoren su calidad de vida y sufran menos padeciendo las dolencias propias de estas enfermedades.

 

Bibliografia

Written by Eugenia Paez

Eugenia Paez

Soy Maria Eugenia Paez Sanmartino, de Cordoba, Argentina. Tengo mi proprio gimnasio con mi Estudio de Pilates hace ya 10 años. Soy profesora de educación fisica, instructora en Pilates y tengo varias capacitaciones mas, lo cual me ha permitido desarrolla entrenamientos de Pilates en una gran diversidad de personas, desde la rehabilitación de lesiones, mas comumnmente columna, como trabajar con deportistas (bailarinas y tenistas).

4 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *