Posted in:

Beneficios del Pilates para Pacientes Oncológicos

El cáncer tiene como definición según el INCA, un conjunto de más de cien enfermedades, ocasionando un crecimiento descontrolado y anormal de células en el organismo.

Es visto como un gran problema de salud pública por la alta prevalencia, de causa multifactorial, pues no posee un único agente causador, envuelve desde factores genéticos hasta los hábitos de vida y costumbres.

A consecuencia del tratamiento de quimioterapia, radioterapia y cirugías, hay un comprometimiento de la actividad metabólica de los pacientes oncológicos, reduciendo el acondicionamiento físico general, provocando una reducción de la fuerza muscular y del bienestar como un todo.

Calidad de Vida en Pacientes Oncológicos

El aumento de la sobrevida de los pacientes oncológicos confirma la necesidad de la búsqueda de métodos no farmacológicos, que proporcionan una mejora de la calidad de vida. De esa forma, hay una mayor busca por alivios de las señales y síntomas, entre ellos dolor, sueño, fatiga, disnea, ansiedad, entre otros.

La fatiga proveniente del cáncer es un síntoma común y tratable que interfiere en varios aspectos de la calidad de vida de pacientes con cáncer. Relatan la fatiga como uno de los síntomas más estresantes relacionados a la enfermedad y su tratamiento.

Es un síntoma que se presenta con un alto grado de disminución de la satisfacción personal y calidad de vida de esos pacientes oncológicos. Según el autor la fatiga es definida como un síntoma persistente, de cansancio físico, emocional y cognitivo.

“La conducta de mantener al paciente en reposo durante el tratamiento de cáncer parece potencializar los efectos colaterales y promover declino de las capacidades funcionales, asociada también a problemas de aspectos psicológicos “. (Castro, 2016)

Además de los tratamientos más rigorosos, existen técnicas complementares que presentan impacto positivo en la reducción de estrés y sufrimiento de los pacientes oncológicos, sus efectos en el organismo reducen la actividad del sistema nervioso autónomo, responsable por el control de las funciones viscerales y homeostáticas esenciales en la vida.

La práctica de ejercicio físico ayuda a amenizar los procesos degenerativos asociados al cáncer, reduce los riesgos de reincidencia de la enfermedad, proporciona un cambio en el comportamiento ligado al estilo de vida, mejorando los factores psicosociales.

De esa forma, hay pesquisas siendo realizadas para comprobación de que puede ser aplicado el ejercicio físico como estrategia en la farmacología con el objetivo de prevención y rehabilitación de pacientes oncológicos durante y después del tratamiento.

“Estudios sobre ejercicios físicos en pacientes que presentan fatiga, mostraron de forma consistente los beneficios en el combate a la fatiga, mejora de la calidad de vida, mejora de la capacidad funcional, reducción de estrés y mejora de diversos otros síntomas.” (Campos, 2011)

La mejora de la capacidad funcional a medio y largo plazo como: el aumento de la fuerza, de la resistencia a la fatiga, de la flexibilidad y de la capacidad aeróbica, y mejora del sistema inmune, son otros beneficios proporcionados por la práctica regular de actividad física.

Hay mejorías relacionadas al sistema pulmonar, disminuyendo el trabajo respiratorio y generando una mayor capacidad de intercambio gaseoso debido a las adaptaciones adquiridas a través del aumento en la capacidad de resistencia de los músculos respiratorios.

Importancia de los Ejercicios físicos en esa Fase

En un estudio reciente, fue realizada una investigación sobre la relación entre ejercicio físico y sus efectos en la calidad de vida de pacientes mujeres con un margen de edad de 40 a 67 años, con cáncer de mama, post-cirugía (6meses) un grupo fue sometido a ejercicios físicos y otro no sometido.

El programa de ejercicios aplicados fue hecho en la sala de fisioterapia del hospital, con duración de diez semanas, tres veces semanales y con duración de cincuenta minutos. Las sesiones incluían ejercicios de resistencia aeróbica y estiramientos generales al inicio y al final del entrenamiento.

Los resultados apuntaron efectos positivos en los aspectos físicos, entretanto, para que el ejercicio sea eficaz y seguro en esa población, él debe ser prescrito respetando algunos principios como la individualidad, intensidad, tipo, frecuencia y duración del ejercicio, incluyendo en el programa de entrenamiento tanto componentes anaeróbicos como aeróbicos.

El método Pilates tiene como principios ejercicios que visen relajamiento muscular, estiramiento corporal, control y conciencia corporal y fortalecimiento muscular general, los ejercicios pueden ser realizados en Mat-Pilates o Pilates de Suelo.

Y también con el uso de los aparatos y los accesorios (bola, rolos, bosu, arcos, bastones, mancuernas, thera-band, entre otros). Los ejercicios del Pilates pueden ser hechos por personas que buscan realizar apenas una actividad física, bien como pacientes oncológicos que desean rehabilitarse de tratamientos más invasivos.

“El Pilates, siendo bien orientado por un profesional habilitado, es prácticamente inexistente la posibilidad de lesiones o dolores musculares, pues el impacto es cero” (Curi, 2009)

Beneficios del Pilates para Pacientes Oncológicos

  • Aumento de la fuerza muscular
  • Reducción de estrés
  • Mejora del autoestima
  • Mejora de la consciencia corporal
  • Reeducación postural
  • Mejora del estiramiento y flexibilidad muscular
  • Mejora la coordinación y atención durante las actividades
  • Mejora del equilibrio
  • Mejora de la resistencia cardiopulmonar
  • Reducción del dolor articular muscular
  • Entre otros beneficios

Como Aplicar los Ejercicios del Método Pilates

Las series de ejercicios que componen el Método, supone que muchos de los movimientos se asemejan con la gimnasia localizada, como por ejemplo, las series básicas del llamado Mat-Pilates o Pilates de Suelo, que son la base del Método.

Esas series presentan movimientos de estiramiento, calentamiento, fortalecimiento, trabajo para el control de los músculos abdominales, ejercicios con orientación sobre la respiración, los movimientos de las series son alternados entre el trabajo muscular de los miembros superiores, parte lateral y posterior del cuerpo.

Durante la ejecución de los ejercicios, es utilizada básicamente la resistencia del peso corporal en relación a la gravedad, bien como los resortes de los aparatos.

Normalmente las cargas son reguladas de acuerdo con el nivel de fuerza y resistencia muscular, permitiendo que la capacidad de resistencia del músculo y la concentración sean sustentadas durante la serie.

La respiración se debe mantener constante, sin que haya la realización de apnea durante el movimiento.

Y para eso es necesario que el instructor oriente al alumno, explicando que antes de iniciar el movimiento sea hecha la inspiración y a partir del momento de la realización del movimiento el mismo realice la expiración, y en los ejercicios más intensos él mantenga la inspiración y la expiración frecuentes, como por ejemplo en la serie del The Hundred (abombamiento) del Mt-Pilates.

En los pacientes oncológicos con histórico de cáncer, las señales de fatiga durante los ejercicios deben ser observados, las series y repeticiones pueden ser reducidas tanto como la intensidad de los movimientos.

También debe tener una mirada dirigida para las regiones comprometidas por la enfermedad, como por ejemplo, mujeres con cáncer de mama, post-mastectomía.

En esos casos hay una reducción de la amplitud de movimiento y fuerza muscular del miembro superior acometido, bien como la presencia de linfedema (acumulación de líquido intersticial debido al bloqueo del sistema linfático, derivado de la retirada de los linfonodos axilares).

Es importante destacar en ese aspecto, que para la reducción del linfedema son necesarias técnicas específicas como drenaje linfático manual, vendajes, uso de compresiones elásticas, entre otros, siendo realizados solo por un profesional especializado.

Los ejercicios de Pilates deben ser realizados visando una mejora de la fuerza muscular general de los miembros superiores tanto del acometido como del saludable, miembros inferiores y tórax,  estiramientos de los músculos torácicos para ganancia de la expansibilidad, y ganancia de la amplitud de movimiento del brazo donde fue realizada la intervención quirúrgica, cuidando siempre de la intensidad de los ejercicios.

Eventualmente en la realización de los ejercicios de Pilates, por ser realizados de forma lenta (fluidez, precisión y concentración) se prolonga el tiempo de la expiración, pues antes de iniciar el movimiento se realiza la inspiración y durante, la expiración. Eso aumenta la capacidad pulmonar, mejorando el intercambio gaseoso y la expansibilidad torácica.

Los hombres con histórico de cáncer de próstata también se pueden beneficiar del Método Pilates.

El perineo es activado durante todo el movimiento, mejorando la fuerza muscular pélvica, pudiendo ser un auxiliador de esos pacientes, en los cuales hay un comprometimiento de la región perineal, reduciendo la capacidad de contener heces y orina.

Además de tratamientos uro-ginecológicos, el Pilates puede contribuir para el fortalecimiento y conciencia muscular pélvica, así como la actividad sexual.

Es importante el seguimiento médico y del fisioterapeuta para que la práctica del Pilates traiga beneficios a la salud de los pacientes oncológicos, de forma general, mejorando la calidad de vida, aumentando el autoestima y el bienestar emocional, proporcionando una mayor independencia en las actividades de la vida diaria, reduciendo los niveles de fatiga.

Concluyendo…

El profesional calificado, con especialización en el Método Pilates, puede definir ejercicios específicos, con el objetivo de mejorar el movimiento, el relajamiento muscular, la respiración, y  tener una mirada como un todo, aplicando ejercicios para el cuerpo, proporcionando bienestar y mejoras en esos pacientes oncológicos.

Es importante que en el primer día de clases de Pilates, el paciente pueda llevar los exámenes complementares como: rayos X, resonancia magnética y ecografías, para que así el profesional pueda realizar una evaluación más detallada y definir los ejercicios que serán más adecuados para el cuadro de la patología.

En relación a los pacientes oncológicos con mayor grado de comprometimiento, las clases preferencialmente deben ser individuales, para que haya un monitoreo de la presión arterial, frecuencia cardiaca y saturación periférica de oxigeno.

Se puede realizar primeramente una clase de prueba para que el alumno conozca el Método, y pueda relatar cómo se sintió durante las series y repeticiones, y relatar al profesional cuales son las regiones del cuerpo donde hubo mayor señal de fatiga muscular y dolor.

 

 

Referencias
CAMPOS, Maira Paschoin de Oliveira; HASSAN, Benjamin Joseph; RIECHELMANN, Rachel and DEL GIGLIO, Auro.Fadiga relacionada ao câncer: uma revisão. Rev. Assoc. Med. Bras. [online]. 2011, vol.57, n.2, pp.211- 219. ISSN 0104-4230. http://dx.doi.org/10.1590/S0104-42302011000200021.
CASTRO FILHA, Jurema Gonçalves Lopes de et al.Influências do exercício físico na qualidade de vida em dois grupos de pacientes com câncer de mama. Rev. Bras. Ciênc. Esporte [online]. 2016, vol.38, n.2, pp.107-114. ISSN 0101-3289. http://dx.doi.org/10.1016/j.rbce.2015.11.008.
COSTA, Aline Isabella Saraiva e REIS, Paula Elaine Diniz dos.Técnicas complementares para controle de sintomas oncológicos. Rev. dor [online]. 2014, vol.15, n.1, pp.61-64. ISSN 1806-0013. http://dx.doi.org/10.5935/1806- 0013.20140014.
NASCIMENTO, Elaine Batista do; LEITE, Richard Diego e PRESTES, Jonato.Câncer: benefícios do treinamento de força e aeróbio. Rev. educ. fis. UEM[online]. 2011, vol.22, n.4, pp.652-658. ISSN 1983- 3083. http://dx.doi.org/10.4025/reveducfis.v22i4.11670.
ROBLE, Odilon José.Uma Interpretação Estética do Método Pilates: seus princípios e convergências com a Educação Somática. Rev. Bras. Estud. Presença [online]. 2015, vol.5, n.1, pp.169-190. ISSN 2237- 2660. http://dx.doi.org/10.1590/2237-266047485.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *