Posted in:

Guía Completo del Tratamiento de la Hiperlordosis con el Método Pilates

Ese guía completo fue hecho para ti, instructor de la Pilates, aquí sabrás como utilizar el método Pilates en el tratamiento de la hiperlordosis. Pero antes entenderemos un poco más sobre esa patología.

Actualmente las quejas de dolores en la espalda debido a las desviaciones posturales están aumentando en las clínicas de los médicos y en los estudios de Pilates.

El estilo de vida contemporáneo adoptado con el uso excesivo de los tablets, smartphones, posturas inadecuadas, falta de actividad física, estrés, humo y obesidad perjudican la salud de la columna.

Muchas personas cambian la actividad física por el uso de los ordenadores, incluso los trabajadores están prefiriendo el home office, así pudiendo estar más ligados a sus rutinas de trabajo por un ordenador. La sociedad tiene estado más tiempo sentado, generando sobrecargas en la columna aún más cuando no se sientan de manera adecuada.

La columna vertebral participa de la protección de la medula espinal y de los nervios espinales, del soporte del peso del cuerpo, aumenta la flexibilidad del cuerpo, y tiene un papel importante en la postura y en la locomoción.

Por lo tanto, los malos hábitos pueden provocar las desviaciones anormales en la región o acentuar las curvaturas (normales) ya existentes. Una de esas alteraciones es la hiperlordosis.

Muchos alumnos buscan o son recomendados a hacer Pilates debido a sus quejas de dolor lumbar y dolor en otras articulaciones ocasionadas por la hiperlordosis. Por eso, es muy importante que el instructor tengo conocimiento de la patología y su biomecánica para trazar el plan de clase adecuado.

Percibiese que el método Pilates, es un entrenamiento físico que integra el cuerpo y la miente, restaura el cuerpo eliminando los dolores, amplia la capacidad de ejecutar los movimientos, aumenta el control, la fuerza, el equilibrio muscular y la consciencia corporal.

Trabaja el cuerpo como un todo, corrige la postura y realinea la musculatura, así desarrollando la estabilidad corporal necesaria para una vida más saludable (CAMARÃO, 2004).

Ahora hablaremos de esa patología que acomete a muchas personas y las lleva a buscar el Pilates, sea por el encaminamiento del médico, la indicación de otros alumnos o la propia persona, y explicar lo porque que el tratamiento de la hiperlordosis es importante.

¿Qué es la Hiperlordosis Lumbar?

Son pocos los alumnos que buscan un tratamiento de hiperlordosis decurrente solamente de la desviación postural, porque la mayor parte no siente dolor y no es debilitando cuando la enfermedad está moderada.

Así generalmente la busca ocurre solamente después de algunos cuadros de dolor más intensos y de la disminución de la flexibilidad en la columna.

La lordosis lumbar es una curvatura que presenta en el plan sagital lumbar un vértice anterior, puede ser vista en la radiografía de perfil cuando utilizado el método Cobb.

La Scoliosis Reserach Society (SRS) determinó que los ángulos fisiológicos presentan intervalo de 31º y 79º, entonces la hiperlordosis es evidenciada cuando se identifica la curva con un ángulo superior al fisiológico.

Denominase hiperlordosis lumbar el aumento de la lordosis en la región lumbar, que puede estar asociada a una anteversión pélvica.

La anteversión pélvica puede estar relacionada a un desequilibrio de los músculos flexores, particularmente el recto abdominal, a una insuficiencia de los músculos extensores del tronco debido a una parálisis de los espinales lumbares y la debilidad de los músculos del glúteo, así como la retracción del Iliopsoas.

El individuo con esta patología, en general, presenta dolor lumbar principalmente después de un largo período de pie, el abdomen se queda más anteriorizado, aumento de la celulitis en la región glútea, disminución de la movilidad en la región lumbosacra y tensión de los músculos lumbares, entre otros síntomas dependiendo de la patología asociada.

Por esas y otras, es importante que la persona busque tratamiento de la hiperlordosis.

Principales Causas de la Hiperlordosis Lumbar

Como es una desviación postural, muchas causas pueden causar la hiperlordosis lumbar, las principales son:

  • Mala Postura
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Deformidades Hereditarias
  • Movimientos Repetitivos
  • Lesiones
  • Hernia de Disco (debido a la posición para disminuir el dolor)
  • Debilidad y Encortamiento de Grupos Musculares
  • Espondilolistesis (Desplazamiento de Vertebra)

Diagnóstico

Al realizar el diagnóstico de la hiperlordosis es necesario hacer un examen completo investigando la salud y las condiciones físicas de la persona. Los factores de riesgo pueden ser la osteoporosis, las enfermedades congénitas y por eso se empieza el tratamiento de la hiperlordosis.

En el examen físico se determina las anormalidades de la columna con la palpación y observación, y se verifican los grados de amplitud de diversos movimientos, actitudes posturales utilizadas diariamente, fuerza muscular y encortamientos.

Importante no dejar de realizar una valoración neurológica, analizando se ocurren adormecimientos, dolores reflejos o no, alteraciones de la sensibilidad y de función motora y alteración en órganos.

Siempre complementando los exámenes de imagen con la valoración física para trazar un plan de ejercicios y tratamiento adecuado para el alumno.

Clasificación:

Conforme Barbosa et al., (2011), la Scoliosis Research Society clasifica la hiperlordosis como:

  • Postural: Dividida en Constitucional y Actitud en Hiperlordosis
  • Congénita
  • Post-Laminectomía
  • Neuromuscular
  • Secundario a Espondilólisis
  • Secundario a Espondilolistesis

Tratamiento de la Hiperlordosis

El tratamiento de la hiperlordosis no necesariamente será quirúrgico. Es una patología multifactorial, en el tratamiento el alumno debe ser interpretado de manera global para no tratar, pero prevenir futuras recidivas de lesiones, dolores y tensiones.

El tratamiento de la hiperlordosis:

  • Medicamentos Analgésicos y Antiinflamatorios – Si tener dolor
  • Reducción del Peso Corporal – Si necesario
  • Fisioterapia – Con Electroterapia y Cinesioterapia
  • Reeducación Postural Global
  • Chalecos Correctores – Para controlar la evolución de la curvatura
  • Palmillas Posturales – Si haber necesidad
  • Cuidados Diarios en las Actitudes Posturales
  • Tratamiento Psicológico
  • Acupuntura, Osteopatía, Quiropraxia
  • Pilates
  • Entre Otros

Como el Método Pilates puede Auxiliar en el Tratamiento

El método Pilates presenta infinidades de beneficios en el tratamiento de la hiperlordosis lumbar, pues trabajo el cuerpo de manera global e interesante.

Eso puede ser una técnica dinámica con el objetivo de estiramiento, flexibilidad y fuerza, siempre teniendo en cuenta las curvaturas fisiológicas del cuerpo y la activación del centro de fuerza siendo trabajado en todas las actividades.

Esa propuesta de trabajo es atingir la salud física, mental y espiritual tras del ejercicio consciente.

Según Dillman (2004), el principal objetivo del método es la centralización que desarrolla la fuerza abdominal, la resistencia y el control para mantener una postura buena y preparar el cuerpo para realizar las actividades funcionales del cotidiano.

La técnica presenta gran variedades de ejercicios que ayudan a aliviar los dolores crónicos y a prevenir lesiones mejorando el acondicionamiento físico, la consciencia corporal, la coordinación motora y el alineamiento de la postura.

El alumno de Pilates percibe desde el principio la mejora de la postura, pues en las primeras clases los ejercicios bien ejecutados llevan el cuerpo al ere vertical, fortaleciendo la musculatura y llevando al alineamiento de las articulaciones.

Se observa que la trasformación irá ocurriendo a medida que el alumno domina la práctica de ejercicios, accionando la musculatura profunda del abdomen, denominado por Joseph como el ¨Centro de fuerza¨ o ¨Power House¨.

Entonces los movimientos son realizados con atención no solamente en la ejecución correcta del grupo muscular trabajado, pero en el cuerpo en su totalidad.

Con el pasar del tiempo la estabilización y el relajamiento de los grupos musculares que están relacionados directamente e indirectamente en las acciones musculares para la correcta manutención de la postura.

Según Kendal et al. (1995), la postura de cada persona será determinada por cadenas musculares, fascias, ligamentos y estructuras óseas, que tiene solución de continuidad, son interdependientes entre si y envuelven todo el organismo. Entonces el método actúa en el practicante en todos los aspectos de manera integral.

Como describía el creador de la técnica:

“El Pilates desarrolla un cuerpo uniforme, corrige posturas inadecuadas, restaura la vitalidad física, vigora la miente, y eleva el espíritu. Con el Pilates, tú primero adquieres el control completo de tu cuerpo y después, con la repetición adecuada de los ejercicios, tú gradual y progresivamente consigues ritmo y coordinación natural en todas tus actividades subconscientes.”

Ejercicios de Pilates para Hiperlordosis

En la prescripción de los ejercicios para el tratamiento de la hiperlordosis es muy importante la atención en la ejecución de los movimientos, como decía Joseph Pilates:

¨los beneficios del Pilates so dependen de la ejecución de los ejercicios. Las instrucciones deben ser seguidas con fidelidad¨ y ¨pocos movimientos bien realizados de manera correcta y equilibrada valen por muchas horas de gimnástica¨.

Recordando que al elegir las actividades, debe tener en cuenta la valoración individual de cada alumno, el histórico clínico del paciente, así como patologías anteriores, para evitar y prevenir futuras lesiones.

Sigue algunos ejercicios que pueden ser aplicados a hiperlordosis lumbar:

1) Spine Stretch

Objetivos: Control del centro, fortalecimiento de los músculos abdominales, alineamiento, disociación de la columna en flexión anterior.

Posición Inicial: Sentado en los isquiotibiales con la columna alineada, las piernas extendidas, los miembros superiores flexionados con la escápula alineadas.

Movimiento: El crecimiento axial prepara inspirando, después expira bajando el mentón y afondando el esternón, curvando vértebra por vértebra, formando un ¨C¨ con la columna y llevando los brazos al suelo. Después vuelve a posición inicial nuevamente movilizando la columna.

2) Roll Up With the Ball

Objetivos: Consciencia corporal, mejorando la movilidad de la columna, control del centro, fortalecimiento de la musculatura abdominal.

Posición Inicial: Acostado en decúbito dorsal, los miembros inferiores extendidos, sujetando la pelota con los hombros en flexión en el suelo.

Movimiento: Flexión del tronco, subiendo vértebra por vértebra, movilizando la columna y llevando la pelotas hasta a los pies. Después vuelve a posición inicial.

3) Standing Hip Stretch

Objetivos: Estiramiento de los flexores de la cadera, control del centro, disociación de la cintura escapular y de la cadera, mejora del equilibrio.

Posición Inicial: En el reformer, mas manos en la barra de pies, uno de los pies en la hombrera y otras apoyada en el suelo.

Movimiento: Empujar el equipamiento con la extensión de la cadera, semi-flexionando la pierna que está en el suelo mientras la pierna de arriba empuja la hombrera, después vuelve flexionando la cadera.

4) Abdominals With Loops Around Thighs

Objetivos: Control del centro, estiramiento axial y aumento de fuerza abdominal.

Posición Inicial: En el reformer, decúbito dorsal, las manos apoyadas atrás de la cabeza, miembros inferiores flexionando en 90º, cadera apoyadas próximo de la hombrera, flexión del tronco.

Movimiento: Flexión de cadera manteniendo el tronco en flexión, siempre con el apoyo de la lumbar en la mesa, después vuelve la cadera en 90º.

5) Abdominal Roll Up Sentado en la Caja del Reformer

Objetivos: Aumento de la fuerza abdominal, control del centro, movilización de la columna, estiramiento axial y mejora del equilibrio.

Posición Inicial: Sentada en la caja, con los brazos cruzados, pies en las carreas de pie, sentado de frente para la baja de pies del equipamiento.

Movimiento: Rodar hacia tras, vértebra por vértebra, siempre contrayendo el abdomen y manteniendo el estiramiento axial, después vuelve a posición inicial, movilizando la columna.

6) The Seal

Objetivos: Mejora de la movilidad de la columna, coordinación motora y consciencia corporal, aumento de la fuerza abdominal, control del centro, reequilibrio de las curvaturas de la columna.

Posición Inicial: Sentado con los brazos por dentro de las piernas sujetando los tobillos, sin poner los pies en el suelo, la columna flexionada, piernas abducidas con las palmas de los pies juntos.

Movimiento: Rodar hacia atrás hasta la región torácica, con la movilización de las vértebras, manteniendo las espaldas redondeadas, siempre chocando los pies 3 veces durante el principio y el final del movimiento, sin encostar los pies en el suelo.

7) Hundred

Objetivos: Activación del ¨power house¨, aumento de la fuerza abdominal, favorece el relajamiento de la cervical y de la musculatura inspiratoria, alteración y activación de padrones circulatorios, y mejora de la capacidad cardiorrespiratoria.

Posición Inicial: En decúbito dorsal, las caderas flexionadas y los miembros superiores extendidos al lado del cuerpo.

Movimiento: Ligera flexión del tronco, elevación de los miembros superiores y movimientos cortos de flexión y extensión de los miembros superiores, realizando ciclos de respiración siempre acompañando el movimiento de los brazos con la respiración, con el objetivo de realizar cien acciones de bombeo donde ocurren diez secuencias con diez ciclos respiratorios.

8) Leg Stretch

Objetivos: Estiramiento de la musculatura aductora, piriforme, glúteos y cuadrado lumbar y movilización de la columna.

Posición Inicial: En el barrel, uno de los miembros inferiores apoyados en la media luna del equipamiento y la cadera en rotación externa.

Movimiento: Flexión de tronco en dirección a pierna en rotación, movilizando vértebra por vértebra, hasta el límite de la tolerancia del estiramiento, vuelve a nuevamente movilizando la columna.

9) Leg Pull Front

Objetivo: Estabilización del tronco, fortalecimiento abdominal, control del centro, fortalecimiento de los estabilización de la columna, de la musculatura extensora de la cadera y cintura escapular.

Posición Inicial: En decúbito ventral, posición de plancha, con apoyo en los miembros superiores flexionados, la pelvis y la columna, neutra, escápulas estabilizadas, miembros inferiores extendidos y paralelos, tobillos en dorsiflexión.

Movimiento: Extensión de la cadera con estabilización de la pelvis y de la columna, tobillo suspenso en plantiflexión, después retorna al suelo y cambia la pierna.

10) Bridging Reformer

Objetivo: Estiramiento de los flexores de la cadera, movilización de la columna, corrección del alineamiento en rodillas y pies, estabilización del tronco y de la cadera, aumento de la fuerza muscular de glúteos e y posteriores del muslo, y del control del centro.

Posición Inicial: En decúbito dorsal en el reformer con las rodillas flexionadas, los pies apoyados en la barra de apoyo de los pies, miembros superiores al lado del cuerpo, y rodillas y pies paralelos.

Movimiento: Elevar la pelvis de la cama en un movimiento de rodamiento, quitando vértebra por vértebra, subiendo hasta el punto de preservación de la curvatura fisiológica de la región lumbar, proyectar las costillas y el abdomen hacia afrente, siempre distribuyendo uniformemente el peso del cuerpo entre los pies. Después retorne del movimiento nuevamente movilizando la columna.

Restricciones de Ejercicios para Pacientes con Hiperlordosis Lumbar

Los alumnos tendrán restricciones de ejercicios después de tu valoración física. Por lo tanto, un ejercicio puede ser prescrito para un alumno y restricto para el otro, como por ejemplo, una persona con la patología ocasionada por una hernia de disco entre las vértebras L4-L5 y L5-S1 con cuadro de dolor agudo dependiendo del movimiento.

La persona debe empezar sus ejercicios con una ligera amplitud priorizando movimientos isométricos, aumentando la intensidad y la complejidad del ejercicio progresivamente, cuando el alumno tenga el dominio de la dinámica de la actividad y los principios preconizados por el método Pilates, para que no ocurra la agudización de cuadro de dolor y el empeoramiento del dolor.

Si tenemos un alumno con desviación en recurrencia de la deficiencia postura, con dolor ligero y esporádico, sin alteraciones estructurales y los ejercicios prescritos serna realizados con otro tipo de complejidad.

De cualquier manera, como la hiperlordosis se caracteriza por una anteversión pélvica, tener cuidado en la realización de los movimientos de hiperextensión de la lumbar, sin el control y el fortalecimiento abdominal, con riesgo de generar o aumento de la síndrome lumbopélvica.

Es muy importante recordar que la ejecución de los movimientos exige del alumno consciencia corporal, por ejemplo, controlar el centro de fuerza mientras realiza los movimientos con los miembros inferiores no es una tarea simple, o sea, no es fácil relajar algunas regiones mientras mantiene tensión en las otras.

Para el dominio en la ejecución el instructor y el alumno tienen que tener mucha paciencia y perseverancia. Por eso el cuidado en la valoración del instructor es de gran relevancia para no exigir que el alumno realice movimientos compensatorios, durante el tratamiento de la hiperlordosis.

Cuidados durante el Tratamiento de la Hiperlordosis

Es de suma importancia para el suceso del tratamiento de la hiperlordosis una buena valoración postural para prevenir y corregir las desviaciones existentes.

Observando que una postura es aquella que exige esfuerzo mínimo de la musculatura, de las articulaciones y ligamentos para mantener en posición ortostática, presentando un alineamiento dinámico de los segmentos corporales en variadas posiciones objetivando el mejor equilibrio estático.

El ejercicio, mismo que aplicado analíticamente, debe vincularse al concepto de globalidad del acto correctivo, que comprehende el aspecto neuromuscular, anatómico-funcional y físico (TRIBASTONE, 2001).

Los ejercicios deben ser orientados para que el alumno no utilice la musculatura compensatoria en la realización de los movimientos, en el tratamiento de la hiperlordosis.

Recordando que la educación de la postura y del movimiento envuelve actividades, como Hall y Brody (2001) describieron:

  1. Consejos de la ergonomía de las estaciones de trabajo mecánico del cuerpo.
  2. Posturas sentadas y recursos ergonómicos (por ejemplo, apoyos lumbares)
  3. Autocontrol del posicionamiento para aliviar los síntomas.
  4. Consejos del padrón apropiado de la postura y de los movimientos durante las actividades de vida diaria, las simples y las instrumentales.

Al aplicar el método Pilates en el tratamiento de la hiperlordosis se debe tener atención en los principios de la técnica, como la fluidez. Conforme Siler (2008) los movimientos no deben ser rápidos y groseros.

Recordando también del cuidado en la ejecución necesario de los movimientos (sin tener gastos desnecesarios), la centralización del ¨power house¨ (dejando la musculatura bien trabajadas para evitar la sobrecarga en la región lumbar), la concentración, manteniendo el máximo de la atención en los movimientos ejecutados (evitar lesiones).

Además de la respiración (la manutención adecuada de la circulación sanguínea), y el control (atingiendo la ejecución ideal de los ejercicios), pues como decía Joseph Pilates: “la contrología empieza en el control mental sobre los músculos“.

Conclusión…

En la fase atribuida a Joseph Pilates: ¨Una buena postura puede ser adquirida con suceso solamente cuando todo el mecanismo del cuerpo está en control perfecto.

El camino sigue como una cosa natural¨, así percibimos lo cuanto la técnica es eficaz en el tratamiento de las desviaciones posturales, pues actúa en la musculatura de manera harmónica trabajando el ser en su totalidad.

Ese contexto notamos la preocupación que el Joseph tuvo que elaborar una técnica de gran alcance. Por lo tanto, no tiene sentido aplicado los ejercicios sin conocimiento técnico de las patologías, pues se aplica inadecuadamente puede perjudicar el sistema de la persona a corto y a largo plazo.

En recurrencia del actual estilo de vida a busca por el método es cada vez más frecuente considerando que la actividad genera beneficios al bienestar y la cualidad de vida de las personas de todas las edades y géneros.

Según Dillman (2004) el simple motivo del método Pilates, estar se tornando cada vez más popular es el factor que él funciona, priorizando áreas del cuerpo de fundamental importante para la estética y para la funcionalidad.

Así, son imprescindible las constantes actualizaciones de los instructores para un atendimiento de cualidad durante el tratamiento de la hiperlordosis. Espero que ese artículo tenga auxiliado en el esclareciendo de algunas características de la patología que cada vez más está presente en las clínicas médicas y en nuestro estudios de Pilates.

 

Referências Bibliográficas
  • BARBOSA, Jorge; FILIPE, Fernanda; MARQUES, Elsa; SANCHO, Joaquim. Hiperlordose Lombar. Revista da Sociedade Portuguesa de Medicina Física e Reabilitação, Lisboa, v. 20, n. 2, 2011.
  • CAMARÃO, T. Pilates no Brasil: Corpo e movimento. Rio de Janeiro: Elsevier, 2004.
  • DILLMAN, E. O Pequeno Livro de Pilates: Guia Prático. Rio de Janeiro: Record, 2004.
  • HALL, Carrie M.; BRODY, Lori Thein. Exercício Terapêutico: Na Busca da Função. Rio de Janeiro: Guanabara Koogan, 2001.
  • KENDALL, P.F.; MC CREARY, E.K.; PROVANCE, P.G. Músculos, Provas e Funções. 4ºed. São Paulo: Manole, 1995.
  • SILER, B. O Corpo Pilates: Um Guia para Fortalecimento, Alongamento e Tonificação Sem o Uso de Máquina. Tradução Ângela dos Santos São Paulo: Summus, 2008.
  • TRIBASTONE, F. Tratado de Exercícios Corretivos Aplicados à Reeducação Motora Postural. Tamboré: Manole, 2001.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *