Posted in:

Pilates en el Tratamiento del Cáncer de Mama y Próstata (+9 Ejercicios)

El Pilates es conocido por ser un excelente ejercicio para cualquier individuo – salvo restricciones. ¿Pero sirve para ayudar en el tratamiento del cáncer? ¿Es posible que el individuo mejore sus condiciones de vida? 

Los pacientes que están tratando enfermedades como ésta sufren de algunos efectos colaterales como la fatiga, debilidad de los músculos, dolores por el cuerpo, baja inmunidad, caída de cabello, entre otras dificultades que el tratamiento del cáncer ocasiona. 

El cáncer es una enfermedad compleja que puede causar cambios físicos, sociales y emocionales.

Entre las soluciones para que el proceso sea menos desgastante, el Pilates auxilia en ese proceso de rehabilitación, que tiene por objetivo preservar, mejorar y restaurar la integridad funcional de órganos y sistemas del paciente. 

Pilates ayuda a minimizar las complicaciones causadas por el tratamiento médico (quimioterapia, radioterapia y medicaciones). 

Actividad Física en el Tratamiento del Cáncer Pilates-no-Tratamento-do-Câncer

Para disminuir estos síntomas, los médicos indican la práctica de actividades físicas, que varían de acuerdo con las condiciones de cada paciente. 

El Pilates es un tipo de ejercicio con bajo impacto para quien no posee acondicionamiento físico, incluso porque puede ser intensificado de acuerdo con las necesidades y limitaciones de cada practicante. 

El método Pilates, se ha convertido hace algún tiempo un fuerte aliado en la rehabilitación física y emocional de los pacientes oncológicos. 

Sigue algunas de las ventajas del Método Pilates en el tratamiento del cáncer: 

  • Bajo Impacto
  • Mejora de la Circulación Sanita
  • Conciencia Corporal
  • Fortalecimiento Muscular
  • Estiramiento
  • Flexibilidad
  • Trabajo Respiratorio
  • Realineamiento Postural
  • Mejoras en el Aspecto Emocional de los Pacientes

¿Es posible practicar Pilates durante la Quimioterapia? Pilates-no-Tratamento-do-Câncer-3

Algunas personas que ya practican alguna actividad física y se enferman adquiriendo el cáncer, es beneficioso para su tratamiento continuar practicando actividad física, y el Pilates por ser de bajo impacto auxilia en esa etapa del tratamiento. 

Pero esto no quiere decir que todo paciente diagnosticado deba inmediatamente adherir la práctica sin ninguna orientación médica, debe esperar al médico autorizar a iniciar la actividad física. 

Los ejercicios físicos no están prohibidos. Por el contrario, ayudan a mantener la autoestima e inhiben los síntomas de la quimio, pero se necesita atención especial. Todo dependerá de la condición física de la persona, de la edad, si tiene enfermedades preexistentes y si es un individuo sedentario. 

Debe haber una evaluación médica previa y los ejercicios deben ser supervisados. Pero es de extrema importancia que el paciente haga algo, pues el ejercicio físico es una intervención barata y un gran remedio. 

Conciliar un entrenamiento aeróbico, como una caminata, con entrenamientos de fortalecimiento muscular a través del Pilates es de fundamental importancia. 

Según el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, entre el 72 y el 95% de los pacientes son afectados por ese cansancio extremo, que puede resultar en una disminución significativa de la calidad de vida. Los estudios muestran que la práctica diaria de ejercicio puede disminuir la intensidad de este síntoma hasta en 50%. 

El ejercicio físico ayuda a combatir la fatiga, estimulando la producción de endorfina, que genera la sensación de bienestar. 

Al final del tratamiento, la quimioterapia puede generar atrofia muscular, que ocurre cuando hay pérdida de masa muscular y el paciente siente mucho dolor al hacer cualquier tipo de movimiento. El ejercicio puede ser útil también en este caso. 

La actividad no necesita ni debe ser muy intensa. En realidad, debe ser más frecuente que intensa. Caminar, bailar, andar en bicicleta, yoga, pilates, son algunos de los ejemplos, según investigaciones. 

Es de extrema importancia respetar los límites del cuerpo. 

Normalmente, el segundo y el tercer día después de la quimio son los más críticos, o sea, cuando el paciente queda indispuesto, con boca seca, mareo. Entonces, la sugerencia es ir con calma y descansar, sobre todo si tiene fiebre. 

El NCCN (National Comprehensive Cáncer Network) de Estados Unidos aconseja que el paciente comience a un ritmo lento, como una caminata de diez minutos alrededor de la cuadra, por ejemplo. 

Dependiendo del ritmo y la comodidad de la persona, es posible aumentar el recorrido a 20 o 30 minutos. Después de la mejora puede ir para el Pilates pues ya será el momento de ganar más fuerza muscular. Lo importante es que sea a un ritmo constante para mejorar los síntomas. 

Varios pacientes relatan que después de la clase, el bienestar es inmenso y hay una sensación de vida normal y menos desafortunada. 

A partir de estas consideraciones sigue algunos ejercicios de Pilates indicados para ciertos tipos de tratamiento del cáncer. 

Cáncer de MamaPilates-no-Tratamento-do-Câncer-5

El cáncer de mama es un tumor que se desarrolla en los senos. Inicialmente es asintomático, pero es posible descubrir a través de la mamografía, resonancia magnética y/o ultrasonido de mama. 

Además del examen de tacto que las mujeres deben hacer en casa. 

A partir de este descubrimiento, del tratamiento médico recomendado la paciente estando apta para comenzar las sesiones de Pilates podrá realizar algunos ejercicios específicos que mejoraron los síntomas de la enfermedad. 

Sigue algunos ejercicios para ser realizados en el estudio de Pilates para el tratamiento del cáncer. 

1) Soltura de la Región Lumbar 
Tratamento-do-Câncer-1

Acostado sobre el Fit ball, balancear la cadera de un lado a otro. Este ejercicio ayuda en el alivio del dolor lumbar y la fatiga de la columna debido a la quimioterapia. 

2) Abdominal en el Cadillac 
Tratamento-do-Câncer-2

Este ejercicio permite trabajar movilidad de la columna y fortalecimiento abdominal. 

3) Estiramiento Lateral en el Reformer 
Tratamento-do-Câncer-3

Este ejercicio permite alargar el lateral del tronco y soltar la proximidad de la musculatura del pecho aliviando los dolores, pues en este lugar generalmente se siente mucho dolor. 

4) Fortalecimiento de Piernas en el Reformer 
Tratamento-do-Câncer-4

Este ejercicio permite trabajar el fortalecimiento de los músculos posteriores de la pierna y auxilia en el aumento de fuerza. 

5) Planchas en el Suelo 
Tratamento-do-Câncer-5

La tabla abdominal es un excelente ejercicio pues trabaja más allá del fortalecimiento del abdomen, fortalece lumbar y permite al paciente ganar fuerza abdominal, sentir menos dolores en la espalda. 

Cáncer de Próstata Pilates-no-Tratamento-do-Câncer-4

El cáncer de próstata no suele presentar síntomas, sólo algunas señales como: 

  • Orinar poco a la vez
  • Orinar con frecuencia durante la noche
  • Presencia de sangre en la orina
  • Eyaculación dolorida

Todas estas señales pueden ser síntomas de cáncer de próstata. Pero a partir de exámenes de resonancia y biopsia es posible el diagnóstico. 

A partir de la liberación del médico para la práctica de Pilates, hay algunos ejercicios recomendados para aliviar los síntomas del paciente con cáncer de próstata. 

Son ellos: 

1) Estiramiento de la Musculatura Posterior de las Piernas 
Tratamento-do-Câncer-6

Este ejercicio se puede realizar en MAT Pilates y permite que el paciente alargue la musculatura posterior de las piernas, pues durante el tratamiento es posible que el paciente se quede mucho tiempo sentado o acostado. 

Esto atrofia la musculatura de las piernas y hace que haya fatiga muscular. 

2) Fortalecimiento Abdominal 
Tratamento-do-Câncer-7

Este ejercicio se puede hacer en MAT Pilates. Ayuda al fortalecimiento abdominal ya través de la respiración del Pilates y la contracción pélvica, el paciente fortalece los músculos internos de la pelvis y auxilia en el tratamiento para que no haya más pérdida de la orina. 

3) Fortalecimiento Musculatura Posterior y Pélvis en la Bola Tratamento-do-Câncer-8

Este ejercicio permite que haya fortalecimiento de la musculatura posterior de la pierna ya través de la contracción del abdomen y glúteos ocurre un fortalecimiento pélvico auxiliando en la ganancia de fuerza intrínseca. 

4) Fortalecimiento Glúteos 
Tratamento-do-Câncer-9

Este ejercicio hecho en el Reformer permite fortalecer glúteos y a través de ese fortalecimiento mejorar el tono muscular y ayudar en la ganancia de fuerza pélvica. 

Conclusión…Pilates-no-Tratamento-do-Câncer-6

El método Pilates es una excelente técnica de ejercicios que alivian los síntomas ocasionados por el cáncer y por el transcurso de la enfermedad. 

El cáncer, por ser una enfermedad extremadamente peculiar y de difícil tratamiento, exige que el cuerpo pueda aguantar tanto los efectos del tratamiento cuando los dolores sentidos por el tratamiento. 

Algunos efectos de la enfermedad como fatiga, dolor muscular, falta de apetito, pérdida de cabello, cansancio frecuente se minimizan con la práctica del Pilates durante el tratamiento del cáncer. 

Pilates es una opción viable para pacientes con cáncer, ya que es de bajo impacto y utiliza recursos de ejercicios que pueden ser fácilmente modificados para satisfacer las necesidades de cada paciente. Los ejercicios se mezclan con la respiración abdominal que permite un relajamiento de la mente y del cuerpo. 

El Pilates activa la memoria y la concentración, haciendo que los pacientes presten atención en su cuerpo de manera integrada a su mente. A partir de esa integración de cuerpo y mente es posible verificar una mejora en la calidad de vida de los pacientes. 

El Pilates auxilia en el proceso de recuperación muscular y hace que el cuerpo siendo más fuerte físicamente sienta menos dolores en la espalda principalmente y en toda musculatura corporal. 

Los ejercicios proporcionan una ganancia de fuerza muscular que cuando el paciente sienta dolor utilizará menos recursos medicinales pues con la ganancia de fuerza muscular la articulación sufre menos con la fatiga que el cuerpo siente durante el tratamiento del cáncer. 

Y la postura mejora considerablemente, permitiendo que el paciente quede con la espalda más fuerte. 

Son innumerables los beneficios de la práctica del Pilates para pacientes con cáncer, que están en tratamiento o ya han pasado el tratamiento y están en la fase de readaptación neuromuscular. 

Pero el más importante de los beneficios es posibilitar al paciente a tener una vida con menos dolores, más autoestima, más salud, menos cansancio físico y mental y más felicidad. 

 

Referência Bibliográficas

Written by Mariane Herdy Joas Mauro

Mariane Herdy Joas Mauro

Graduada en Educación Física y postgrado en Actividad Física y Cualidad de Vida en la Unicamp. Post grado en la USP en Fisiología del Ejercicio en la Salud, en la Enfermedad y en el Envilecimiento.

1 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *