Posted in:

Pilates en el Tratamiento de Disfunción Neurológica

El método Pilates posee innumerables beneficios, pero esto seguramente ya lo sabía. Entonces la principal cuestión aquí es: ¿será que Pilates puede ser una herramienta capaz de proporcionar una mejora en la funcionalidad, consecuentemente aumentar la calidad de vida de personas que sufrieron alguna disfunción neurológica? 

El Pilates viene siendo introducido en diferentes procesos de rehabilitación neurológica, mostrando grandes beneficios para esa población, actuando en la prevención y mejora de diferentes disfunciones que afectan al paciente neurológico. 

Aquí veremos cómo el método Pilates puede actuar en la mejora, prevención y tratamiento de esas disfunciones, por fin proporcionando una calidad de vida mejor al paciente. 

Antes de empezar a tratar a pacientes con disfunción neurológica con Pilates, me parece interesante revisar las principales enfermedades neurológicas. 

Principales Enfermedades y Disfunciones Neurológicas 

Accidente Vascular Encefálico 

Es una enfermedad grave y cada vez más frecuente, principalmente en la población anciana. Es una de las principales causas de incapacidad y compromiso de la calidad de vida. 

Existen dos tipos principales de accidente vascular encefálico: el isquémico y el hemorrágico. El isquémico representa la mayoría de los casos ocurridos y se presenta por la interrupción del flujo sanguíneo, por trombosis o por embolia, llevando a la isquemia de determinada área encefálica. 

El accidente vascular hemorrágico se produce debido a la extravasación sanguínea para el tejido encefálico, debido a un aneurisma, malformaciones de las arterias y venas, entre otras causas. 

Después del accidente vascular encefálico, diferentes disfunciones pueden afectar la funcionalidad de este paciente como: 

  • Disfunciones en las Funciones Perceptivas – de Lenguaje y de Comunicación 
  • Cambio del Tono – Inicialmente Flácido y posteriormente con Músculos Espásticos (ambos músculos están débiles) 
  • Perjuicio en la Coordinación y el Equilibrio 
  • La Fatiga 
  • Dificultad para Caminar 
  • Entre Otras Disfunciones 

Enfermedad de Parkinson 

Es una enfermedad crónica y progresiva resultante de la muerte de neuronas secretoras de dopamina (Neurotransmisor monoaminérgico), ubicadas en la sustancia nigra de los núcleos de la base, llevando a una disminución de los niveles de dopamina. 

A pesar de la relevante disminución de los niveles dopaminérgicos, se cree que otros neurotransmisores pueden estar involucrados en la fisiopatología de los síntomas de la enfermedad de Parkinson, como los neurotransmisores colinérgicos, serotoninérgicos y noradrenérgicos. 

La enfermedad de Parkinson se presenta por trastornos motores caracterizados por bradicinesia, temblor de reposo, rigidez, cambios de marcha y déficit de equilibrio. Los síntomas comienzan normalmente en los extremos superiores. 

Lesiones Medulares 

La Lesión Medular puede ser resultado de diferentes factores, como caídas, accidentes automovilísticos, lesiones deportivas, enfermedades, violencia urbana, entre otras causas, llevando a cambios en la sensibilidad y / o en la función motora. 

Su comprometimiento dependerá del nivel de lesión y extensión de la misma y podemos identificar los comprometimientos de la lesión dependiendo del nivel alcanzado. 

Cuanto más alta sea la lesión sufrida, mayor será la pérdida de la funcionalidad que el paciente tendrá; Y cuanto más baja sea la lesión, mayor será la sensibilidad y movimientos que el paciente va a preservar. 

Sin embargo, cada organismo responde a una lesión de una forma particular, por eso,  la evaluación fisioterapéutica es crucial. 

Además de las patologías descritas anteriormente, muchas otras pueden llevar a disfunciones neurológicas como: 

  1. Traumatismos Craneanos 
  2. Lesiones de los Nervios Periféricos 
  3. Esclerosis Múltiple 
  4. Enfermedades del Neuronio Motor 
  5. Polineuropatías 

Todas estas enfermedades presentan diferentes fisiopatologías. 

A pesar de que cada una tiene sus particularidades, podemos encontrar cambios en común, como disminución de fuerza, movilidad, flexibilidad, equilibrio, además de alteraciones posturales y de tono muscular, entre otras características. 

Independiente del nivel de comprometimiento, todas ellas afectan la funcionalidad y comprometen la calidad de vida del paciente. 

Método Pilates en el Tratamiento de la Disfunción Neurológica 

El Pilates es ampliamente conocido por todos, y extremadamente benéfico, principalmente para pacientes con alguna disfunción neurológica. 

El método Pilates puede ayudar a proporcionar varios beneficios como aumento de la fuerza muscular, mejora del equilibrio y coordinación motora, prevención de deformidades, mantenimiento de la amplitud de movimiento, minimizando los efectos de las alteraciones del tono muscular y mejora en la postura. 

El método permite desarrollar una mayor conciencia corporal, principalmente a través de sus principios: concentración, centralización, respiración, control, precisión y fluidez de movimiento. 

En todos estos principios reside una base común: la especificidad de cada ser humano, o sea, la capacidad de este método para adecuarse a las distintas características de cada alumno / paciente. Podemos destacar que existen varios estudios que asocian los beneficios del método Pilates para la población en cuestión. 

Además, podemos subrayar que su práctica es un importante estímulo para el bienestar de forma general del paciente. El método tiene una secuencia que se divide en básico, intermedio y avanzado, pudiendo ser adaptada para cada situación. 

Los equipos se utilizan en todos los niveles (básico, intermedio y avanzado), con variaciones en la carga, angulación y en la frecuencia de los movimientos realizados. Los ejercicios deben ser practicados de forma suave y con el máximo de concentración, además, no deben ser realizados de forma automatizada. 

Podemos destacar una contraindicación del método que es para casos de lesiones en proceso de dolor agudo. Después de esta fase, se comienza el proceso de rehabilitación. 

Ejercicios de Pilates para Disfunción Neurológica 

Pilates trabaja el cuerpo como todo, pero también puede ser trabajado áreas corporales de manera aislada. Los ejercicios de Pilates para pacientes con disfunción neurológica dependerá de los objetivos trazados. 

Por ejemplo: Al estudiante / Paciente después del AVE una de las imposibilidades percibidas en pacientes hemipléjicos y hemiparéticos es la debilidad muscular, una restricción que causa incapacidades motoras y funcionales. 

Debido a estas debilidades motoras, se instala un círculo vicioso entre descondicionamiento e inactividad, comprometiendo la capacidad de las exigencias físicas de la vida diaria establecida por déficit neuromusculares resultante del AVE. 

Los músculos del lado afectado tendrán una dificultad en generar fuerza y ​​sostener al miembro a grados normales proporcionando un alto riesgo de caída. 

Esta debilidad muscular es la incapacidad de generar padrones normales de fuerza en función de la pérdida o acortamiento del reclutamiento de unidades motoras o de los cambios fisiológicos del músculo parético, sea por la denervación, por la disminución de la actividad física o por el desuso, terminando en atrofia muscular. 

Las cualidades de la fuerza muscular que acompañan al AVE comprenden una reducción de torque isométrico e isocinético, además de la demora en generar torque. 

La misma incapacidad para generar el torque mostró estar asociada con el desempeño en diversas tareas funcionales, tales como transferencias, levantar, velocidad de marcha, habilidad para caminar entre otras, sugiriendo así que el entrenamiento de fuerza conseguía llevar a un aumento en el desempeño funcional. 

Cómo montar una Clase para Pacientes con Disfunción Neurológica 

Para tratar con el método Pilates, en primer lugar necesitamos entender cómo funciona la fisiopatología de cada enfermedad y sus particularidades. 

En segundo lugar, necesitamos definir los objetivos (iniciales, medios ya largo plazo) a ser alcanzados a depender del compromiso neurológico del paciente. Todos los objetivos deben estar de acuerdo para todos los involucrados (profesional, paciente y familiares). 

Dejando claro a los involucrados que algunos objetivos son posibles y más fáciles de conseguir y otros más difíciles y que demandan un tiempo mayor de dedicación para suceder. 

Y cuando hablamos del método Pilates y la rehabilitación de la funcionalidad, debemos recordar que la comunicación entre paciente y profesional es importante, por más que no sea tan perfecta, debe ser la más cercana a la normalidad. 

Por lo tanto, los objetivos trazados dependerán de la comprensión de las instrucciones pasadas y también de la habilidad del profesional de conseguir pasar las instrucciones de forma muy clara y de fácil comprensión.

Por supuesto, necesitamos establecer una forma de comunicación eficiente. 

Conclusión…

Los beneficios del Método Pilates son ampliamente conocidos en su forma general. En el proceso de rehabilitación del paciente neurológico este método no es diferente, sus beneficios continúan actuando de forma amplia. 

Por lo tanto, es posible utilizar el Pilates como herramienta en diferentes casos de disfunción neurológica. Quien posee o convive con alguien que tiene disfunciones neurológicas necesita saber de la importancia del método Pilates, pues éste puede ser extremadamente beneficioso para este tipo de paciente. 

El método puede ayudar a prevenir o restaurar las habilidades del día a día, mejorando la calidad de vida. Esto es posible, ya que Pilates proporciona una mejora en la movilidad, flexibilidad, fuerza, coordinación motora y equilibrio. 

Los ejercicios se asocian a la respiración, requieren concentración y se realizan en pocas repeticiones. 

La interacción entre cuerpo y mente que ocurre en la práctica del método favorece al paciente percibir mejor el cuerpo, haciendo que la persona sé capaz de mejorar su desempeño en las actividades cotidianas buscando conquistar autonomía e independencia. 

Vamos a finalizar con una frase que Joseph Pilates decía, donde ejemplifica bien el desafío que es tratar al paciente con lesión neurológica, destacando que el secreto es la persistencia, constancia en el objetivo y la paciencia: 

“Paciencia y persistencia son cualidades vitales en el resultado final para realizar algún esfuerzo que valga la pena”. 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *