Posted in:

Los Mayores Beneficios de la Práctica de Pilates en el Embarazo

En mi historia de vida, la experiencia de pasar por un periodo de embarazo fue como un regalo de Dios, que viví intensamente.

¡Las alteraciones y las sensaciones del cuerpo son realmente experiencias fantásticas y posibilidades de reflectar sobre ese maravilloso poder de la naturaleza en generar vida!

Practiqué Pilates embarazada hasta el octavo mes, en el primer embarazo y sentí todos los beneficios de un cuerpo con músculos fuertes y flexibles, además de la circulación, del equilibrio, de la coordinación preservadas y mejoradas.

¡Así, en esa materia voy a describir los mayores beneficios que el método Pilates en el embazo puede tener!

Los Trimestres del Embarazo

Durante los trimestres las secuencias de ejercicios en el Pilates eran cambiadas y adaptadas a mi nueva condición, así volviendo la práctica confortable y de acuerdo con mis habilidades en el momento.

Creo que si la paciente embarazada sigue una rutina regular de Pilates (por aproximadamente 3 meses antes del nacimiento), puede mantener ese programa por algún periodo. Algunos otros especialistas creen que es posible empezar la práctica durante el embarazo.

Por lo tanto, creo que debido a las complejas alteraciones fisiológicas y emocionales no es interesante empezar una práctica nueva en ese periodo, pero continuar a ejercitarse en una rutina de Pilates Clásico.

Los ejercicios de Pilates en el embarazo deben ser adaptados para cada trimestre y realizados de manera lenta y controlada, además de contar con un profesional capacitado a dar clases para ese público, para que las mujeres embarazadas aprovechen de todo los beneficios sin riesgos.

Generalmente, las embarazadas que tienen la liberación médica para practicar Pilates desde el principio del embarazo, son las mujeres que probablemente ya practicaban el método.

Así, con esas alumnas debemos continuar con los fortalecimientos de los miembros superiores, de los miembros inferiores, del abdomen y del tronco. Podemos continuar con los estiramientos, pero con mayor cuidado con las amplitudes.

Las que tienen libertad en el según trimestre generalmente llegan en los estudios con una mayor disposición e con energía para empezar la práctica de ejercicios, por lo tanto es necesario mantener los mismos cuidados en el Pilates para embarazadas.

Lo que tenemos siempre que pensar en cada ejercicio es:

¿Cuál el objetivo del movimiento? ¿De qué manera él ayudará mi alumna?

O sea, ya fueron comprobados que los beneficios de la actividad física en esa fase de la vida de la mujer, especialmente, el Pilates en el embarazo, pero necesitamos siempre intensificar los cuidados, teniendo en cuenta que estamos manejando con dos vidas, no sólo una.

La Práctica de Pilates en el Embarazo

Los ejercicios durante el Pilates en el embarazo desempeñan un papel importante en la promoción de la salud y de bienestar.

Algunos son benéficos en muchos aspectos en la vida de la mujer, mejorando puntos como:

  • Auxilio en el control de peso
  • Mejora de la cualidad del sueño
  • Alivio de los problemas circulatorios
  • Mejora del estreñimiento
  • Fatiga
  • Dolores musculares y articulares que pueden surgir debido a las alteraciones en el centro de la gravitad y cambios en el metabolismo

Algunos relatos también apuntan que un trabajo de parto más rápido y menor necesidad de inducción con ocitocina en mujeres que se ejercitan con regularidad, además de la necesidad de menor utilización de analgesia epidural y menor índice de partos quirúrgicos.

Según el médico obstetra Uzzi Reiss (WINSOR; LASKA, 2001) el método Pilates en el embarazo es lo mejor y más eficiente trabajo físico para una embarazada, trayendo los beneficios como un bienestar y conforto para ejecutar las actividades diarias, además de disminuir las chances de lesión.

Él complementó:

¨Practicando Pilates tú aumentarás la circulación del feto. Respirarás mejor, se volverás más relajada, fortalecerás tus músculos, aumentarás tu flexibilidad, mejorará la amplitud de movimiento y se volverá más fuerte. Como resultado, podrás moverse más y mucho mejor.¨

Por lo tanto para ejercitarse y practicar Pilates en el embarazo, la mujer necesita de una autorización médica y jamás ser estimulada en su punto de agotamiento o falta de aire para no tener el riesgo de no suplir la cuantidad de oxigeno necesario.

De esta forma, el propio cuerpo muestra las señales para reducir el grado de intensidad del movimiento haciendo pausas frecuentes y estimulando la ingestión de mucho líquido.

Winsor y Laska (2010), resaltan que dentro del fenómeno del embarazo nos volvemos más sensibles debido a los estímulos potencializados del cuerpo.

Cuando tú estás embarazada, tú estás en gran sintonía con tu cuerpo. Cuando tu cuerpo habla contigo, es importante que tú lo escuches cuidadosamente. Practicando Pilates, la conversación con tu cuerpo será potencializada (…) Permitas a si mismo oír las sugestiones de tu cuerpo.

Winsor y Laska, 2010, p.33

Al traer la concentración para tu interior, o sea, en la busca de ampliar tu intuición y ¨oír¨ a si mismo y las mensajes del íntimo, irás percibir que hay partes del cuerpo más flexibles y otras menos, unas más flacas y otras más fuertes.

La idea es traer un equilibrio y harmonía de las cadenas musculares y articulares disminuyendo esas discrepancias. Durante la práctica de actividad física es posible aumentar la percepción corporal y estimular lo que Joseph Pilates decía como la educación del cuerpo, de la miente y del espirito.

Conclusión…

La práctica del Método Pilates en su forma más original y más clásica permitirá que tus funciones trabajen para auxiliar el parto y traer salud y bien estar tras la potencialización del propio ser humano y de sus funciones.

Cuando más tú optimizares tu vida, más fácil serás tú embarazo, y cuanto más tú deseares aumentar la calidad de vida del niño, más profunda serás esa experiencia. Cuando mayor fue tus ganas, mayor serán las recompensas.

WINSOR Y LASKA, 2010, p. 38

Written by Cecilia Panelli

Cecilia Panelli

Máster en Educación Física, Bacharel y Licenciatura en Danza. Certificada en The Pilates Studio® con Romana Kryzanowska (1999) y Power Pilates® Inc. (2003) en New York. Teacher Trainer de la Power Pilates® Inc. (2008-05/2016). Pré entrenadora del GYROTONIC® y certificada en GYROKINESIS®. Autora del libro: ¨Método Pilates de Condicionamento do Corpo: um programa para toda vida¨ (Phorte, 2016, Tercer Edición). Traductora del libro: Obra Completa de Joseph Pilates – Phorte, 2010. Autora de artículos científicos y maestrante sobre el Método Pilates Clásico y GYROTONIC® Expansion System. Investigadora del grupo de pesquisa en Filosofía y Estética del Movimiento UNICAMP (GPFEM).

1 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *