Posted in:

¿Por qué son Esenciales los Principios del Método Pilates?

Como instructores sabemos que Pilates es mucho más que un método, se trata de una filosofía que entrena mente y cuerpo.

Su objetivo es lograr un control y equilibrio de ambos, consiguiendo alargar los músculos acortados y fortalecer los más débiles.

Ahora bien, como instructores debemos tratar de que dichos objetivos se trabajen en cada sesión, pero ¿qué principios del Método Pilates tenemos que tener en cuenta para que esto ocurra? En los siguientes párrafos los detallaré.

1º Principio: Concentración

Concentrarse en cada movimiento que realice el cuerpo, en la respiración, poner especial énfasis en sentir la actividad que se está desarrollando; son cuestiones claves para el abordaje de este principio.

Otro punto esencial es la música, no hay nada más relajante que realizar Pilates con música tranquila de Yoga, Reiki o instrumental.

No es recomendable música en la que se escucha la voz del intérprete, ya que el alumno, si la conoce, es muy probable que centre su atención en la canción y comience a cantarla, provocando descontrol en su respiración y desconcentración en los movimientos.

Resulta sumamente necesario pedir al alumno que silencie su celular, el único sonido que se tiene que escuchar es el de la música y la voz cálida y suave del instructor brindando las indicaciones.

2º Principio: Control

En el método Pilates es muy importante que la mente controle completamente cualquier movimiento físico. Tener el control de cada ejercicio evitaremos que el alumno sufra alguna lesión.

El control de cada movimiento también es necesario para progresar en el método y así realizar ejercicios cada vez más exigentes y avanzados (como el bromista, por ejemplo).

Tal como lo planteaba su creador “La Contrología comienza con el control de la mente sobre el cuerpo”.

3º Principio: Centralización

El centro del poder o powerhouse está compuesto por los abdominales, glúteos y zona baja de la espalda. Allí se condensa toda la energía necesaria para realizar los ejercicios, la fuerza para ejecutar cualquier movimiento debe provenir de dicha mansión del poder.

¿Qué significa esto?

Nosotros como instructores debemos explicarles a nuestros alumnos que en Pilates nos centramos mucho en el Powerhouse y que es importante que al momento de realizar un movimiento se concentren en sacar la fuerza de allí, porque por ejemplo, es muy común que al momento de realizar el Cien,  centren la fuerza en  la zona cervical y se lesionen.

Esto generará que el alumno se rehúse a realizar ejercicios en los que debe mantener elevada la cabeza y la zona cervical.

4º Principio: Fluidez

Es importante que los movimientos realizados sean fluidos, es decir ni muy lentos ni muy rápidos. Coordinados con la respiración.

El movimiento rápido puede causar lesiones, por ello, el alumno debe seguir el fluir natural del cuerpo, en Pilates no existen movimientos aislados ni estáticos.

Para lograr este principio, los músculos y la mente tienen que estar en perfecta sintonía.

5º Principio: Precisión

Cada movimiento debe ser preciso, tenemos que cuidar mucho la postura del alumno. En este punto es importante controlar que marque la retroversión pélvica durante todo el ejercicio.

Precisión y control son principios que van de la mano. Se debe tomar el total control del cuerpo e intentar realizar cada movimiento de manera precisa.

6º Principio: Respiración

Desde mi punto de vista, este principio es uno de los más importantes. La respiración en el método Pilates debemos enseñarla y recordarla todas las veces que sea necesario. Estar concentrado en la respiración, ayudará al alumno a realizar movimientos controlados y precisos.

Inhalar antes de ejecutar el movimiento y exhalar en el momento de hacer la fuerza (proveniente del powerhouse), es una forma de asegurarnos que el ejercicio  se está desarrollando con éxito.

Existen muchos programas de Pilates en los cuales no se tienen en cuenta este principio y esto genera que el alumno respire de manera invertida o realice una respiración completamente abdominal.

La respiración es primordial, pues permite un trabajo abdominal sin que los músculos abdominales se fatiguen.

Como instructores debemos tener en cuenta que el ejercicio es el que acompaña a la respiración y no al revés; es decir será la velocidad de las extremidades las que se adapten al modo de respirar, evitando que la respiración aumente su frecuencia o se realice inadecuadamente.

Cada vez que planificamos una sesión de Pilates tenemos que enfocarnos en los seis principios como así también plantearnos objetivos para cada alumno y el grupo en general. De esta manera tendremos garantizada el abordaje de una práctica integral  del método Pilates.

¿Es posible que el alumno pueda abordar todos los principios en un ejercicio?

¡Claro que sí!

Es posible, solo que desde mi punto de vista, es recomendable enseñarlos de manera progresiva durante las clases básicas para luego poder seguir avanzando.

De nada sirve llenar a alumno de teoría durante la primera clase, lo cual no le interesa.

Es seguidamente, explayaré una serie de tips a tener en cuenta para asegurarnos que los 6 principios básicos del Método Pilates estén presentes en nuestras clases.

Tips para el Abordaje de los 6 Principios

1) Enseñar la Respiración del Método Pilates

Punto primordial, enseñar cómo se respira en el método Pilates.

Es importante explicarle al alumno que debe inspirar por nariz llevando el aire al tórax, aquí las costillas se elevaran y separaran; es necesario que el abdomen esté relajado y no aumente su volumen.

Una vez realizada la inspiración, llevar la pelvis a retroversión (u ombligo hacia la columna), contraer el abdomen para comenzar con la exhalación.

Si no enseñamos a respirar en las primeras clases básicas, es muy difícil que la incorporen durante la ejecución de ejercicios intermedios o avanzados. El alumno debe saber que los movimientos tienen que ser  guiados por la respiración y no al revés.

2) Brindar un Momento de ”Descarga”

Es muy común que dentro  del grupo de alumnos nos encontremos con alguien que quiera dialogar sobre un tema en específico o simplemente realizar un comentario sobre una situación.

Mi recomendación, es que le brindemos un breve espacio al inicio de la clase, hasta que logren sentirse cómodos, mientras tanto podemos entregarles a cada uno una pelotita de tenis con el fin que masajeen sus pies para luego dar lugar a la entrada en calor.

Esto le permitirá al alumno, entrar en confianza y de paso (con el correr de las clases), comprender que durante la sesión, específicamente en el momento de realizar el ejercicio es necesario guardar silencio y dar paso a la concentración.

3) ¡Deja fluir los Movimientos!

El Método Pilates no se basa en  movimientos polimétricos ni mucho menos de impacto, por ende es importante recordarle al alumno (y más aún si es principiante) que cada ejercicio acompaña a la respiración, la cual no tiene que ser acelerada.

Si bien cada uno tiene su ritmo debemos evitar que se torne una clase de estilo aeróbica, pues sabemos que ese no es su fin.  De esta manera lograremos, una mejor concentración por parte del alumno, fluidezprecisión y control en el movimiento guiado por la respiración.

Es fundamental que al momento de presentar un nuevo ejercicio, realicemos una demostración del mismo, indicando el momento de inhalación y exhalación; como así también marcando la correcta postura.

4) Planifica cada Clase

Una vez que el alumno haya adquirido algunos principios en las clases básicas, es importante ir avanzando.

Notarás que a medida que se presenten ejercicios intermedios resultará necesario una mayor concentración (por parte del alumno), para la respiración y también para expulsar la fuerza del centro, evitando lesionar otra zona del cuerpo.

Las clases deben ser planificadas e ir en progresión, esto permitirá unificar los seis principios del método es una misma sesión.

Conclusión…

El Método Pilates plantea muchos beneficios, dentro de los más destacados podemos mencionar:

  • Alargar Músculos Acortados
  • Fortalecer Músculos Débiles
  • Tonificar Grupos Musculares
  • Mejorar la Postura
  • Aumentar y/o Mejorar la Flexibilidad

Pero cada uno de estos beneficios, se logran si los objetivos están bien planteados para cada clase, teniendo siempre presente que el alumno debe avanzar en el método y para ello es sumamente fundamental que adquiera cada uno de los principios mencionados en líneas anteriores.

Nosotros como instructores debemos incorporarlo, clase a clase, al momento de corregir la postura o de realizar alguna indicación, es decir, continuamente tenemos que mostrar una postura activa (observar, corregir, incentivar).

Somos los responsables de mantener la esencia del método Pilates.

De nada sirve que el alumno asista a nuestras clases y participe de la misma sin atender a cuestiones claves, como ser la respiración, dónde debemos centrar la fuerza, entre tantas otras  que caracterizan al método y lo distingue del resto de las disciplinas.

Como cierre del artículo comparto una frase del creador del método, que en cierta forma resume lo explayado anteriormente, poniendo énfasis en la importancia de focalizarnos en cada movimiento:

“Cada vez que hagas ejercicio, concéntrate en los movimientos correctos, si no lo harás mal y no servirán para nada (…). La Contrología comienza con el control de la mente sobre el cuerpo”

Joseph Pilates

Written by Yani Brasca

Yani Brasca

Instructora de Pilates mat y reformer, instructor de musculación y personal trainer, Instructora de Zumba, Reiki (nivel 1), Profesora de educación primaria.

1 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *