Posted in:

Beneficios del Método Pilates en la Rehabilitación de Artroplastia de la Cadera

La artroplastia de la cadera es una reconstrucción de la articulación de la cadera tras una prótesis, pudiendo ser ella total o parcial, debido a un cuadro de degeneración de la articulación.

Después de poner la prótesis en la cadera, la mayoría de los pacientes mejoran los síntomas, principalmente el dolor, posibilitando el retorno a las actividades de vida diaria, deportiva y de ocio.

Entendiendo la Artroplastia de la Cadera

Es un procedimiento quirúrgico con el objetivo de sustitución de las estructuras óseas y de la articulación degenerativa de la cadera.

Esa sustitución articular ocurre para restablecer la función anatómica/fisiológica de esa articulación llamada coxofemoral.

Ese procedimiento quirúrgico es realizado cuando alguna patología acomete la articulación causando dolor y restricción de movimientos, llevando la incapacidad al paciente.

Son innúmeros tipos de prótesis que pueden ser utilizadas, la indicación de la prótesis adecuada, depende el tipo de enfermedad, de la edad del paciente e de la calidad del hueso.

La artroplastia de la cadera es un procedimiento quirúrgico muy grande, con elevado potencial de complicaciones pré y post-quirúrgico.

La Articulación de la Cadera

La cadera es una articulación en tres planos, así como la articulación del hombro. Pero, la cadera es una articulación con menor movilidad y con mayor estabilidad, tiene como función principal el soporte del peso corporal, desde las fuerzas al caminar cuando de la cabeza, tronco y miembros inferiores.

Como es una articulación en tres planos, ella tiene tres grados de movimientos: flexión/extensión, abducción/aducción y la rotación interna/externa.

La limitación de la amplitud de movimiento depende de la profundidad del acetábulo o de la resistencia de los ligamentos y de la musculatura de la articulación.

Más específicamente, la articulación coxofemoral es composta por la cabeza del fémur y por el acetábulo y es una articulación esférica.

Alrededor de la articulación tenemos una fuerte y densa capsula articular sinovial. Los grupos musculares que componen la cadera son:

Región Glútea

  1. Glúteo Máximo, Medio y Mínimo
  2. Piriforme
  3. Obturador Interno y Externo
  4. Gemelo Superior e Inferior
  5. Cuadrado Femoral
  6. Tensor de la Fascia Lata

Región Anterior de la Cadera

  1. Iliaco
  2. Psoas Mayor y Psoas Menor

Región Anterior del Muslo

  1. Sartorio
  2. Cuádriceps Femoral

Región Medial del Muslo

  1. Pectíneo
  2. Aductor Corto, Largo y Magno
  3. Grácil

Región Posterior del Muslo

  1. Bíceps Femoral
  2. Semitendíneo
  3. Semimembranoso

Indicaciones y Contraindicaciones

La articulación de la cadera puede ser debido a innúmeras patologías:

  • Legg-Pethers
  • Tumores Óseos
  • Artritis Reumatoide
  • Espondilitis Anquilosante
  • Luxación
  • Entre Otras

Pero la principal causa de la intervención quirúrgica es la osteoartritis.

En las contraindicaciones para la realización quirúrgica tenemos las infecciones, como la infección activa de la articulación de la cadera, de la vejiga, de la piel, del tórax, entre otras.

También son contraindicaciones los pacientes con enfermedades neuromusculares, disturbios neurológicos no controlados, pacientes que no tienen orientación para permanecer con la prótesis y cualquier proceso destructivo óseo, así como la osteoporosis y la osteopenia. La contraindicación también a pacientes que no tienen estructura ósea suficiente para la fijación de los componentes de la prótesis.

Artroplastia de la Cadera y la Fisioterapia

En el primero día después de la quirugía debe empezar la fisioterapia.

La valoración del post-quirúrgico tiene como objetivo restaurar la función de la articulación de la cadera, disminuir el dolor y obtener un control muscular posibilitando al paciente el retorno de las actividades de vida diaria.

El paciente tiene un poco de miedo de moverse, pues todo y cualquier gran movimiento puede hacer una luxación de la prótesis.

El tratamiento post-quirúrgico está dividido en dos etapas: el tratamiento inmediato y el tratamiento tardío. El inmediato es realizado dentro del hospital y el tardío al nivel ambulatorio.

El tratamiento inmediato tiene como objetivo la prevención de las complicaciones circulatorias como los edemas y la trombosis venosa profunda con ejercicios metabólicos, profilaxis respiratoria, posicionamiento correcto en la camilla, manutención de la fuerza muscular, prevención de la amplitud de movimiento, entrenamiento de marcha con apoyo y demás orientaciones.

El tratamiento tardío realizado en la clínica tiene como objetivo la disminución de los dolores, del gano de fuerza muscular, manutención y gano de la amplitud de movimiento, entrenamiento y reeducación de la marcha, acondicionamiento físico y demás orientaciones.

La reeducación funcional precoz debe ser seguida con mayor rapidez posible, ya que el posicionamiento prolongado lleva a secuelas muy graves.

Una buena conducta fisioterapéutica es necesario para la comprensión del mecanismo de la artroplastia de la cadera, pues ni siempre los tratamientos siguen la misma conducta, lo que exige modificaciones y adaptaciones de acuerdo con cada paciente, o hasta mismo por las complicaciones puede tener.

Cuanto antes ocurrir la actuación del fisioterapeuta más rápido será la recuperación funcional de la persona y sin complicaciones para los componentes quirúrgicos, motores y respiratorios, posibilitando una adecuada rehabilitación de las actividades de vida diaria y profesional.

La evaluación del tratamiento puede cambiar de acuerdo con la técnica quirúrgica utilizada. En esos casos en que la prótesis es cimentada y no hacer osteotomía del trocánter, la sustentación total del peso es permitido muy temprano.

En esos casos en que la osteotomía del trocánter es presente, la sustentación del peso será permitida solamente después de seis semanas después del procedimiento quirúrgico, y en esos casos es en que no hay el uso del cimiento, la sustentación total del peso sólo ocurre después de tres meses, durante ese tiempo será utilizado de muletas e andador.

Después del alta hospitalaria el paciente debe recibir algunas orientaciones, como: caminar en cortas distancias, pero, frecuentemente, caminar con PASSOS largos e iguales, evitar cruzar las rodillas (movimiento de aducción), evitar flexionar la cadera al máximo, sentar en caderas altas y alejar las rodillas.

El fisioterapeuta elegirá un programa de ejercicios, entre otras técnicas, con el objetivo la mejora o el restablecimiento de la función de la persona.

Los ejercicios utilizados para la rehabilitación son: los ejercicios activos, el fortalecimiento, la propiocepción, lo estiramiento y el entrenamiento de la marcha. Ese momento que el Pilates actúa en el cuadro de rehabilitación de ese paciente.

Artroplastia de la Cadera y los Beneficios del Pilates

El método Pilates tiene como objetivo el estímulo de la circulación, la mejora del acondicionamiento físico, de la flexibilidad, el estiramiento y el alineamiento postural, así mejorando los niveles de la consciencia corporal y de la coordinación motora.

Eses beneficios ayudan a prevenir posibles lesiones y proporcionar el alivio de los dolores crónicos.

El método promueve el estiramiento o el relajamiento de los músculos encortados o tensiona demasiadamente, ofrece el fortalecimiento o el aumento del tono de estos músculos que están estirados o debeles, lo que sería excelente para un paciente en post-quirúrgico de la cadera.

Disminuye los desequilibrios musculares, que ocurren en los antagonistas y los agonistas que son responsables por las desviaciones posturales, los problemas reumatológicos o los problemas ortopédicos.

Es una actividad que no impone gran desgaste articular y el número de repeticiones de los variados ejercicios son reducidos. Así, es una conducta perfecta para los pacientes con el cuadro de artroplastia de la cadera.

Durante el pré-operatorio el método auxilia en el aumento de la fuerza, de la movilidad y de la amplitud de movimiento de la articulación comprometida y de las adyacentes, maximizando la función y la flexibilidad.

Durante el post-operatorio el método permanece con los mismos objetivos.

Para los pacientes en post-operatorio el Pilates permite ejercicios precoces que respetan el límite de movimiento (varios autores recomiendan que la flexión de la cadera sea limitada a 90º, la aducción no debe pasar la línea mediana y la rotación interna debe ser mínima) como también auxilian en el aumento de la resistencia de los músculos adyacentes.

En las manos de un fisioterapeuta el método Pilates puede ser una rehabilitación eficaz presentando diversos beneficios cuando aplicados de acuerdo con sus principios.

El método tiene pocas contraindicaciones y estás no impiden la aplicación del método, apenas exigen algunas alteraciones y algunos cuidados, la aplicación del método debe ser individualizado.

En pacientes con artroplastia de la cadera debemos ejecutar los ejercicios que envuelvan el estiramiento para prevenir contracturas, bien como los ejercicios de amplitud de movimiento activa suportada por el paciente.

En ese momento que es permitido que el paciente se quede en bipedestación debemos realizar ejercicios para fortalecimiento muscular, podemos utilizar sentadillas (empezando con menor amplitudes y de manera gradual aumentar ese gano de angulación) ejercicios con resistencias de muelles y las bandas elásticas.

De manera progresiva, podemos evolucionar para los ejercicios de equilibrio y los ejercicios de propiocepción como ejercicio unilaterales, los ejercicios para estimular la subido y bajada de escalares.

En esos casos en que la prótesis quirúrgica es cimentada, el paciente empieza a utilizar los bastones después de tres semanas y entonces podemos entrenar la marcha en superficies suaves e irregulares.

Cuando la prótesis no es cimentada o no hay osteotomía del trocánter, esa fecha es alejada para 12 semanas.

El paciente debe dejar de utilizar el bastón cuando no hay más restricciones en el apoyo del peso corporal o cuando presente alteraciones durante la marcha, con la señal de trendelenburg positivo (debilidad del glúteo medio).

Metas de Ejercicios de 2 a 6 Semanas

Los ejercicios activos-asistidos y activos para trabajar la amplitud de movimiento (dentro de los cuidados del post-quirúrgico), el fortalecimiento de los músculos flexores, de los músculos extensores, de los aductores, de los abductores, de los rotadores internos y de los rotadores externos de la cadera, el aumento de la resistencia muscular adyacente y de las articulares, la mejora de la capacidad funcional.

Podemos aquí aplicar ejercicios como:

  • Hundred
  • Spine Stretch Forward
  • Single Leg Kick
  • Single Leg Stretch

Después de seis semanas con la cicatrización correcta de los tejidos y una mayor fuerza del power house, los ejercicios pueden evolucionar, en ese nivel podemos aplicar ejercicios como:

  • Double Leg Stretch
  • Single Leg Stretch
  • Roll Up
  • Double Leg Kick
  • Bridge
  • Hundred

Después de seis semanas la fuerza y la amplitud de movimiento del paciente ya está debidamente recuperada, los pacientes pueden realizar los ejercicios más intensos, con mayor resistencia y mayor eficiencia, como:

  • Todos los ejercicios
  • Teaser
  • Open Leg Rocker
  • Swan
  • Neck Pull

Written by Thais Giabani

Thais Giabani

- Fisioterapeuta con postgrado en Salud de la Mujer
- Extensión en Auriculoterapia
- Curso de Pilates en las patologías de la columna
- Curso de Pilates y Neopilates
- Curso de reflexología

8 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *