Posted in:

Rehabilitación de Hombro – Cómo tratar con el Método Pilates

Las lesiones de hombro son comúnmente relatadas por nuestros alumnos en los Estudios de Pilates. Algunos buscan el Pilates por este motivo, ya otros, acaban desarrollando en problema a lo largo de los años.

Cualquier persona puede desarrollar algún tipo de patología en el hombro, pero la mayoría de ellas son relatadas por mayores, personas que practican alguna modalidad deportiva, y aun profesionales que desempeñan actividades repetitivas.

La principal queja en casi todos los casos es dolor en las rotaciones y abducción de hombro. En algunos casos, el cuadro álgico aumenta durante la noche y muchas personas, relatan éste como el primer síntoma. A veces, solamente se comenta “últimamente vengo sintiendo dolor en mi hombro cuando me despierto”.

Nosotros profesionales de la salud, debemos estar siempre atentos. Si ya no se hacía antes, llegó la hora de dar énfasis al trabajo de hombro en nuestras clases.

La articulación del hombro, es responsable por gran parte en nuestras actividades de vida diaria y lesiones en esta articulación incapacitan los alumnos y es por esto que muchos buscan el Pilates como método de tratamiento.

Y nosotros debemos siempre tener el entendimiento de la lesión para que podamos mostrar a la persona que es posible sí, hacer la clase de Pilates aunque se esté con dolor. Siempre hay una manera de realizar los ejercicios de acuerdo con la tolerancia del alumno.

Entendiendo el Complejo del Hombro

El complejo del hombro está formado por tres estructuras óseas: humero, clavícula y escápula (omóplato). Hay tres articulaciones principales, siendo la Glenohumeral (GH) la mayor y más importante de ellas, estando formada por la unión del humero con la fosa glenoidea de la escápula.

La cabeza del humero es mayor que la glenoidea lo que genera inestabilidad en la articulación. Por esto, hay varios elementos estabilizadores en la articulación y la cápsula articular es una de ellas, un tejido que recubre el hombro. Ella impide que el humero exceda la amplitud de la articulación, evitando así las luxaciones.

La GH es una articulación esférica, con tres grados de libertad. Posee como movimientos la flexión, extensión, hiperextensión (cuando ultrapasa la línea anatómica), rotación interna, externa, abducción, aducción (vuelta a la línea media), flexión y extensión horizontal y más  el movimiento de circunducción que consiste en combinar todos estos.

Hay aún, otras dos articulaciones componiendo este complejo: la articulación esternoclavicular que une el esternón a la clavícula y su función es aumentar la amplitud de movimiento del humero. La articulación acromioclavicular abarca la extremidad acromial de la clavícula con el acromio y es en esta articulación, que ocurre la mayor parte de los movimientos de la escápula.

Existe también una pseudo articulación que es la articulación entre la escápula y el tórax. La escápula, funciona como una base estable para la movilidad de la GH y en total, son 16 músculos insertados en la escápula. Por esto, su importancia en la articulación GH, bien como en la postura.

Es imposible hablar sobre el hombro y no recordar del Manguito de los Rotadores que es compuesto por los tendones de los músculos redondo menor, supra e infraespinoso y subescapular.

Ellos envuelven la cabeza del humero y tiene como función, ser responsable por la desaceleración de hombro, mantener el humero contra la cavidad glenoidea, movimiento de rotación y también garantizar que músculos más grandes puedan ejercer su funcionalidad.

El deltoides es el músculo más superficial del hombro, es dividido en tres porciones y es responsable por la forma redondeada de la articulación. La porción proximal del músculo pectoral mayor está localizada en esta articulación, que realiza los movimientos de aducción y rotación externa de hombro.

Ya el pectoral menor, tiene acción en el movimiento escapular. El dorsal ancho está localizado en la parte posterior del tronco, siendo responsable en la articulación de hombro por los movimientos de extensión, aducción y rotación externa.

Otro músculo relevante para nuestro conocimiento sobre el hombro es el trapecio y difícilmente encontramos algún alumno que no tensione esta musculatura durante la realización de los ejercicios. Esta compensación genera principalmente problemas en la región cervical.

Los ligamentos, también son importantes estabilizadores de hombro, y se accionan durante los movimientos y se contraen o se relajan para evitar también movimientos de luxación de la articulación.

Principales Patologías de Hombro

Lesión de Manguito de los Rotadores

Los tendones del Manguito, están entre el acromio de la escápula y el tubérculo mayor del humero. Las lesiones en estos tendones se dan por ruptura y varían en grado de acuerdo con el acometimiento.

Las causas son variadas, pudiendo ser una prominencia del acromio, espesamiento de los tendones, debilidad muscular, esfuerzo repetitivo generalmente con el brazo elevado, también algún proceso degenerativo natural con la edad, problemas vasculares e incluso factor genético.

Pacientes relatan dolor en la región del brazo al mover los hombros para arriba.

Bursitis

Es la inflamación de la bursa. Una bolsa serosa que tiene como función amortiguar el impacto del humero en la cavidad glenoidea y facilitar el desplazamiento de los tendones.

Cuando diagnosticado con esta patología, es porque algo está mal en la articulación. El dolor es irradiado para el miembro superior y el dolor aumenta durante la noche.

Tendinitis del Bíceps

El bíceps está localizado en la parte de adelante del brazo y tiene tres tendones. Uno de ellos, se insiere en el brazo y los otros dos en el hombro y la persona con tendinitis del bíceps o bicipital siente dolor en la parte de adelante del hombro.

Ella se da por exceso de uso o esfuerzo repetitivo del brazo, causando una lesión directa en el tendón. El dolor relatada es al mover el brazo o el hombro, levantar el brazo por encima de los 90º a la palpación.

Síndrome del Impacto del Hombro

El acromio puede ser de tres maneras diferentes: recto, curvo o en gancho.

Los dos últimos pueden causar atrito en los tendones y bursa a lo largo de los años o aún, el individuo puede desarrollar una prominencia ósea.

Como consecuencia de esto, surgen las tendinitis y bursitis y a largo plazo puede ser muy incapacitante. Es la patología más común del hombro.

Capsulitis Adhesiva

Ocurre un espesamiento de la cápsula que envuelve el hombro y no se sabe la causa. Genera dolor y limitación de los movimientos y puede resolverse mismo sin tratamiento, pero lleva algunos años.

Ella genera otras consecuencias por la inmovilidad del hombro.

Pilates para el Hombro – Cómo el Método ayuda en el Tratamiento

El Método trae diversos beneficios para esta articulación y no solo en relación al tratamiento, pero también en la prevención. Es propio de los ejercicios trabajar fuerza y también estiramiento, primordiales para una buena recuperación.

Además, se trabaja con ejercicios rotacionales, isométricos y descarga de peso, que son protocolos para tratamientos de patologías de hombro. Es común ganar movilidad también en individuos sanos.

No solo se trabaja en la musculatura del hombro, pero sí de toda la cintura escapular cuando trabajamos ejercicios posturales, como citados en los ítems anteriores que están directamente conectados al buen funcionamiento del miembro superior.

Además, cuando hay alguna limitación de movimiento, proveniente de la patología, el Pilates previene otras complicaciones, pues permite trabajar estructuras que están ligadas al hombro, dando sustentación, evitando acortamientos y pérdida de fuerza.

Vale recordar que, para muchas personas, este momento de la clase es cuando realizan algún movimiento del brazo por encima de los 90º. Muchas pasan el día sentadas, realizando el mismo movimiento, como por ejemplo el uso del ratón.

Así muchas personas no se dan cuenta que los beneficios del Pilates van más allá de sentir la musculatura, el simples hecho de pensar en el cuerpo y el movimiento que está siendo realizado ya hace toda la diferencia en el cuerpo y en la articulación.

Las personas tienen por hábito no dar mucha importancia para el dolor o la incomodidad justo cuando les surge. Principalmente en el hombro pues piensan que “durmieron de mala manera” o “hicieron forzaron demasiado algún movimiento”.

Ellas tienen la costumbre de tratar con hielo, en casa mismo. Y cuando buscan por diagnóstico, el problema ya ha progresado. Así nos cabe a nosotros tener esta mirada de que se necesita de un diagnóstico para orientar nuestros alumnos. Y también instruirlos.

Ejercicios de Pilates para Prevención de Lesiones del Hombro

Push Up

  • Ejercicio como el Push Up puede ser usado como prevención de las lesiones de hombro. Pero, exige que el alumno tenga buena consciencia corporal y contracción abdominal además de buen estiramiento de cadena posterior.
  • De pie, el alumno lleva las manos hasta el suelo, va alternando los brazos hasta llegar a la posición de plancha.
  • Luego realiza apoyos, expirando en la extensión de hombros y codos y luego vuelve a la posición de pie también alternando los brazos por el suelo.

Flying Eagle

  • Este ejercicio tiene como foco el trabajo de extensores de tronco, pero es utilizado también para trabajar la movilidad de hombro.
  • Él permite gran amplitud y algunos alumnos sientes, incluso estiramiento de tríceps y romboides.
  • Alumno tumbado en decúbito ventral, de frente al tower, posiciona las manos en la barra.
  • Expirando realiza la extensión de tronco, extendiendo los brazos en dirección al techo. Las crestas ilíacas deben estar apoyadas.

Plancha en el Reformer

  • Manos en la barra, codos extendidos, tronco alineado, piernas juntas.
  • Expirar llevando el tronco para adelante, flexionando los hombros.
  • En este ejercicio, es importante poner un muelle más pesado para trabajo de miembros superiores, caso contrario, se trabaja más el abdomen.

The Frog

  • Manos apoyadas en el Chair, hombros en rotación interna, pies con talones juntos, sin apoyo de cadera en el chair.
  • Flexionar y durante la expiración, extender los codos, sin mover las rodillas.
  • Se trabaja tríceps, trapecio y cintura escapular.

Cuidados durante el Tratamiento de Rehabilitación de Hombro

Se deben evitar, en primer lugar, cualquier movimiento descrito por el alumno que le cause dolor. Movimientos de rotación (los más amplios) generalmente no se toleran, bien como aquellos que causan alguna inestabilidad en la articulación. Es primordial, no ultrapasar la amplitud de 90º.

En la fase inflamatoria, lo ideal es dejar la articulación reposar. Normalmente, el alumno está haciendo uso de algún medicamento y poniéndose hielo en casa, pero nada le impide de realizar movimientos isométricos de tríceps o bíceps, por ejemplo, a menos que tenga una tendinitis del tendón del bíceps.

La progresión de los ejercicios se debe dar de forma gradual. Los que causan inestabilidad, deben venir siempre por último. La mayoría de los alumnos sienten recelo en realizar algún movimiento, o incluso volver a realizar si se pasó algún tiempo inmovilizado.

Debemos explicar con calma y en cada clase, los beneficios y los mecanismos de cada ejercicio. El alumno precisa tener confianza en aquello que está haciendo para poder hacer de forma correcta y eficaz.

Conclusión…

El Método Pilates, es, sin dudas un gran aliado en la recuperación de personas que sufren con alguna patología en el hombro.

Proporciona grandes posibilidades de ejercicios, desde la fase inicial del tratamiento hasta el desaparecimiento del cuadro álgico.

Además, es posible evitar la recidiva o aún el surgimiento de dolor en alumnos que ya sabemos de su predisposición.

Precisamos estar atentos a cualquier señal y/o síntoma presentado por el alumno e iniciar el trabajo con énfasis en el hombro lo antes posible.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *