Posted in:

¿Como explicar a los Alumnos la Importancia del Suelo Pélvico?

Usted instructor, ¿solicita a su alumno la activación del suelo pélvico en las clases de Pilates?

Sabemos de la importancia del suelo pélvico como uno de los componentes de nuestro tan famoso “powerhouse”, ¿pero realmente será que sus comandos verbales llevan a su alumno a entender por qué necesitamos tanto de él?

En este texto vamos a reflexionar juntos sobre la importancia de esta región y además sumar conocimiento sobre los comandos necesarios para la mejor activación de esta región “impar” para el Pilates.

La Ciencia del Power House

Los músculos que componen el powerhouse son:

  • Conjunto de los abdominales: Recto, Oblicuo Interno y Externo y Transverso Abdominal
  • Conjunto de los extensores de la columna: Erectores de la Espina, Semiespinales y Espinales
  • Conjunto del Suelo Pélvico
  • Extensores y Flexores de la Cadera

Ya estamos “calvos” de saber la composición de nuestro PH.

Sin embargo, llevando en consideración un conjunto tan grande de músculos, debemos recordar que nuestro alumno, normalmente, no tiene conocimiento anatómico y puede no entender bien cuando proveemos el comando “contrae el powerhouse”, o la información de “llevar el ombligo a la espalda”

Por lo tanto, nos corresponde desde las primeras clases dedicar un tiempo considerable para enseñar de forma didáctica, como activar y que cantidad de fuerza emplear en los músculos.

Didáctica

De una forma general, las primeras clases con nuestro alumno debe ser planificada para llevarlo a conocer estos músculos, sea por uso de imágenes, informaciones táctiles y principalmente en la forma de ejercicios, para que la progresión de los ejercicios sea eficiente.

En esta fase inicial, también debemos llevarlo a la concientización de la respiración acompañando el movimiento, dictando el ritmo constante de la clase y obteniendo concentración suficiente para una buena ejecución.

Nada de movimientos “fantásticos”, recuerde que es en esta fase que el alumno va automatizar estas informaciones importantes. No se preocupe en querer acelerar de más las fases.

En la fase donde el alumno se encuentra todavía aprendiendo a conocer al propio cuerpo, es importante que los movimientos sean simples para que el perciba la evolución en cada uno de ellos y así, pueda accionar los músculos de la forma como se debe.

Después la estabilidad comenzara a ser reconocida por el instructor, con los movimientos quedando refinados y armónicos, es que podemos certificarnos que la activación de la “casa de fuerza” está realmente siendo sentida por el alumno.

Respiración en Pilates

Es en esta fase también que debemos presentar a los tres tipos de respiración que podemos usar en Pilates.

Según Isacowitz (2013), podemos utilizar en nuestro método:

Respiración Activa – más dinámica y sonora, asociada a ejercicios como The Hundred, por ejemplo

Respiración Intercostal – o lateral, donde los músculos abdominales quedan activos durante la inspiración e la expiración

Patrón Respiratorio Especifico – donde usamos una inspiración para una fase del movimiento y una expiración para otra fase

Entre las tres, la segunda llama mucho la atención pues, según los más recientes estudios, la activación del suelo pélvico, juntamente con el transverso abdominal, está más evidente en la fase expiatoria del movimiento.

Es en esa respiración, donde los músculos abdominales están siendo solicitados todo el tiempo, que se nota la activación del suelo pélvico.

Se sabe que con el pasar de edad esa musculatura se torna más vulnerable a las presiones intra-abdominales, y casos de mujeres principalmente, con disfunciones son recurrentes.

Además, algunos estudios (BARBOSA, 2014) también indican que algunas prácticas deportivas como Jump, Musculación y Corridas, también pueden favorecer el aumento del número de casos.

Por lo tanto, es importante que las actividades físicas que promuevan el fortalecimiento y/o la prevención de las disfunciones del SP sean evidentes.

Método Pilates y El Suelo Pélvico

Que el Pilates hace parte de estas actividades ya lo sabemos, lo que pretendemos discutir aquí es si durante las clases, nosotros instructores, estamos solicitando a nuestro alumno que el contraiga esa musculatura tan importante.

Sabemos que en el día a día las rutinas, a veces, nos hacen trabajar de forma automática y hasta hablar siempre de la misma forma como, por ejemplo: “contraiga el abdomen… lleve el ombligo hasta la espalda… etc..” Olvidándonos que, sin el debido comando, nuestro alumno no va a lograr enviar comandos neurales para ejecutar lo que estamos queriendo.

El comando “aguanta las ganas de orinar”, o “imagina una línea trayendo su abdomen en sentido de la cabeza” pueden ayudar mucho.

Además, si sabemos que, en la expiración forzada, o en la respiración lateral nuestros músculos pélvicos y profundos son más solicitados, nos corresponde variar lo máximo posible esos tipos de respiraciones con los ejercicios, para que nuestro alumno tenga los mejores beneficios.

Como dijimos al inicio, nuestro alumno no está apto para contraer el suelo pélvico, somos nosotros que debemos a través de nuestros comandos influenciarlo para que eso suceda.

Por ejemplo, una sugerencia, por que en vez de gastar tanto tiempo buscando nuevos ejercicios, cada vez más desafiantes, a veces todavía hasta en la fase de aprendiz, ¿no nos preocupamos en hacer que nuestro alumno ejecute el mismo ejercicio cambiando solamente el tipo de respiración empleada en él?

Conclusión…

Podemos cambiar toda la intensidad del movimiento apenas modificando el patrón de inspiración y de la expiración.

Claro, que eso exigirá una planificación adecuada, que necesitará siempre estar acorde con el nivel del alumno, mientras él logra coordinar movimientos y respiración.

Pero, como instructores bien preparados, necesitamos identificar esos perfiles para escoger el mejor momento para colocar cada información.

Una vez más, la didáctica y la organización de las clases se están mostrando cada vez más importantes para aquellos que pretenden usar el Método Pilates para alcanzar resultados.

No logramos nada en la vida sin planificación, cierto?

 

Referências Bibliográficas
  • ANDREAZZA, E. I. SERRA, E. A influência do método pilates no fortalecimento do assoalho pélvico.
  • BARBOSA, L.J.F. Função dos músculos do assoalho pélvico: comparação entre mulheres praticantes do método pilates e sedentárias. 2014.
  • ISACOWITZ, R. CLIPPINGER, K. Anatomia do pilates. 2013. Ed. Manole.

Written by Sabrina Costa Teno

Sabrina Costa Teno

- Graduada en Educación Física en la Universidad Nove de Julho / Bacharel y licenciatura (2006)
- Postgrado en Biomecánica del aparato locomotor y valoración física en la FMU (2008)
- Curso de Mat Pilates en el Instituto de Educación Física y Deporte (2009)
- Curso de Pilates en aparatos en la Voll Pilates (2012)
- Curso de entrenamiento funcional – preparación para el entrenamiento físico (2013)
- Curso de Pilates Avanzado en la Voll Pilates (2014)
- Curso de Pilates Aéreo (2015)
- Trabaja actualmente como Personal Trainer y es propietaria del estudio de Pilates y entrenamiento funcional ¨Infinity Pilates¨

3 posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *